publicidad

Otros

Cinco características de las personas intolerantes

Se caracterizan por juzgar a los demás de una manera muy negativa

  • 04/12/2016
  • 14:00 hrs.
¿Te han dicho que tienes una mentalidad primitiva, eres prejuicioso y te dejas influenciar por estereotipos? Tal vez seas una persona intolerante, pero ¿cómo confirmarlo?

Las personas intolerantes se caracterizan por juzgar a los demás de una manera muy negativa, lo que les puede traer conflictos en su entorno.

No es malo ser intolerantes, tal vez todos lo hemos sido alguna vez, pero el problema es cuando no se puede controlar esa actitud y lastimamos a los demás.

Para saber si eres intolerante, sólo analiza si tienes alguna de las siguientes características.

Discriminas


Los que no son tolerantes se enfurecen ante situaciones que van en contra de lo que habitualmente conocen.

Por ejemplo, no toleran la homosexualidad o relaciones abiertas, aunque no sepan a detalle por qué les molesta tanto.

Rechazan de forma gratuita a los demás y los ofenden de sobremanera.

Son fanáticos de sus ideas


Se aferran a sus creencias e ideas, y no hay poder humano que les haga cambiar de opinión.

Esto sólo provoca que los demás se alejen o en algunos casos otros se unan, lo que conlleva a un grupo de fanatismo.

Escuchan lo que quieren


No soportan escuchar las ideas de los demás así que bloquean escucharlos y buscan imponer sus puntos de vista.

De esta manera ninguna de sus creencias se modificarán y tendrán el control.

Explotan con cualquier cosa


Al demostrarles que no tienen razón, puede que acepten tu visión pero también puede enfardarse, recriminar y perder los estribos por completo.

No soportan las críticas


Algo similar ocurre cuando reciben críticas, pues no asumen que estén haciendo algo mal o incorrecto.

Cuando alguien los juzga, creen que la otra persona es la que está mal.

Tampoco aceptarán jamás que se equivocaron ni se harán autocríticas.

Con este tipo de persona lo mejor es mantener distancia y no tratar de discutir o cambiarlos.

Al final puede resultar peor y no te aportará nada bueno.

(Con información de Mejor con Salud)

publicidad

publicidad

publicidad