publicidad

¿Tu gatito tiene manchas negras en la barbilla? Podría ser acné felino
Enfermedades

¿Tu gatito tiene manchas negras en la barbilla? Podría ser acné felino

Las manchas negras que parecen caspa o mugre alertan acné felino. Foto: Pikis

El acné felino es un problema de la piel de los gatos muy común y suele confundirse con caspa negra o manchas de mugre

  • SUSANA CARRASCO
  • 20/08/2020
  • 17:16 hrs.

Tener un gato en casa requiere estar muy al pendiente de su salud física y emocional y sin duda, uno de los síntomas en felinos que nunca debemos ignorar es la aparición de puntos o manchas negras en la barbilla, similar a mugre o caspa negra,  ya que podrían ser la primera señal de acné felino.

El acné felino es un problema de la piel bastante común en los gatos, especialmente en los más jóvenes. Según un estudio de la Universidad de Cornell retomado por Vets & Clinics, más del 3% de los gatitos pueden desarrollarlo, aunque la cifra podría ser mayor debido a que en muchos casos, pasa inadvertido en sus primeras etapas.


Si tienes la sospecha de que tu gato podría tener este problema, sigue leyendo y conoce las razones por las que aparece y lo que debes hacer para solucionarlo lo más pronto posible.

Acné felino

De acuerdo con Experto Animal, el acné felino es una de las enfermedades de la piel de gatos más frecuentes. Se trata de un problema inflamatorio que surge en la zona del mentón o la barbilla y en algunos casos, llega hasta los labios. No es contagioso a otros animales ni a los humanos. Los principales síntomas que alertan este problema son:

-Puntos o manchas negras en la barbilla, similares al excremento de pulgas o la mugre.

-Pústulas y pápulas con pus (acné felino grave)

-Inflamación y enrojecimiento de la zona

-Rascado frecuente del gato

TAMBIÉN LEE: Lo que dice de tu personalidad preferir perros o gatos

En las causas del acné felino pueden intervenir distintos factores, como el aumento de la actividad de las glándulas sebáceas (que están en mayor cantidad en la zona de la barbilla y la boca), así como las anomalías en el ciclo de crecimiento del pelo, las infecciones virales o inmunodepresión.

Se ha encontrado que cuando las glándulas sebáceas que se localizan en la barbilla empiezan a producir más cantidad de grasa de lo normal o exceso de sebo, se obstruye los folículos pilosos y se forma un tapón que comienza a originar los puntos o manchas negras en la zona. Es posible reconocerlo porque al limpiar, al día siguiente vuelven las manchas e incluso, aparecen en mayor cantidad con irritación.

¿Cómo tratar el acné felino?

Ante la aparición de los síntomas de acné felino, debemos acudir al veterinario para que haga la valoración y nos brinde el tratamiento necesario, que en la mayoría de los casos consiste en medicamentos antiinflamatorios, antibióticos y limpieza de la zona con productos desinfectantes que no hagan daño a la mascota.

El tratamiento hará que disminuya el exceso de sebo que forma las espinillas o manchas negras en la barbilla del gato, aunque en casos leves donde no hay inflamación ni secreciones, puede ser suficiente la limpieza con agua oxigenada y algodón al menos dos o tres veces al día. Si el acné felino ya está avanzado, se deben administrar los medicamentos correspondientes.

Aunque se haya concluido con el tratamiento y disminuyan las molestias, se debe seguir vigilando la zona en busca de nuevas manchas, ya que, en la mayoría de los casos, los episodios de acné felino se repiten, por lo que tenemos que limpiar de inmediato en cuanto vuelvan los síntomas con agua oxigenada y algodón o si es posible, con clorhexidina.

Para prevenir las recaídas, también se recomienda cambiar los comederos o bebederos de plástico por aquellos que son de metal o cerámica, ya que se sabe que el plástico agrava el acné. Si el gato en casa se mancha la barbilla tras comer o tomar agua, debemos limpiarlo.

SIGUE LEYENDO: 10 dudas más comunes sobre el sida en gatos y su respuesta


publicidad

publicidad

publicidad