publicidad

Síndrome de Noé, la obsesión por tener más y más mascotas
Cuidados

Síndrome de Noé, la obsesión por tener más y más mascotas

Foto: tomada de la web

Quienes tienen el síndrome de Noé no acumulan mascotas por amor a los animales, sino por un trastorno psicológico

  • SUSANA CARRASCO
  • 26/03/2020
  • 14:30 hrs.

Notar que alguien tiene muchas mascotas en casa podría hacernos pensar que esa persona tiene un gran amor a los animales, pero hay casos en que en realidad, se trata de un trastorno psicológico que necesita tratamiento médico pero que pocos conocen: el síndrome de Noé.

Quienes lo padecen, tienden a tener en casa una gran cantidad de animales de compañía, especialmente perros y gatos, aunque en condiciones de salud e higiene muy deplorables. Esto es todo lo que debes saber sobre este raro problema.

Síndrome de Noé

De acuerdo a un reciente estudio publicado en Psychiatry Reseach, acumular animales en casa de forma excesiva, está directamente relacionado con un trastorno llamado síndrome de Noé. Este problema no tiene nada que ver con el amor por las mascotas, pues los animales suelen estar en condiciones muy poco higiénicas y sin ningún tipo de muestra de afecto.

Los expertos señalan que el síndrome de Noé es muy similar al síndrome de Diógenes, en el que una persona acumula una gran cantidad de objetos en casa, con el pretexto de que algún día podría necesitarlos.

Con los animales, la persona los acumula por que cree que la mascota los necesita a pesar de no ser capaz de cuidarlos, por lo que se genera una situación de poca higiene y desamparo.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Católica de Rio Grande do Sul, en Brasil, analizó a varias personas con el síndrome de Noé, donde encontraron casos en los que se tenían hasta 170 animales de compañía en casa, aunque la media es de entre 40 y 50.

La mayoría de esas personas llevaba en promedio cinco años acumulando mascotas, las cuales en el 75% de los casos, estaban en condiciones deplorables, con heridas, enfermedades parasitarias, infecciones y desnutrición, además, tenían problemas de conducta como miedo y agresividad.

TAMBIÉN LEE: Todo lo que debes saber antes de esterilizar a tu mascota

Hay perfiles muy diversos de personas con síndrome de Noé, pero las investigaciones señalan que generalmente son las mujeres quienes lo desarrollan más, sobre todo aquellas que son de edad avanzada (con una media de 61 años de edad) y están socialmente aisladas.

Suelen acumular animales de una misma especie, principalmente perros y gatos, aunque se han encontrado casos en que acumulan también patos.

Algunas personas con este problema desarrollaron el síndrome después de vivir algún evento traumático o de pérdida, como la muerte de un ser querido o un accidente que les impidió volver a su vida laboral y social de forma normal.

La principal característica de las personas con síndrome de Noé es que afirman que necesitan más y más animales porque ellos también los necesitan y que su misión de vida es protegerlos, aunque en realidad no lo hagan, porque no son conscientes del verdadero estado de salud de las mascotas.

Entre los síntomas principales del síndrome de Noé, podríamos decir que se enlistan los siguientes:

-Acumulación excesiva de animales en casa (más de 40)

-Excrementos y suciedad en casa

-Animales enfermos y con problemas de comportamiento

-Falta de atención básica a los animales, como darles agua y comida

-Negación de tener un problema

Es necesaria la intervención de un especialista para tratar la enfermedad, pues aunque se le quiten las mascotas, la persona reincide y vuelve a acumular.

Se requiere de terapia psicológica y en algunos casos, tratamiento farmacológico para superar exitosamente el problema.

El síndrome de Noé no es amor por los animales, de hecho, es maltrato animal porque se tienen demasiadas mascotas en condiciones de muy poca higiene y nula atención veterinaria, por lo que es necesaria la atención psicológica profesional.

SIGUE LEYENDO: 5 consejos para sacar a pasear a tu perro en tiempos de coronavirus

(Con información de El Español y Experto Animal)


publicidad

publicidad

publicidad