publicidad

General

Señales que indican cáncer en gatos

Suelen presentar por lo menos seis síntomas sin importar el tipo de neoplasia que tengan

  • 04/06/2017
  • 10:37 hrs.
El cáncer no distingue edad, nacionalidad, sexo y tampoco especie, por lo que incluso los animales pueden tenerlo, aunque en ellos suele ser más complicado detectarlo.

Uno de los animales que más lo padecen y que habitan en muchos hogares de mundo son los gatos, pero ¿cómo saber que tienen la enfermedad?

Cuando los gatos se enferman de cualquier cosa comienzan a tener cambios en sus hábitos y comportamiento, pero cuando tienen cáncer, suelen presentar por lo menos seis síntomas sin importar el tipo de neoplasia que tengan. ¡Descubre cuáles son!

Pérdida de peso o apetito


La pérdida de peso es uno de los síntomas característicos del cáncer así como la pérdida de apetito.

Muchos de los gatos que se alimentan bien comienzan a lucir muy delgados, mientras que otros dejan de comer sin alguna razón aparente, aun los alimentos que más les gustan.

Cansancio


Los gatos con buena salud siempre están de un lado para otro, jugando, con mucha energía y aunque a veces duermen mucho, no están aletargados o cansados.

Cuando el cáncer los invade, dejan de hacer sus actividades cotidianas, se esconden o permanecen en un lugar por largo tiempo.

Color de piel amarilla


Pueden tener un cambio de coloración amarillo en la piel que comienza en la parte blanca de los ojos, las encías e incluso la piel de las orejas.

Vómitos frecuente


Es común que los gatos vomiten ocasionalmente, pero si cada vez es más frecuente, entonces debes acudir con el veterinario para que haga una correcta valoración.

Ten cuidado si el vómito se acompaña de otros malestares como sangrado o cualquiera de los síntomas antes mencionados.

Problemas para caminar y caídas constantes


Puede ser que no sea capaz de caminar correctamente, se tropiece todo el tiempo, pierda el equilibrio o se arrastré al intentar moverse.

Cambios al ir al baño


Se pueden presentar alteraciones al orinar o defecar, además de que sus desechos pueden tener un color o aroma diferente.

Si tu gato presenta uno o más de esto síntomas, no pierdas más tiempo y acude con el veterinario. Una oportuna atención evitará que tu fiel amigo tenga mayores complicaciones y permitirá que viva a tu lado muchos años más.

(Con información de Wamiz)

publicidad

publicidad

publicidad