7 beneficios del mangostino probados por la ciencia

El fruto tiene un tamaño de una tangerina y pesa de 80 a 140 gramos

Conforme información del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, el mangostán, mangostino, mangosto o mangostín,  es una fruta exótica proveniente de árboles tropicales que no tiene nada que ver con el mango y es originario del continente asiático:

7 beneficios del mangostino probados por la ciencia

"Es conocido por sus propiedades curativas, antioxidantes y regenerativas. Fue descubierto y estudiado por el sacerdote Laurentiers Garcin, de ahí su nombre científico Garcinia Mangostana"..

El fruto tiene un tamaño de una tangerina y pesa de 80 a 140 gramos. Su cáscara es suave, de color morado y gruesa, la cual protege el suave relleno blanco del fruto agrupado como en una mandarina:

"Su sabor es meloso, dulce, sumamente azucarado. Debe cosecharse madura ya que una vez separada del árbol, se detiene el proceso de maduración".

imagen-cuerpo

7 beneficios del mangostino probados por la ciencia

Así, el mangostino es un alimento nutritivo y poco común en la alimentación mexicana que aporta múltiples beneficios para la salud, entre ellos:

1. Combate las alergias

2. Fortalece el sistema inmunológico

3. Previene enfermedades respiratorias

imagen-cuerpo

4. Fortalece la salud del sistema nervioso

5. Aporta energía

6. Beneficia la digestión

imagen-cuerpo

7. Tiene efecto diurético.

¿Más beneficios?

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Médicos e Investigadores del Mangostán, A.C., el pericarpio del mangostán es una fuente importante de xantonas y otras sustancias bioactivas.

Los flavonoides que contiene es uno de los antioxidantes más potentes de la naturaleza, superando la vitamina C y E. Al respecto, información publicada por la Fundación CANNA refiere que los flavonoides tienen grandes actividades farmacológicas en modelos "in vitro" tales como: antioxidantes, antiinflamatorias, antialérgicas, antibióticas, antidiarreicas y contra el cáncer. 

Además de los beneficios anteriores, su consumo regular también combate la inflamación, previene enfermedades cardíacas, reduce la hipertensión, mejora la función urinaria, elimina el mal aliento, mejora la alerta mental, combate y previene las alergias, mejora la piel, cura heridas bucales y disminuye el colesterol "malo".

imagen-cuerpo

Finalmente, recuerda que no existe un alimento "mágico" o "curativo", por ello, es importante acudir siempre con un especialista en Nutrición quien indicará un plan de alimentación equilibrado y nutritivo que incluya alimentos como el mangostino o mangostán.

Con información de: Secretaría de Salud y  Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera