publicidad

5 alimentos que afectan la circulación de la sangre
Alimentos y Tendencias

5 alimentos que afectan la circulación de la sangre

Fotografía: 65Ymás.com

La circulación sanguínea adecuada depende de lo que comemos pues los problemas en el sistema circulatorio están relacionados con los hábitos de alimentación.

  • INGRID SILVA
  • 18/08/2020
  • 17:30 hrs.

La circulación de la sangre es un tema que genera gran interés pues es relevante para la salud, como explica información de Mayo Clinic, en conjunto, los vasos sanguíneos y el corazón conforman el aparato cardiovascular, que hace circular la sangre y el oxígeno por el cuerpo.

Al respecto, la alimentación como en todo tema de salud, tiene un papel fundamental y en el caso de la circulación sanguínea también. Conoce los alimentos que pueden afectar la circulación de la sangre y los alimentos que mejoran la circulación.

Son distintos los aspectos de la salud que pueden afectarse por el tipo de la alimentación y la circulación sanguínea adecuada depende también de lo que comemos pues los problemas en el sistema circulatorio relacionados con los hábitos de alimentación son frecuentes al consumir determinados alimentos.

Te recomendamos: 10 plantas comestibles mexicanas más nutritivas

5 alimentos que afectan la circulación de la sangre y que muchos prefieren

Una alimentación que incluya de forma habitual opciones ricas en grasas, azúcares u otros minerales puede dañar los vasos sanguíneos y la circulación de la sangre. Te decimos los alimentos que pueden afectar la circulación sanguínea y que se sugiere evitar:

1. Alimentos ricos en sodio. Si bien se trata de un mineral necesario para el cuerpo, un consumo excesivo puede producir retención de líquidos lo cual aumenta el volumen de la sangre para producir hipertensión.

La hipertensión daña las paredes de los vasos sanguíneos, por eso, se sugiere limitar el consumo de salsas, caldos y aderezos industrializados o enlatados, embutidos y quesos amarillos.

2. Embutidos. El procesamiento al cual son sometidos estos alimentos es importante pues algunos aditivos añadidos a estos productos cárnicos pueden afectar los niveles de presión arterial.

3. Grasas trans. Este tipo de ácidos grasos ya ha sido regulado en algunos países pues se utilizan con frecuencia por la industria alimentaria y pueden causar colesterol y triglicéridos altos en sangre. El exceso de estas grasas en sangre genera una circulación y oxigenación deficientes.

Los alimentos que se recomienda evitar son los pasteles y galletas industrializadas, margarinas vegetales y comidas rápidas.

4. Azúcares añadidos. No aportan nutriente alguno, pero pueden perjudicar la circulación por su elevado contenido de calorías que incrementa el riesgo de desarrollar diabetes, obesidad o sobrepeso que afectan la salud cardiovascular.

El consumo frecuente de este tipo de azúcar afecta las paredes tanto de venas como de las arterias.

5. Carnes rojas. Este tipo de carnes no está prohibido, pero se sugiere limitarlo, particularmente aquellos cortes que aportan grasas saturadas. Se recomienda evitar preparaciones fritas o empanizadas.

¿Qué comer para mejorar la circulación?

Así como hay alimentos que pueden afectar la circulación de la sangre, otros pueden beneficiar el aparato circulatorio, por ejemplo:

- Vitamina C. Pueden ser frutas como kiwi, guayaba, naranja, fresas, mandarina, piña, grosella o kiwi.

- Omega 3. Por ejemplo, el pescado azul.

- Especias. Puedes agregar cilantro, canela, ajo, pimienta, cúrcuma o jengibre.

- Antioxidantes. Se sugieren los frutos rojos.

Várices, celulitis y hemorroides, consecuencias de una alimentación inadecuada

Algunas de las consecuencias de la una alimentación inadecuada en la salud cardiovascular son: hipercolesterolemia, ateroesclerosis, aneurismas, accidentes cerebrovasculares y coágulos sanguíneos.

La alimentación inadecuada perjudica la circulación de la sangre y también puede manifestarse como:

- Hemorroides

- Várices

- Celulitis.

También te sugerimos: ¿Cómo hacer tortillas de maíz tradicionales?

Finalmente, además de una alimentación equilibrada y nutritiva evitar el tabaco y el sedentarismo también puede mejorar la circulación pero recuerda siempre acudir con un especialista para recibir la asesoría que requieres.


publicidad

publicidad

publicidad