publicidad

Síndrome del perro pequeño, ¿cómo saber que tu mascota lo padece?
Cuidados

Síndrome del perro pequeño, ¿cómo saber que tu mascota lo padece?

No todos los dueños reconocen el síndrome del perro pequeño. Foto: Pixabay

Permitir que una mascota haga siempre lo que quiere es el primer paso para que desarrolle el síndrome del perro pequeño

  • SUSANA CARRASCO
  • 18/06/2020
  • 14:43 hrs.

¿Tu mascota últimamente tiene mala conducta? Probablemente padece el síndrome del perro pequeño que, como su nombre lo dice, es muy común en perritos de talla chica que son malcriados por sus dueños.

Este síndrome de hecho es responsable de la famosa creencia que indica que los perros chicos son más agresivos que los grandes y aunque biológicamente eso no es verdad, sí es posible que desarrollen un comportamiento menos pacífico debido a la forma en que se educan.

Existen algunas señales claras que indican que nuestra mascota tiene el síndrome de perro pequeño y aunque es muy común, es posible revertirlo con algunas técnicas de los expertos en comportamiento canino.

Síndrome del perro pequeño

El síndrome del perro pequeño se refiere a un trastorno en la conducta que se produce por la educación inadecuada del animal, ya que los dueños aceptan comportamientos que no tolerarían en perros de raza grande o mediana. Por ejemplo, a un perro rottweiler no se le permite en muchos casos saltar encima de las personas, apoderarse de un sofá o gruñir a los invitados en casa, no obstante, cuando las hace un perro chico se permiten porque parecen adorables o inofensivas.

En términos generales se tiende a malcriar a los perros de raza pequeña porque las travesuras que realizan parecen graciosas o hasta tiernas, mientras que resultarían inaceptables si las hiciera un perro grande. Como consecuencia, la mascota de talla chica desarrolla un mal comportamiento.

¿Cómo saber que mi perro tiene este problema? Algunas de las señales del síndrome del perro pequeño son: 

-Mayor agresividad

-Ansiedad por separación

-Ladridos constantes

-Fobias

TAMBIÉN LEE: 5 cuidados que los perros de orejas largas necesitan

Algunas de las razas que más lo sufren son los chihuahuas, yorkshire y caniches, aunque se sabe que todas las razas pequeñas podrían desarrollarlo si no se presta atención a la forma en que se está educando.

¿Cómo corregir las malas conductas?

Seguro que tu intención no es causarle ningún problema de comportamiento a tu mascota cuando le permites hacer prácticamente lo que quiere solo por lo que se ve muy tierno, pero es importante que establezcas límites y no seas tan permisivo.

El primer paso es comprender que aunque sea pequeñito, sigue siendo un perro al igual que lo es un rottweiler o un san bernardo, por lo que no se le debe permitir hacer lo que se le antoja y ante un mal comportamiento, necesita corrección. Estos son algunos de los cambios que debes empezar a hacer:

1. Cada uno a su cama

Según Muy Interesante, es ideal que le enseñes al perro a dormir en su propia camita, de preferencia que esté alejada de la tuya, pues solo así entenderá que cada uno debe tener su espacio y que tu cama no le pertenece.

2. No dejes que se suba al sofá

Aunque se vea muy lindo tomando su siesta en el sillón, no lo debes permitir, porque puede acostumbrarse y entender que puede estar en cualquier lugar de la casa cuando le dé la gana y no es así, debe aprender a pedir permiso para estar en un espacio que no le corresponde.

3. Paséalo siempre con correa

No lo cargues ni mucho menos lo lleves en una carriola, no es una persona, el perro debe entender que tiene que estar en el suelo y que sus patas son para caminar. Recuerda que, al ser una mascota, debe pasearse con ayuda de una correa y siempre bajo tus reglas.

4. No le des comida cuando pida

La alimentación de un perro debe ser sana y equilibrada y por ello, no está permitido que te la pases dándole de tu comida. Si no quieres que desarrolle síndrome del perro pequeño, pon horarios fijos para darle de comer y respétalos. En caso de darle premios, hazlo solo cuando haga algo para ganárselo, como tener una buena conducta.

5. Corrige el mal comportamiento

Si tu perro hace travesuras, salta sobre las personas o se muestra agresivo, no lo tranquilices con caricias o mimos, porque le estarás dando a entender que está haciendo algo positivo cuando no es así. Llámale la atención y de ser necesario, busca ayuda de un experto en comportamiento canino para corregir de la mejor forma el mal comportamiento. Los perros son una especie de alto grado de jerarquización social, por lo que necesitan conocer quién es el líder y si no se les demuestra de forma efectiva, pueden ser ellos los que comiencen a luchar por tener esta posición.

Recuerda que comportamientos como gruñir, ladrar en exceso o saltar sobre las personas, pueden parecer adorables en los perros chicos, pero para ellos, es una forma de dominación y poder, así que no debes permitirlo. Si un perro grande no puede acostarse sobre el regazo de alguien, tampoco debe hacerlo un perro chico.

Sea cual sea el tamaño de tu mascota, debes ser muy consciente de que parte de la responsabilidad de tenerlo es darle una educación adecuada que no fomente el mal comportamiento. ¡Ten paciencia! Enséñale poco a poco cómo debe comportarse.  

SIGUE LEYENDO: Problemas en perros al terminar la cuarentena, ¿cómo prepararlos? 


publicidad

publicidad

publicidad