publicidad

Tener un perro fomenta el desarrollo social en niños pequeños: estudio
General

Tener un perro fomenta el desarrollo social en niños pequeños: estudio

Te decimos cuáles son los beneficios de tener un perro en los niños menores de cinco años

  • MELISSA SIERRA
  • 06/07/2020
  • 18:18 hrs.

Tener un compañero peludo en casa puede resultar benéfico para la salud a cualquier edad, sin embargo, un reciente estudio ha encontrado que tener un perro de mascota puede fomentar el desarrollo social de los niños pequeños.

La investigación publicada en la revista Pediatric Research encontró que durante la primera infancia, antes de los 5 años, tener un perro para jugar puede ayudar a mejorar las habilidades sociales y emocionales de los niños.

Esta investigación analizó a mil 646 familias en Australia, con lo que se determinaron los niveles de desarrollo en niños dependiendo de si eran o no dueños de un perro, así como de la cantidad de interacción que los menores tenían con el animal.

También lee: ¿Cómo identificar que mi perro tiene una enfermedad cardíaca?

¿Cómo ayuda tener un perro durante la infancia al desarrollo social?

De acuerdo con la investigación, los niños de familias propietarias de perros tienen 30% menos probabilidades de presentar problemas de conducta durante la primera infancia, esto en comparación con los infantes que no tienen una mascota canina.

Así mismo, la presencia de un perro en casa mejoró sus habilidades sociales y emocionales, por lo que los menores que compartían su vida con un lomito también demostraron ser más considerados con los sentimientos de los demás y por consecuencia, se llevaban mejor con otros niños.

De igual forma, la interacción con la mascota modificó el beneficio en los menores, pues aquellos que pasearon a su mascota al menos un día a la semana y jugaron con el animal al menos tres veces, demostraron puntajes prosociales más altos que los que lo hicieron con menos frecuencia.

También lee: Tu perro podría odiar a quien te rompió tu corazón

"Estos resultados resaltan que incluso un compromiso pequeño a moderado de involucrar a los preescolares en el tiempo que pasean con el perro de la familia puede proporcionar importantes beneficios sociales y emocionales para los niños pequeños".

Otros beneficios de tener una mascota en la niñez

De acuerdo con la investigación, tener un perro se relaciona con la responsabilidad, la empatía y la confianza, y permite que los niños alcancen mayores niveles de madurez y participen en la vida económica, social y cívica.

Durante la primera infancia la convivencia con una mascota canina puede incitar la empatía y la reciprocidad social, pues los niños aprenden a responsabilizarse de las necesidades y emociones de su mascota.

Además el sentido de responsabilidad en los infantes se desarrolla al enseñarlos a cuidar, entrenar y proteger a sus mascotas. Es importante recalcar que durante la edad temprana de los menores, la mayor responsabilidad de la mascota aún recae en los padres.

Tener un perro puede ayudar a los niños a ser más activos

Este estudio también encontró que la convivencia con un perro puede ayudar a los niños a ser más activos físicamente, lo que puede ayudar a disminuir el riesgo de que estos desarrollen padecimientos crónicos.

"La actividad física regular juega un papel importante durante la primera infancia, contribuyendo al desarrollo de los niños pequeños y disminuyendo su riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, incluyendo la obesidad".

Actualmente se recomienda que los niños durante la primera infancia permanezcan activos durante todo el día, sin embargo, alrededor de un tercio de los niños de 2 a 5 años realizan tres horas de actividad física al día.


publicidad

publicidad

publicidad