publicidad

10 trucos para empezar a comer sano en la oficina
Otros

10 trucos para empezar a comer sano en la oficina

No tienes que comer ensalada todos los días para comer sano en el trabajo

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 15/01/2019
  • 12:56 hrs.

Comer sano en la oficina no es imposible y para lograrlo, la nutricionista Natalia Galán, te ofrece siete consejos para comer de forma saludable en tu ambiente laboral.





Las largas jornadas laborales, los desplazamientos y el poco
tiempo libre han obligado a la mayoría de las personas que trabajan a comprar
comida ya preparada y poco saludable en lugar de preparar comida en casa, ¿a ti
también te pasa? Conoce cómo cambiarlo.





Comer sano en la oficina, ¿es posible?





La experta recomienda diez cosas básicas para empezar a comer sano en el trabajo. Toma nota:





1. Aprovecha el fin de semana





El fin de semana es cuando tenemos más tiempo libre, así que
organízate para tomar unas horas y prepara la comida de toda la semana.





Esto es efectivo sobre todo si no tienes mucho tiempo o ganas de cocinar después del trabajo.





comer sano en la oficina




2. Plato de Harvard





Hay una gran variedad de ingredientes saludables que pueden ayudarte a preparar comida sana, pero es importante que lo hagas siguiendo el plato de Harvard.





De acuerdo a la Harvard T.H. Chan School of Public Health, consiste en la mitad del plato con vegetales o frutas, un cuarto de plato con granos integrales y otro cuarto con proteínas. También incluye agua natural, café o té sin azúcar. Limita el consumo de leche o jugos.





comer sano en la oficina




3. Elige alimentos que te den energía





Muchos alimentos pueden elevar tu energía en el trabajo, como los arándanos, que además repercuten positivamente en la memoria y la concentración y favorecen la buena circulación de la sangre hacia el cerebro.





Otros alimentos como el salmón y el aguacate, son ricos en
aminoácidos omega 3, los cuales mejoran la memoria.





snacks para el trabajo




4. Alimentos verdes





No le tengas miedo a los alimentos verdes, existe una gran
variedad de ellos y cada uno puede prepararse de forma deliciosa.





Puedes consumirlos como guarnición o como ingrediente y
debes incluirlos tanto en la comida como en la cena.





La experta recomienda alternar los colores de las verduras de otros colores para obtener distintos nutrientes. También hay que limitar el consumo de pan y carbohidratos porque causan pesadez en el trabajo.





También lee: ¿Cómo bajar un kilo sin matarte de hambre?





5. No olvides las ensaladas





Para las ensaladas frescas lo mejor es llevarlas al trabajo en un tupper bien sellado y separar los ingredientes en capas.





Es ideal guardarlo en un tupper de vidrio ya que se conserva
mejor y evita que los vegetales adquieran sabores raros.





Al preparar la ensalada puedes colocar de abajo hacia arriba
tomate, espinaca fresca, atún natural, quinoa, unos trozos de queso fresco bajo
en grasa y nueces troceadas.





Aparte lleva una vinagreta de aceite, vinagre, sal,
pimienta, mostaza y miel para agregar un poco de sabor extra a tu ensalada.





ensalada para el trabajo




6. Dale variedad a las comidas





De acuerdo a la Guía de la Alimentación Saludable de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, la variedad en la alimentación es importante porque no existe un alimento único que aporte los nutrientes esenciales para el organismo.





No todo tiene que ser ensalada, la comida sana es muy
variada. Puedes optar por verduras asadas con pescado o legumbres guisadas con
verduras.





7. Fija una hora para comer





Es fundamental que dediques un tiempo específico para comer,
lo ideal es tardar mínimo 20 minutos comiendo porque debes masticar muy bien
cada bocado. Trata de comer siempre a la misma hora.





comer despacio




8. No comas en tu escritorio





Muchos eligen comer en su lugar de trabajo para no tener que
perder tiempo comiendo, pero hacerlo perjudica tu salud.





Es necesario estar en otro ambiente para comer sano en la oficina porque te ayudará a desconectarte al menos unos instantes, a rendir más y a concentrarte en comer.





9. Elige un postre saludable





Todos queremos un postre después de comer y si no te resistes también hay opciones saludables. Se recomienda optar por un yogurt desnatado, café o tés sin azúcar.





Estas opciones te ayudarán a sentirte menos pesado y a
mejorar la digestión.





comer sano




10. Hidrátate bien





La especialista recomienda tomar al menos un litro de agua y
medio de agua natural todos los días, café o té sin azúcar.





Reduce o elimina por completo el consumo de bebidas azucaradas como jugos envasados y sobre todo, refrescos.





Sigue leyendo: Alimentos con lectina que te impiden bajar de peso





(Con información de Infosalus)


publicidad

publicidad

publicidad