publicidad

¿Por qué mi perro no me obedece?
Cuidados

¿Por qué mi perro no me obedece?

Foto: tomada de la web

Existen muchas razones por las que un perro no obedece, así que antes de castigarlo, conócelas

  • SUSANA CARRASCO
  • 05/03/2020
  • 12:41 hrs.

Al tener una mascota, una de las cosas que más nos frustra es cuando no nos obedecen y terminan haciendo travesuras pero, ¿por qué sucede? Según los expertos, existen algunas razones por las que un perro no obedece cuando le pedimos que haga algo que sabemos que puede hacer.

Generalmente, este comportamiento es más común durante la etapa de adolescencia de la mascota, pero puede ocurrir en cualquier etapa.

¿Por qué mi perro no obedece?

Cuando un perro no obedece puede hacernos sentir frustrados y podemos cometer el error de castigarlo, sin embargo, debes de tener siempre en cuenta que tu mascota no es un robot y que al igual que tú, no siempre está en la mejor disposición de hacer todo lo que le pidan.

De acuerdo a Julio Velázquez Rodríguez, del Programa de Manejadores de Perros de Búsqueda y Rescate de la UNAM, cualquier persona es capaz de educar a su mascota, estableciendo objetivos y recompensándola correctamente cada que tenga éxito al conseguirlos.

Toma de nota de las razones principales por las que un perro no obedece, según los expertos:

1. Está asustado

Cuando un perro está en una situación que lo asusta, ten por seguro que no te va a escuchar, así que lo mejor es que lo lleves a un lugar más tranquilo y le repitas lo que tiene que hacer mostrándole siempre su recompensa.

Asegúrate de que el premio sea algo que realmente le gusta, tanto que sea capaz de superar su miedo con tal de comerlo.

También toma nota de lo que asustó a tu perro, así podrás trabajar en eso también.

2. Se siente confundido

Otra de las razones por las que un perro no obedece es porque se siente confundido con las instrucciones que le das.

Esto puede ocurrir cuando no usas las mismas señales y palabras para pedirle que haga algo. Por ejemplo, si en casa usas una palabra y un movimiento, pero en la calle o con el veterinario solo usas la palabra, esto puede confundir a tu peludo y evitar que entienda lo que quieres que haga.

TAMBIÉN LEE: 7 consecuencias de darles huesos a tus mascotas

3. No se siente motivado

A veces usamos siempre lo mismo como recompensa y con el tiempo eso puede hacer que nuestro perro pierda la motivación para obedecer.

Así que opta por usar premios atractivos y variados pero no solo eso, también ofrece como recompensa un tiempo de juego a tu lado.

Puedes ofrecerle distintos juguetes o quedarte un rato jugando con él para que se sienta motivado a portarse bien.

4. Está distraído

Si le pides a tu perro que se siente o de una vuelta cuando están en el parque, pero cerca hay una ardilla, lo más seguro es que su atención esté enfocada en ver a la ardilla para intentar corres detrás.

Así que en ese caso, lo ideal es que repitas la instrucción y trates de que su atención se enfoque en lo que le dices. Parte de un entrenamiento, es que el perro sea capaz de atender a una instrucción aun cuando hay factores que podrían distraerlo, así que trabajen en ello.

En estos casos, lo ideal es que lleves a tu perro a distintos contextos y entornos, visitando parques, plazas y todo tipo de lugares nuevos para que se adapte y no se distraiga fácilmente cuando le das una orden.

5. No aprendió bien la orden

Podemos pensar que nuestro perro ya es un experto con una orden tras algunas sesiones de entrenamiento, pero si no está respondiendo adecuadamente, probablemente no la ha aprendido bien, por lo que es necesario volver a enseñarle hasta que logre hacerlo.

Ya lo sabes, si tu perro no obedece no lo castigues, trabajen en conjunto para lograr los objetivos y siempre que haga algo bien, recompénsalo como se merece.

SIGUE LEYENDO: La verdadera razón por la que perros y gatos comen pasto 

(Con información de Happy Paws magazine)


publicidad

publicidad

publicidad