publicidad

Otros

Comer en familia, contra obesidad

Factores del medio ambiente así como la educación son variables determinantes para el alto índice de obesidad que se vive en el mundo.

  • 21/09/2012
  • 16:07 hrs.

La vida moderna es un factor muy importante que ayuda al aumento de la incidencia de obesidad en el mundo, dijo a SUMEDICO el doctor David Heber, director del centro para la Nutrición Humana en la Universidad de California en Los Ángeles y considerado como uno de los mejores médicos de Estados Unidos.

“Los controles remotos, las escaleras eléctricas, todo ese tipo de comodidades nos impiden movernos, caminar; eso y que en muchos alimentos hay azúcares y grasas escondidas son factores que han promovido la obesidad en el mundo, y sobre todo en México, que ocupa un lugar preponderante en los índices de obesidad en el orbe”, reveló el especialista.

No obstante, señaló que, si bien la educación es un factor importante para el avance de la obesidad, no lo es todo, ya que existen variables en el medio ambiente que pueden incidir en los incrementos.

“Mucha gente no sabe que la salsa catsup, por ejemplo, tiene azúcar; los carbohidratos refinados tienen muchas calorías y los alimentos procesados contienen mucha grasa, y nada de esto se encuentra en las etiquetas que están en los frascos o en las cajas de los alimentos, es necesario que haya una evolución en ese sentido, tanto en la comida que se vende en supermercados como en los mismos restaurantes”, explicó.

Indicó que para que esto suceda el gobierno debe intervenir para que la información en las etiquetas comience a regularse de acuerdo al contenido de los alimentos, “porque en muchas ocasiones los alimentos procesados que se comercializan contienen elementos que no están señalados en la etiqueta”, señaló, y abundó sobre la manera como esto podría ayudar a que la gente conozca mejor qué es lo que come y de qué manera la afecta. 

Respecto a los videojuegos como generadores de sedentarismo y obesidad, el autor de los libros “La dieta de figura L.A.” y “¿De qué color es tu dieta?” señaló que los niños deben aprender a tener un balance entre el uso de juegos de video y computadoras, con la práctica deportiva y el uso del cerebro. 

Señaló también que si bien el uso de la bicicleta ha tomado un auge como hábito para tener buena salud, hay ciudades en las que es imposible que convivan bicicletas con automóviles, “por ejemplo en México puede resultar muy peligroso”, así es que recomendó otro tipo de actividades como correr o asistir a un gimnasio, “de esa forma ayudaremos a que el corazón tenga buena salud”, advirtió.

Familia, comida y obesidad
El doctor Heber refirió que una parte importante de la lucha contra los índices de obesidad es la convivencia en familia, “ya que estudios científicos han demostrado que cuando se come en familia se reduce de forma importante el desarrollo de obesidad, sobre todo si la comida es saludable y se tienen buenos hábitos”, señaló y compartió que, al menos dos terceras partes de un plato de comida debe contener frutas y vegetales, así como pollo y pescado, y debe reducirse el consumo de refrescos, papas fritas y carne roja o saturada de grasas.

Un factor importante es tener un buen desayuno, “porque el desayuno debe tener las proteínas necesarias para llevar en el día y poder controlar la nutrición diaria. Si se tiene un desayuno saludable el beneficio es mayor”, señaló.

Señaló también que la población latina, tanto de México como de Estados Unidos y el resto de Centro y Sudamérica debe poner más empeño en cuidar su alimentación, toda vez que, por genética, está más predispuesta a padecer obesidad y las enfermedades que derivan de esta.

“Hace 12 mil años no había mucha comida, hubo escasez de comida y el organismo tuvo que adaptarse a vivir casi en la inanición, entonces los mismos genes se predispusieron a la obesidad cuando hubo comida suficiente”, explicó.

Finalmente, el doctor Heber, que también funge como presidente del Congreso Consultor de Nutrición de Herbalife, señaló que, en su experiencia, ha demostrado que el cerebro tiene también cierta relevancia en el incremento de los índices de obesidad, ya que “el 50% de los pacientes que he atendido tienen un problema de adicción a las drogas tan intenso como puede ser el alcoholismo o la drogadicción”, concluyó.

publicidad

publicidad

publicidad