¿Tener perrhijos es un trastorno mental? Esto dice la ciencia

Tratar a los perros como si fueran hijos desarrolla un apego excesivo, al mismo tiempo que viven situaciones confusas e incomprensibles para ellos

Cada vez son más las parejas que postergan el nacimiento de los hijos por el cumplimiento de metas personales y profesionales, o que deciden no tenerlos, por lo que las mascotas vienen a hacer el papel de sustituto de bebés, siendo llamados "perrhijos", lo que conlleva responsabilidades, pero nunca las mismas que se tienen con un hijo.

¿Tener perrhijos es un trastorno mental? Esto dice la ciencia

El vocablo "perrhijo" fue acuñado, por primera vez, en 2011 en México. La idea era combinar, en una misma palabra, el concepto perro e hijo y evidenciar una nueva tendencia: dar trato de niños dentro del núcleo familiar a una mascota.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik)

¿Tener perrhijos es un trastorno mental? Esto dice la ciencia

Investigadores de la UNAM revelaron que dar a los perros el título y trato de perrhijos, puede provocar un trastorno mental no solo en el humano, también en el animal, ya que los dueños de estos animales depositan grandes expectativas en sus "perrhijos", incluyéndolos en sus actividades diarias humanas, sin darse cuenta que lo que realidad están haciendo es desarrollando un apego excesivo y viviendo situaciones confusas e incomprensibles para ellos.

Especialistas del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM advierten que tratar a un perro como si fuera un humano, y enseñarle a vivir así, puede terminar en que el animal no reconozca a otros perros como sus pares y en que incluso sea incapaz de procrear.

"Cuando alguien trata a un perro como si fuera un humano, rompe con la interacción hombre-perro que se formó desde hace 20 mil años. Introducir a un animal un esquema que no es parte de su esencia afecta su perspectiva y es incapaz de procrear, porque no reconoce a los miembros de su especie como sus pares", señaló Raúl Valadez Azúa, del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM.

La Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, de la UNAM, también hizo un estudio sobre las consecuencias de ser sobreprotectores con los perros y tratarlos como a niños o bebés. Lo que puede afectarles cuando se quedan solos en casa, pues los animales pueden llegar a tener ataques de pánico y ansiedad.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay)

NO TE PIERDAS: La UNAM vacunará gratuitamente a perros y gatos contra la rabia

¿Cómo saber si trato a mi perro como un perrhijo?

Tiene ropa para cada temporada, accesorios y juguetes para divertirse.

Lleva una alimentación rigurosa, muy cuidada o solo consume alimentos gourmet de primera calidad.

Convive más con personas que con perros, acude a reuniones de familiares.

Pasa mucho tiempo en los brazos de mamá porque se puede asustar.

Tiene una rutina de embellecimiento: uñas, cortes, moños para estar a la última moda.

Ha tenido sesiones fotográficas para poder recordar los bellos momentos de su infancia.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

Tiene apodos como mi hijo, mi niña, mi bebé, dichos con voz de ternura o de bebé.

Te preocupa que se quede solo en casa porque puede ponerse triste si tú no estás.

Le haces fiesta de cumpleaños, recibe regalos, hay perros y humanos invitados.

Tu tema de conversación preferido es obviamente sobre él y todas sus gracias.

Haces énfasis en que es más que una mascota, y no te gusta que lo traten como tal, es un miembro de la familia y se puede sentar en la misma mesa que el resto de las personas.

¿Y tú, cómo tratas a tu mascota como perro o perrhijo?

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

SIGUE LEYENDO: Rottweiler juega al salón de belleza con una niña

(Con información de La Razón y El Financiero)