publicidad

¿Por qué mi gato hace fuera del arenero y cómo solucionarlo?
Cuidados

¿Por qué mi gato hace fuera del arenero y cómo solucionarlo?

Foto: tomada de la web

Existen muchas razones por las que un gato hace sus necesidades fuera del arenero

  • SUSANA CARRASCO
  • 14/02/2020
  • 14:08 hrs.

Adoptar a un gato es una de las mejores cosas que puedes hacer, pues son animalitos independientes, limpios y juguetones, pero en algunos casos puede ser difícil para ellos aprender a hacer sus necesidades en el lugar correcto. Si tu gato hace fuera del arenero, te decimos por qué sucede y cómo puedes solucionarlo.

¿Por qué mi gato hace fuera del arenero?

Aunque puede ser un problema un poco complicado de resolver, la realidad es que los gatos suelen hacer fuera del arenero por varias razones.

No lo hace por despecho ni porque esté enojado contigo, sino porque hay algunas particularidades que no se están cumpliendo.

Sea cual sea la causa, castigarlo o pegarle no es la solución, pues al hacerlo solo contribuyes a que el felino tenga miedo y el problema empeore.

¿Por qué mi gato hace fuera del arenero? Existen cuatro grandes causas según los veterinarios:

1. Problemas para llegar hasta el arenero

Algunos gatos hacen del baño fuera del arenero porque tienen alguna dolencia que les causa un aumento del volumen de la orina, es decir, una mayor necesidad de hacer del baño que le impide aguantar hasta llegar a su caja de arena. En ese caso, podría tratarse de una enfermedad renal o de diabetes.

Otras causas de que haga del baño fuera de su caja son la diarrea, el estreñimiento, problemas neurológicos, osteoartritis, impedimentos visuales o de olfato, disfunción cognitiva e hipertiroidismo.

2. Dolor al orinar

También hay problemas que le causan dolor al orinar, como la cistitis idiopática felina, un problema complejo de la vejiga y la uretra caracterizado principalmente por causar dolor e incomodidad para hacer del baño en el gato.

Esta dolencia puede ser obstructiva o no obstructiva, pero tiene en un efecto en sus hábitos para hacer del baño.

Algunos problemas como el sobrepeso, la falta de actividad, la convivencia de muchos gatos en una misma casa o los niveles altos de estrés pueden ser la causa.

3. Poner una bandeja inadecuada

Los gatos son muy limpios por naturaleza y por ello necesitan lugares adecuados para hacer del baño.

Si muchos gatos usan un mismo arenero, si no pones la arena correcta ni el tipo de bandeja o si pones el arenero en un lugar inadecuado, tarde o temprano el gato preferirá hacer en otro lado.

¿Cómo saber que uso la arena adecuada? Observa si tu gato orina posado sobre el borde de la bandeja, no escarba antes ni después de orinar/defecar, si sacude sus patitas vigorosamente o sale rápidamente del arenero después de usarlo, porque esas podrían ser señales de que no le gusta esa arena.

TAMBIÉN LEE: 7 cosas que hacen más feliz a tu gatito 

4. Marcaje

Otra de las razones por las que un gato hace fuera de su arenero es porque realiza un marcaje, el cual pueden hacerlo de cuatro formas: rascado, frotamiento, con orina y con heces.

El marcaje con orina es común en todos los gatos que no han sido castrados, tanto machos como hembras y lo hacen de pie, con la cola erguida y sobre una superficie vertical.

¿Cómo solucionarlo?

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que tu gato no padece ningún problema médico, acude al veterinario y explícale el comportamiento que tiene a la hora de hacer sus necesidades.

Una vez que cumplas ese paso, debes poner el arenero ideal.

¿Cómo hacerlo? Pues bien, los expertos recomiendan que al tener un solo gato, pongas dos areneros en dos lugares distintos de la casa. Su hay más de un gato, lo ideal siempre es tener areneros adicionales.

"Como norma general, se recomienda tener una bandeja más que gatos viviendo en la casa pero si esto no se puede cumplir, lo recomendable es por lo menos haya una bandeja por grupo social (gatos que se llevan bien entre ellos)", sugieren la experta veterinaria María Vigil a El País.

Cuida muy bien dónde pones el arenero, pues debe estar en un lugar tranquilo, lejos de ruidos y fuera del paso de otros animales o personas.

Debe estar en una zona de fácil acceso para el gato y estar limpio la mayor parte del tiempo.

Nunca pongas su comida ni su agua cerca del arenero.

¿Qué tan grande debe ser la caja? La mayoría de los areneros que venden son muy pequeños, lo ideal es que sean al menos 1,5 veces más grandes que nuestro gato.

Finalmente debes tener cuidado con el tipo de arena que pones, pues ésta puede ser el origen de muchos de los problemas por los que un gato hace fuera del arenero.

Existen en el mercado arenas aromatizadas o con desodorizantes, pero a los gatos estos olores les resultan muy desagradables, así que debes evitarlas. Si quieres que no haya malos olores, la limpieza frecuente y regular del arenero es la única solución.

Lo ideal es limpiar el arenero al menos una vez al día e ir añadiendo arena según se necesite. Procura lavar al menos una vez a la semana la bandeja, usando agua y jabón sin químicos fuertes ni amoniaco.

"Los gatos suelen preferir arenas suaves y finas, sin aromas y con propiedades aglomerantes. Las arenas aglomerantes tienen la ventaja de que la orina se hace una bola y se puede recoger y desechar, permitiendo así que el arenero esté más limpio y con menos olores", explica Vigil.

Finalmente, debes asegurarte de que hay suficiente arena en la bandeja, la profundidad deberá ser de al menos tres centímetros para que el felino puede escarbar y tapar bien sus heces y orina.

Con estos consejos, verás como tu gato rápidamente disfruta hacer sus necesidades en el arenero

SIGUE LEYENDO: ¿Por qué a los gatos les encanta meterse en cajas? 


publicidad

publicidad

publicidad