Problemas urinarios comunes en gatos

Los problemas urinarios en gatos deben ser un punto de atención para los cuidadores, ya que suelen ser habituales

A lo largo de su vida, los gatos pueden presentar problemas urinarios, debido al estrés y al dolor que provocan este tipo de enfermedades, así como a sus potenciales complicaciones, es de suma importancia que si tienes a un gato como mascota, conozcas a qué signos clínicos debes prestar atención.

Problemas urinarios comunes en gatos

Los problemas urinarios en gatos deben ser un punto de atención para los cuidadores, y es que en estos animalitos se dan determinados factores que incrementan la probabilidad de que se desarrollen estas enfermedades.

Problemas urinarios comunes en gatos

Los síntomas que indican problemas urinarios son: hacer fuerza al orinar, micción dolorosa (con maullidos agudos en el arenero), lamerse la zona genital con frecuencia, sangre en la orina, no expulsar orina o muy poca después de hacer fuerza y, en algunos casos, orinar fuera del arenero.

Estos son los problemas urinarios comunes en gatos:

Cistitis idiopática felina (CIF)

Se trata de una inflamación de la vejiga que recibe la denominación de idiopática porque no se sabe qué la origina. Los gatos afectados presentan una mayor respuesta ante el estrés, capaz de activar el mecanismo que origina la inflamación y toda la sintomatología asociada.

Aunque en ocasiones los signos clínicos se quitan por sí solos, es una enfermedad recurrente que puede volver a presentarse, por lo que lo mejor es acudir con un veterinario. Es un problema que afecta tanto a machos como a hembras.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

Infecciones del tracto urinario

Este tipo de infecciones suelen aparecer en gatos de edad avanzada o en ejemplares que ya sufren alguna otra patología, como la inmunodepresión, la diabetes, el hipertiroidismo o la enfermedad renal crónica.

Aunque pienses que tu gato padece de una infección, no debes medicarlo y darle antibióticos. Las resistencias bacterianas son un problema real, Por eso, los fármacos sólo pueden ser recetados por los veterinarios.

Cristales y cálculos en la orina

Este es uno de los problemas urinarios más habituales en gatos. Los más comunes en los gatos son los de estruvita y los de oxalato cálcico. El mayor problema es que pueden alcanzar un tamaño considerable que es muy difícil que el gato pueda eliminarlos por sí mismo, lo que puede llegar a producir una obstrucción.

Los de estruvita se deshacen con un alimento específico, pero los de oxalato no, por lo que, si no es posible que el gato los elimine naturalmente, tendrá que extraerlos un veterinario.

Los cálculos también se llaman urolitos o piedras. A diferencia de los cristales, su tamaño los hace visibles sin necesidad de microscopio.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

Obstrucción de la uretra

Además de los cálculos, los tapones uretrales también pueden ser causa de obstrucción parcial o total de la uretra, que es el tubo por el que se elimina la orina desde la vejiga. Los gatos macho tienen más probabilidades de padecer este problema debido a que su uretra es más estrecha y más larga que la de las hembras.

Los tapones uretrales se suelen formar por la suma de material orgánica y mineral. Cualquier sospecha de problemas urinarios comunes en gatos es motivo de consulta veterinaria urgente.

Sigue leyendo: 5 razas de gatos que parecen leones por su abundante melena

(Con información de: Experto Animal y acv)