5 pasos para comenzar con la dieta mediterránea fácilmente

Es un tipo de alimentación que se basa en la cocina tradicional de los países ribereños del mar Mediterráneo.

Mucho hemos escuchado de los beneficios de la dieta mediterránea para la salud pero ¿qué es la dieta mediterránea? Conforme información publicada por Mayo Clinic, la dieta mediterránea es un régimen que combina lo básico de una alimentación "sana" con los sabores y métodos de cocina tradicionales del Mediterráneo. Te contamos lo que debes saber de la dieta mediterránea.

5 pasos para comenzar con la dieta mediterránea fácilmente

Te recomendamos: 7 beneficios del tamarindo para tu salud que debes conocer

5 pasos para comenzar con la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es uno de los planes de alimentación saludable recomendados por las Dietary Guidelines for Americans (Pautas de Alimentación para los Estadounidenses) para promover la salud y prevenir las enfermedades crónicas y también es una dieta reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una dieta sana y sostenible, y por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCOcomo un activo cultural intangible.

¿Qué es la dieta mediterránea? La dieta mediterránea es un tipo de alimentación que se basa en la cocina tradicional de los países ribereños del mar Mediterráneo aunque, es importante aclarar que no existe una definición única de la dieta mediterránea pero sí existen algunos alimentos que generalmente son incluidos como vegetales, granos enteros, frutas, frijoles, semillas, frutos secos y aceite de oliva.

imagen-cuerpo

En ese sentido, existen 5 pasos para comenzar con la dieta mediterránea:

1. Consumo diario de frutas, verduras y granos enteros. Intenta consumir de 7 a 10 porciones diarias de frutas y verduras. Cambia a pan, los cereales y las pastas integrales que están elaborados a base de granos enteros.

2. Consumo semanal de pescado, aves, frijoles y huevos. Come pescado dos veces por semana. El atún fresco o enlatado al agua, el salmón, la trucha, la caballa y el arenque son opciones saludables. El pescado asado tiene buen sabor y requiere poca limpieza. Evita el pescado frito.

3. Porciones moderadas de productos lácteos. Come yogurt griego o natural bajo en grasa y pequeñas cantidades de una variedad de quesos.

4. Consumo diario de grasas saludables como aguacate y aceite de oliva. En lugar de poner mantequilla o margarina en el pan, trata de mojarlo en aceite de oliva saborizado.

5. Consumo limitado de carne roja como la carne de res. Sustituye la carne por pescado, aves de corral o frijoles. Si comes carne, asegúrate de que sea con poca grasa y de que las porciones sean pequeñas.

imagen-cuerpo

Otros elementos importantes de la dieta mediterránea consisten en:

- Compartir las comidas con la familia y los amigos

- Agregar un toque de sabor con hierbas y especias que además disminuyen la necesidad de sal en los alimentos.

- Disfrutar de una copa de vino tinto. La dieta mediterránea típicamente permite el vino tinto pero con moderación.

- Estar físicamente activo.

También te sugerimos: Queso protege contra problemas de memoria asociados con la edad

Finalmente, recuerda que ya sea la dieta mediterránea o cualquier otra dieta, siempre debes consultar con un especialista acerca de las mejores alternativas de alimentos nutritivos para ti y también las cantidades más recomendadas.

Con información de: OMS, UNESCO y Mayo Clinic