Advierten peligro de comer atún en niños y durante embarazo
Alimentos y Tendencias

Advierten peligro de comer atún en niños y durante embarazo

Otro pescado que se come comúnmente es el atún albacora (blanco) que tiene más mercurio que el atún enlatado claro.

  • INGRID SILVA
  • 19/11/2019
  • 18:44 hrs.

Primero fue un estudio realizado por el Laboratorio de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), durante el período del 5 de octubre al 14 de diciembre de 2018, en el cual, por medio de la aplicación de 3,021 pruebas a 57 presentaciones de distintas marcas de atún en presentación compacta o sólida, se dio a conocer que al adquirir estos productos no se adquiere realmente atún sino una mezcla de atún con soya, en distintos porcentajes conforme a la marca.

En total Profeco encontró que 18 marcas de atún contenían soya, sin que se precise al consumidor el contenido de dicho pescado 

Te recomendamos: OMS pide a farmacéuticas insulina más barata

El peligro de comer atún durante el embarazo y en la infancia

En ese sentido, Nicolás Olea, catedrático de la Facultad de Medicina en Granada lleva veinte años en el estudio del impacto de los disruptores endocrinos como las sustancias químicas que afectan el equilibrio hormonal en la población, por ejemplo, el mercurio que se ha detectado en el atún, como explica a continuación:

“La recomendación de no comer atún llega con 20 años de retraso. Hemos detectado que muchos niños con déficit de atención o hiperactividad han tenido mayor exposición al mercurio durante el embarazo”.

Al respecto, en su publicación “Libérate de tóxicos” (RBA), Olea exige una mayor regulación para este tipo de contaminantes químicos a los que estamos expuestos diariamente a través de alimentos como el atún.

En ese sentido, la United States Enviromental Protection Agency (EPA), ha aclarado que el pescado y los mariscos son parte fundamental de una dieta saludable pues proporcionan proteína de calidad y otros nutrientes esenciales que contribuyen al buen funcionamiento del corazón y el adecuado desarrollo de los niños.

Pese a lo anterior, también detalla que casi todos los pescados y mariscos contienen algunos rastros de mercurio, aunque esa cantidad, la mayoría de ocasiones no es de relevancia para la salud de los seres humanos.

Respecto a los productos de los que existe clara evidencia de su toxicidad, el investigador explica que se denominan como compuestos CMR (Carcionogénicos, Mutagénicos y Reprotóxicos) y que la única exposición que existe es la profesional, que está muy regulada, aunque en el caso de los disruptores endocrinos, estos tienen la capacidad de alterar y afectar el sistema endocrino, además de estar presentes en todo tipo de objetos habituales de consumo, entre ellos:

- Cosméticos

- Embalajes

- Textiles

- Alimentos

- Pesticidas

- Herbicidas.

En el caso de algunos pescados y mariscos contienen niveles altos de mercurio que pueden perjudicar el desarrollo fetal o el sistema nervioso en vías de desarrollo de un niño pequeño.

¿La realidad? La realidad es que los riesgos del mercurio en pescados y mariscos dependerán de la cantidad de pescados y mariscos que se consuman y los niveles de mercurio presentes.

Te recomendamos: ¿Qué es la hemoglobina glicosilada?

Finalmente, la recomendación de la U.S Food and Drug Administration (FDA) y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) aconsejan a las mujeres en edad fértil, las mujeres lactantes, mujeres embarazadas y niños pequeños que eviten comer algunos tipos de pescados y mariscos, por ejemplo el atún.


publicidad

publicidad

publicidad