publicidad

5 frutas de temporada para comer en septiembre y sus beneficios
Alimentos y Tendencias

5 frutas de temporada para comer en septiembre y sus beneficios

Las frutas de temporada en septiembre son ricas en antioxidantes y fibra. Foto: PIXABAY

Comer frutas de temporada no solo le da variedad a nuestra dieta, también aporta múltiples beneficios a la salud de nuestro cuerpo

  • SUSANA CARRASCO
  • 11/09/2020
  • 12:47 hrs.

Consumir frutas de temporada no solo es más natural, también nos permite ahorrar dinero y tener un consumo mucho más responsable con el medio ambiente, además de que podemos obtener muchos beneficios a la salud. Por ello, aquí te decimos cuáles son las frutas que puedes comer en septiembre y todo lo que aportan a tu cuerpo.

No siempre es posible saber cuáles frutas son de temporada en septiembre, así que enlistamos para ti algunas de las opciones que darán variedad a tu mesa en estos días y te harán sentir mucho más saludable.

Hay sabores para todos los gustos, así que toma nota y disfruta de los todos los beneficios de las frutas de temporada para el mes de septiembre, seguro que te encantarán.

Frutas de temporada en septiembre y sus beneficios

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el consumo mínimo de 5 porciones diarias de frutas y verduras al día.

"Las frutas y las verduras son componentes esenciales de una dieta saludable, y un consumo diario suficiente podría contribuir a la prevención de enfermedades importantes, como las cardiovasculares y algunos cánceres. En general, se calcula que cada año podrían salvarse 1,7 millones de vidas si se aumentara lo suficiente el consumo de frutas y verduras", señalan los expertos.

TAMBIÉN LEE: 5 bebidas para mejorar la digestión de forma natural 

Si ya estás aburrido de lo mismo de siempre, conoce cuáles son las frutas de temporada en este mes para darle variedad a tu dieta y de paso, sentirte mejor que nunca gracias a sus maravillosos beneficios.

1. Granada roja

Originaria de países del medio oriente, ha formado parte de la dieta tradicional mexicana a través del chile en nogada durante esta temporada. El pigmento rojo que posee revela que contiene sustancias llamadas fitoquímicos que le confieren propiedades como un alto nivel de antioxidantes que protegen a las células de la oxidación, evitando que se formen obstrucciones en las arterias y promoviendo una mejor salud cardiovascular.

Se sabe que sus compuestos también protegen contra el cáncer, pues inhiben la proliferación de células cancerosas y promueven su destrucción. Algunos estudios sugieren que incluso disminuye la inflamación en personas que sufren de artritis.

El poder del consumidor señala que contiene además ácido cítrico, que funciona como bactericida y favorece la eliminación de ácido úrico y sus sales a través de la orina, por lo que se recomienda en casos en los que haya problemas de gota y piedras en riñones. Al igual que otras frutas, fortalece el sistema inmunológico y cada uno de los granos de la granada aportan fibra y grasas benéficas, además de potasio, que favorece el equilibrio de minerales en las células, controlando el nivel de sodio en sangre, especialmente en personas hipertensas.

2. Durazno

El durazno es otra fruta de temporada para comer en septiembre y un estudio publicado en The Journal of Agricultural and Food Chemistry, señala que el durazno es alto en antioxidantes, los cuales mejoran muchos procesos celulares que estimulan el sistema inmunológico para prevenir enfermedades. De igual manera, inhiben los efectos del llamado colesterol malo o LDL.

Otro de los beneficios del durazno es que es una fruta de fácil digestión o poco pesada para el estómago, por lo que es excelente para evitar la pesadez y el estreñimiento. Lo ideal es comerla con cáscara para aprovechar mejor su fibra.

Por otro lado, un artículo publicado en Clarín señala que los duraznos contienen mucho fósforo, que es esencial para la salud de los huesos y dientes, ayudando a la efectividad del calcio en la formación ósea. Esta deliciosa fruta podría prevenir también el estrés, pues contiene luteína, un caroteno que revierte el daño causado por los altos niveles de esta emoción negativa.

3. Tuna

La tuna es el fruto de las distintas especies de nopal, puede encontrarse en una variedad de colores que van desde el verde, hasta el rojo y amarillo. Contienen vitamina C, que funcionan como un antioxidante para proteger nuestras células de la oxidación y del desarrollo de enfermedades. Debido a que contienen fitoquímicos, brindan un efecto anticancerígeno y un estudio observó que el jugo de tuna protege contra cáncer de colon y próstata.

Además, su alto contenido en fibra permite reducir las concentraciones de glucosa o azúcar en sangre, disminuir la absorción de colesterol en sangre y evitar la formación de placas que obstruyen las arterias y con ello, la enfermedad cardiovascular.

Son ricas en minerales, principalmente potasio, magnesio, calcio y fósforo, que contribuyen al buen funcionamiento de nuestro cuerpo. De igual manera, entre los beneficios de la tuna destaca que tienen un efecto antiácido y protector de la mucosa gástrica, por lo que se recomienda en casos de gastritis.

4. Guayaba

La guayaba es una rica fuente de vitamina C, de hecho, contiene cuatro veces más que la naranja y también tiene carbohidratos, fibra y otros nutrientes como la vitamina A, hierro, calcio y fósforo. Por su alto contenido en fibras, la guayaba fresca aporta propiedades laxantes y ayuda a reducir los niveles elevados de glucosa o azúcar en sangre.

También contiene compuestos bioactivos como los fenólicos, flavonoides, carotenoides y terpenoides, que le dan un poder antioxidante muy fuerte, evitando el daño a nuestras células y el ADN. Se recomienda comerla con cáscara para aprovechar la fibra y el alto contenido de vitamina C.

5. Ciruela roja

Las ciruelas son ricas en potasio, un mineral que favorece el control del sodio en la sangre, especialmente en personas hipertensas. Si se consume con cáscara, aporta altos niveles de fibra, que combaten el estreñimiento y mejoran la absorción de los nutrientes que llegan al intestino.

Debido a que es color rojo, otro de los beneficios de la ciruela es que posee un poder antioxidante mayor que otras frutas, por lo que reduce los procesos de oxidación en nuestro cuerpo causados por la contaminación, el estrés o un estilo de vida poco saludable. Además, la ciruela roja nos protege de enfermedades cardiovasculares porque no permiten que se formen cúmulos de colesterol que bloquean las arterias.

Ya lo sabes, consumir frutas de temporada en septiembre y en todos los meses del año aportará una variedad deliciosa a tu dieta y de paso, mejorará tu salud notablemente, protegiéndote de enfermedades o disminuyendo las molestias de las que ya están presentes. Tómalo en cuenta y empieza hoy mismo a aumentar tu consumo de frutas. Tu cuerpo te lo agradecerá.

SIGUE LEYENDO: 7 enfermedades que puedes prevenir comiendo duraznos

(Con información de El poder del consumidor)


publicidad

publicidad

publicidad