Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Se puede saber el sexo de un gato por el color de su pelo?

El color de pelo de un gato es una característica que está ligada a los cromosomas sexuales

LÉRIDA CABELLOAgo 26, 2021 
Tiempo de lectura: 6 mins.
La genética te da un truco para saber si algunos gatos son macho o hembra con solo mirar el color de su pelaje Foto: Pexels

Lo + leído

¿Se puede saber el sexo de un gato por el color de su pelo? La genética te da un truco para saber si algunos gatos son macho o hembra con solo mirar el color de su pelaje.

En los gatos, el color de pelo es una característica que está ligada a los cromosomas sexuales: el X es aportado por la madre y el X o Y es aportado por el padre, dando como resultado que un gato con cromosomas XX sea hembra y un gato con cromosomas sexuales XY sea macho.

(Foto: Pexels)

“En los gatos, el gen para el color naranja está ubicado en el cromosoma X y puede tener un alelo para el color negro. Por lo tanto, la única forma de que ambos alelos se den juntos y combinados con blanco es que haya dos cromosomas X, es decir, que sea una gata”, señala José Manuel López Nicolás, catedrático de Bioquímica Molecular de la Universidad de Murcia.

Asimismo, explica que los machos solo tienen otro color además del blanco. Por tal motivo, aproximadamente solo uno de cada 3 mil gatos tricolores es macho. Y si es un gato con tres colores distintos, lo más seguro es que se trata de una hembra.

(Foto: Pixabay)

NO TE PIERDAS: Mi gato vomita espuma blanca: ¿a qué se debe?

Pigmentos del manto de los gatos

Existen dos grupos de pigmentos presentes en el manto de los gatos, las eumelaninas, que son las responsables de los pigmentos de color negro, y las feomelaninas, que proporcionan los pigmentos de color rojo o anaranjado, cuya acción está determinada por un gen simple que se aloja en el cromosoma sexual X.

Según esta teoría, los machos solo pueden tener un gen que determine el tipo de pigmento que se fija en el pelo, por lo que solo pueden mostrar uno de estos colores, el negro o el rojo. En cambio, las hembras pueden tener los dos genes a la vez, uno en cada cromosoma X, razón que permite que muestren una combinación jaspeada del rojo con el negro. Este tipo de gatas suelen recibir la denominación de “concha de tortuga”.

Pero también hay gatas negras o rojas por separado, porque tienen el mismo gen que determina la fijación de un pigmento u otro en los dos cromosomas X, o que se denomina homocigosis; es decir, en ambos cromosomas X está el gen de color rojo o el gen de color negro.

(Foto: Pixabay)

Patrones de colores en los gatos

El bicolor, atigrado y colorpoint están controlados por los cromosomas autosómicos, es decir, los que no son sexuales. Sin embargo, cualquier patrón se ve sometido a la presencia de un pigmento u otro, de modo que existen gatos negros atigrados, conocidos como “brown tabby”; siameses rojos, “red point”, o bicolores negros, bicolores rojos o tricolores.

El color de los gatos siameses

En el caso de los gatos siameses, una enzima llamada tirosinasa juega un papel fundamental en el color, ya que esta proteína contribuye a producir melanina, un pigmento que es responsable de las manchas oscuras de la piel. Aunado a que tienen una mutación en su ADN que provoca que la tirosinasa sea mucho más sensible a la temperatura que en otros gatos.

Cuando un gato siamés tiene una temperatura corporal normal, sobre los 37°C, la tirosinasa está inactiva, por lo que el color predominante de esta raza es claro. Mientras que las patas, orejas y nariz de los siameses tienen más superficie de contacto y pierden calor más rápidamente que el torso o la espalda.

“Cuando baja la temperatura, la tirosinasa se activa y se desencadenan una serie de reacciones enzimáticas y químicas que dan lugar a la melanina, oscureciéndoles la piel. Por eso, cuando hace calor, el gato siamés presenta más superficie blanca y, cuando refresca, presenta más zonas de color oscuro”, concluyó López Nicolás.

(Foto: Freepik)

Ahora ya sabes que se puede saber el sexo de un gato por el color de su pelo, gracias a la genética que te da un truco para saber si algunos gatos son macho o hembra con solo mirar el color de su pelaje, así que pon esta teoría en práctica para ver si adivinas el sexo de un gato.

TAMBIÉN LEE: Sacrifican perros en Australia por miedo a covid

(Con información de Muy Interesante y Mascoteros)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda