publicidad

Otros

Virus de papiloma no es sinónimo de cáncer

El VPH es una enfermedad sexual frecuente, aunque casi el 85 por ciento de las mujeres infectadas eliminan el virus, dijo especialista.

  • 20/02/2012
  • 08:37 hrs.
El virus del papiloma humano (VPH) es un virus que se transmite por vía sexual, pero a diferencia de otras enfermedades de transmisión sexual, éste se transmite por fricción y no por secreciones como el semen o la sangre, dijo en SUMEDICO Radio el doctor Aurelio Cruz Valdez subdirector de Apoyo Académico del Centro de Investigación del Instituto Nacional de Salud Pública. Escucha la entrevista parte 1, parte 2 y parte 3
 
El especialista señaló que el VPH puede dividirse en dos grupos, aquellos que infectan las mucosas, por ejemplo en boca, ano o vagina; y los que infectan la piel, “estos son los que comúnmente conocemos como mezquinos, que son un virus de papiloma humano pero que sólo aparecen en la piel. Debe haber relaciones sexuales sin condón para que la fricción provoque la transmisión, y la infección se presenta tanto en vagina o en cuello cérvico uterino”, indicó. 
 
El VPH es una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes en el mundo, no obstante, tal y como señaló el especialista, cerca del 85 por ciento de las mujeres infectadas, menores de 25 años, eliminan el virus, aunque esto depende del aspecto inmunológico de cada mujer.
 
El VPH se reconoce solamente cuando hay lesiones evidentes. “Cuando se trata de VPH que afecta la mucosa, éste se divide en dos grupos, los que provocan cáncer y los que provocan lesiones benignas, pero esto puede detectarse con el Papanicolaou, aunque también ya existe la detección de DNA del VPH, para poder determinar quiénes podrían  estar en riesgo de tener cáncer”, indicó el médico.
 
También indicó que es necesario puntualizar que VPH no es igual a cáncer ni VPH es igual a muerte, porque “de 100 mujeres de más de 30 años, solamente 15 van a tener algún tipo de lesión, entonces el 85 por ciento no presentan ninguna pero pueden estar en riesgo y necesitan estar en revisión y observar si la infección se resuelve un año después o sigue latente”. 
 
Respecto al tratamiento contra la infección, el médico señaló que no existe como tal, ya que lo que se trata son las lesiones. “En un hombre sin lesiones no puede tratarse, no hay nada qué hacer, y en la mujer, cuando puede estar infectada, solamente hay que hacer un seguimiento y cuando haya una manifestación clínica por lesión, entonces se trata. Ése es el beneficio de la detección temprana en mujeres de riesgo, porque se ataca antes que se presente el cáncer”, señaló. 
 
Por su parte, la licenciada Patsy Ordóñez Arellano, presidenta de la Fundación Nacional para el Cáncer Cérvico Uterino (FUNACC), señaló que una de las principales actividades y preocupaciones de la fundación es informar a las mujeres qué es el VPH, cómo pueden prevenirlo, además de apoyar con atención ginecológica a las mujeres que no acuden al médico por miedo o desidia. 
 
“Esto ha sido gracias a la voluntad de quienes confían en nuestro trabajo, y ya estamos comenzando una nueva etapa para brindar atención de calidad, con el mejor equipo y especialistas, para dar seguimiento a las mujeres”, indicó la licenciada. 
 
El equipo de la fundación está conformado por patólogos y ginecólogos, además de los elementos encargados de conseguir donativos. 
 
“Por el momento estamos en etapa preventiva, pero en mayo comenzamos con atención ginecológica para las mujeres que llegan con dudas y que quieren recibir una segunda opinión, mismas que reciben una respuesta oportuna de nuestros médicos”, señaló. 
 
Riesgos de no detectarlo
 
Uno de los principales riesgos de no detectar el VPH es que se desarrolle un cáncer cervical, debido sobre todo al tiempo que el virus permanece en el organismo, y a factores como el tabaquismo, el cual de por sí es canceroso, permite que el virus se reproduzca y minimiza las defensas locales en el cuello cervicouterino. 
 
“Otros factores son las infecciones de transmisión sexual que se hayan tenido anteriormente, o un trauma en el cuello que permita que el virus penetre, si el virus no se detecta oportunamente es posible que evolucionen las lesiones hasta que se provoca el cáncer”, señaló el doctor Cruz.
 
El médico fue enfático al señalar que el VPH sí se elimina, sobre todo en las mujeres menores de 30 años que se hacen una detección de DNA del VPH. 
 
Vacuna
 
Respecto a la vacuna, el doctor Valdez explicó que existen dos tipos, la ambivalente y la tetravalente, las cuales están fabricadas para dos tipos de VPH, el 1 y el 18, culpables del 70 por ciento de los casos de cáncer cervical a nivel mundial, no obstante, “la vacuna no protege al 100 por ciento, solamente un 70 por ciento, y el 30 por ciento restante puede provocar cáncer, por ello, aunque una muchacha se vacuna, al llegar a los 30 años de edad debe someterse a exámenes de ADN del VPH”. 
 
La vacuna, la cual se aplica a niñas entre 9 y 12 años, tanto en instituciones privadas como en el IMSS y el ISSSTE, así como en la Secretaría de Salud, tiene como objetivo brindar a las niñas un buen espectro de protección, durante al menos 10 años, que es el tiempo promedio en que estará más expuesta al virus. 
 
El médico hizo hincapié también en lo importante que es que la mujer reciba los mejores servicios médicos y no basarse sólo en un diagnóstico, ya que si su médico le habla únicamente del cáncer como la siguiente posibilidad, es necesario que pida una segunda opinión.
 
Finalmente, la licenciada Patsy Ordóñez Arellano, refirió que en la FUNACC se dan pláticas y conferencias en escuelas públicas y privadas desde tercero de primaria, con un lenguaje para cada edad, además de aplicar la vacuna, ya que tienen convenios con laboratorios y costos accesibles, incluido un fondo de ayuda que permite a las mujeres vacunarse y pagar solamente el 40 por ciento del costo.
 
“Lo que pretendemos es dar atención ginecológica de calidad para quienes no tienen posibilidades de ir a un médico privado y deseen una segunda opinión”, concluyó. 
 
Fundación Nacional para el Cáncer Cérvido Uterino (FUNACC)
51719603
www.funacc.org.mx
contacto@funaacc.com.mx
 

publicidad

publicidad

publicidad