publicidad

Aproveche estos superalimentos otoñales
Alimentos y Tendencias

Aproveche estos superalimentos otoñales

El otoño es el período que comprende los meses de septiembre, octubre y noviembre en el hemisferio norte y marzo, abril y mayo en el hemisferio sur

  • The New York Times
  • 15/10/2019
  • 12:57 hrs.

Las calabazas, las coles de Bruselas y las manzanas son increíbles superalimentos otoñales, y el motivo perfecto para ponerse a cocinar.

La calabaza, barata y versátil, es rica en fibra y vitamina A. Para hacer un fácil puré de calabaza, corte la calabaza en dos, retire las semillas y hornee durante una hora a unos 350 grados Fahrenheit (unos 177 grados Celsius). Saque la carne y hágala puré con aceite de oliva, romero fresco picado, queso pecorino rallado y sal.

Asarlas es también una magnífica manera de preparar las coles de Bruselas, ricas en las vitaminas C y K. Corte las coles de Bruselas por la mitad y sofría con un poco de aceite de oliva en una sartén grande con el fuego alto hasta que se doren ligeramente. Entonces, hornee en un horno precalentado a 400 grados Fahrenheit (unos 204 grados Celsius) durante ocho a 10 minutos. Rocíelas con vinagre balsámico y avellanas picadas.

Las manzanas son una excelente fuente de fibra, que satisface el hambre, y las manzanas horneadas en una olla de cocción lenta se convierten en un postre fabuloso y saciante que se prepara rápidamente.

 

Puedes leer: Siete alimentos para el cerebro

 

Manzanas horneadas fáciles:

1/4 taza azúcar moreno1/4 taza nueces o pacanas picadas, pasas o ciruelas 2 cucharadas de mantequilla1 cucharadita de canela6 manzanas Gala o Macintosh 1/2 taza de jugo o sidra de manzana2 cucharadas de licor de naranja (opcional) En un bol grande, mezcle el azúcar, las nueces, la mantequilla y la canela para hacer un relleno.

Usando una cuchara para pomelo con los bordes afilados, un sacabolas de melón o un cuchillo de pelar pequeño, quítele la mayor parte del centro a cada manzana, dejando más o menos 1/2 pulgada (casi 1.3 centímetros) en la base. Con una cuchara, eche el relleno en cada manzana y coloque las manzanas en la olla de cocción lenta. Eche el jugo o la sidra de manzana y el licor (si va a usarlo) en la olla de cocción lenta alrededor de las manzanas.

 

 

También te puede interesar: Piñas podrían reducir los ronquidos: NASA

Programe la olla de cocción lenta a fuego alto y cocine durante 2.5 a 3 horas, hasta que las manzanas estén blandas y comiencen a desmoronarse. Sírvalas calientes. Refrigere los sobrantes durante hasta 3 días en un recipiente hermético.

Nota: Si no tiene una olla de cocción lenta, precaliente el horno a 350 grados Fahrenheit (unos 177 grados Celsius), use una cacerola de 7 por 11 pulgadas (de 18 por 28 centímetros) y añada los ingredientes como se describió antes. Cubra la cacerola con papel aluminio y hornee durante 45 a 60 minutos.

Porciones: 6


publicidad

publicidad

publicidad