publicidad

¿Por qué un perro se orina al emocionarse y cómo controlarlo?
General

¿Por qué un perro se orina al emocionarse y cómo controlarlo?

Un perro que se orina de la emoción puede ocultar problemas de salud. Foto: Pxfuel

Muchos dueños se preguntan las razones por las que un perro se orina al emocionarse y la respuesta no es sencilla

  • SUSANA CARRASCO
  • 07/08/2020
  • 20:50 hrs.

¿Por qué un perro se orina al emocionarse? Es una de las preguntas más frecuentes entre los dueños de mascotas, pues lejos de parecer algo gracioso, representa un problema dentro del hogar, ya que cada vez que se vuelve a casa o que se dan apapachos al can, la orina empieza a fluir.

Existen muchas causas por las que un perro se orina en momentos de mucha emoción, como cuando sus dueños llegan a casa o lo sacan de paseo o incluso, cuando recibe una caricia o un simple acercamiento.


Al notar este comportamiento, es importante plantearse que algo podría no marchar bien en nuestra mascota y que es necesario actuar para controlar el problema y mejorar el bienestar de nuestro mejor amigo peludo.

Perro se orina al emocionarse, ¿por qué?

La mayoría de los perros, se orinan al emocionarse por sumisión o excitación, y esto suele ser especialmente notorio en los cachorros. Los perros bebés pueden orinarse al ver a su dueño o recibir apapachos porque el tono muscular en la uretra, el conducto que transporta la orina desde la vejiga al exterior, no está completamente desarrollado. Sin embargo, a medida que el perro madura, se elimina esta conducta.

TAMBIÉN LEE: 5 curiosidades sobre el Calupoh, el perro lobo mexicano 

El problema surge cuando los perros adultos continúan orinando de la emoción y en ese sentido es importante entender qué es la micción por sumisión y por excitación. El primer caso, ocurre en las hembras frecuentemente y como su nombre lo dice, es una señal de sumisión ante otros perros o personas, lo que se relaciona con los efectos negativos de los castigos ante el mal comportamiento. Por su parte, la micción por excitación es señal de una gran emoción en el perro, que surge principalmente cuando sabe que saldrá a la calle, disfrutará de juegos con la pelota o simplemente ve volver a su dueño a casa.


Pero antes de plantearnos que cuando un perro se orina al emocionarse es por un problema de comportamiento, Experto Animal sugiere pensar en que también podría ser señal de una enfermedad del sistema urinario, como cistitis y uretritis. Por ello, si un perro se orina no solo en momentos emocionantes sino en otras circunstancias, habrá que acudir al veterinario.

Otras causas de la orina involuntaria en perros

Cuando un perro se orina de la emoción, también podría ocultarse una falta de manipulación durante la socialización, es decir, que a medida que el perro iba creciendo, no tuvo un proceso de socialización con otras personas, entornos y animales. Si un can no recibe la estimulación necesaria a edades tempranas, pueden manifestar conductas relacionadas con el miedo, como orinarse, cuando alguien lo toca o se enfrenta a situaciones nuevas.

La genética también influye, pues si los progenitores de nuestro perro eran mascotas miedosas o asustadizas, es probable que el cachorro lo haya heredado. Las experiencias traumáticas y dolorosas de los perros que sufren maltrato también podrían causar la orina ante ciertos estímulos.

Si un perro recibe castigos y regaños cuando hace pipi sin querer, se puede agravar el problema, pues está demostrado que el uso de técnicas para disciplinar al perro que incluyen castigos o hasta golpes, causan estrés y miedo en el animal, lo que no favorece el control de sus emociones y aumenta las señales de apaciguamiento hacia su dueño.

¿Cómo controlar el problema?

Lo primero es descartar cualquier enfermedad con un veterinario y una vez que estemos seguros de que no se trata de algo físico, lo ideal es acudir un experto en comportamiento canino para que lo evalúen y nos recomienden las pautas específicas para ayudar a nuestra mascota. No todos los perros responden igual a las terapias para corregir conductas, así que ten paciencia y demuéstrale todo tu apoyo y comprensión a tu mejor amigo de cuatro patas.

En casa también puedes hacer algunos cambios para ayudar a mejorar el problema como evitar forzar al perro a interactuar contigo o con otras personas, evitar los castigos, regaños y golpes cuando se orina sin querer, respetar el espacio del animal cuando quiera esconderse, evitar tocarlo, hablarle y hasta saludarlo al volver a casa para que desarrolle autocontrol de sus emociones, así como rutinas que incluyan el paseo diario, estimulación mental y juegos.

No es normal cuando un perro se orina de la emoción, mucho menos si se trata de un animal adulto, así que busca la ayuda de los profesionales y ante todo, corresponde todo el amor y lealtad de tu mascota con una actitud comprensiva y paciente, pues de esa forma podrá corregir más rápido los problemas de conducta.

SIGUE LEYENDO: 5 razas de perros arrugados más adorables que existen




publicidad

publicidad

publicidad