publicidad

¿Por qué los perros odian que les toquen las patas?
General

¿Por qué los perros odian que les toquen las patas?

Las patas de los perros pueden ser muy sensibles al tacto debido a sus terminaciones nerviosas. Foto: PIXABAY

Si has notado que tu perro odia que le toquen las patas no te desesperes, se trata de una reacción que puede surgir por muchos motivos

A los perros les encantan las caricias y los apapachos en prácticamente todo el cuerpo, sobre todo detrás de las orejas, en el mentón y en su pancita. No obstante, hay zonas que no los hacen sentir cómodos cuando las tocan como, por ejemplo, las patas. ¿Por qué los perros odian que les toquen las patas?

Al igual que ocurre con los humanos, los perros tienen zonas del cuerpo que no se deben tocar, de lo contrario, sienten incomodidad o molestia.

(Foto: Pexels) 

Así que, si tu perro odia que le toques las patas cada vez que intentas revisarlo para buscar parásitos o heridas o para cortarle las uñas, tienes que conocer las razones que hay detrás de esta respuesta y lo que puedes hacer al respecto para acostumbrarlo al contacto.

Perros odian que les toquen las patas, ¿por qué?

Lo primero que debes entender es que hay señales que indican que un perro odia que le toquen las patas, como:

-Bajar las orejas

-Esconder la pata

-Lamer la zona de forma nerviosa

-Mirar fijamente a quien lo está tocando

Existen diversas razones por las que los perros odian que les toquen las patas, llegando al punto de portarse nerviosos o hasta agresivos cuando ocurre el contacto. Estas son las principales causas:

(Foto: Pexels)

1. Lenguaje corporal

Un grave error que cometemos como dueños de mascotas es comparar el comportamiento de perros y gatos con el de humanos. Los perros poseen un lenguaje corporal específico, por lo que se comunican y expresan de manera distinta.

¿Alguna vez has visto a un perro tocando las patas de otro? Seguramente no y esto ocurre porque no es un gesto natural en ellos, mucho menos es una forma de saludarse. Por ello, puede resultar incómodo que alguien de la nada intente agarrar sus patitas.

TAMBIÉN LEE: 10 maravillosas curiosidades sobre los perros husky siberiano 

2. Terminaciones nerviosas

Las patas de los perros poseen un gran número de terminaciones nerviosas y como consecuencia, la zona es muy sensible al tacto. Si se tocan demasiado las patas de un can podemos causar un efecto similar a las cosquillas, las cuales son muy desagradables para ellos.

(Foto: Pixabay) 

Lo mismo ocurre cuando tocamos otras zonas sensibles de su cuerpo, como la cola y las orejas.

3. Heridas y lesiones

Por instinto, un perro evitará a toda costa que alguien toque partes de su cuerpo que están heridas o que le molesten.

En algunos casos, el perro puede tener una astilla, una piedra o una uña incrustada en las almohadillas de las patas, lo que le causa dolor e incomodidad durante los paseos, incluso puede haber cojera.

Ante estas molestias no querrá que le toques la pata, pero será importante que lo examines, así que pídele ayuda a alguien para que te ayude a sostenerlo y distraerlo para revisar la zona.

4. Traumas psicológicos

Otra de las razones por las que los perros odian que les toquen las patas puede estar relacionado por un trauma.

De acuerdo con Experto Animal, un perro que ha vivido situaciones negativas como abusos, maltratos físicos o mentales, puede asociar los intentos de caricias o contacto con algún evento traumático del pasado.

En estos casos, el perro puede tener reacciones exageradas al contacto, como intentar escaparse, orinarse del miedo o ponerse muy agresivo. Si esto ocurre con tu nuevo mejor amigo, procura saber más sobre su pasado y observa cualquier síntoma de fobias para consultarlo con un experto en comportamiento animal.

¿Qué hago si mi perro odia que le toquen las patas?

Es importante no forzarlo, si notas que está incómodo intenta no tocarlo en esa zona cuando lo acaricies, especialmente si no hay una razón para hacerlo.

En caso de tener que revisarlo para detectar parásitos, heridas o para cortarle las uñas, lo mejor es acostumbrarlo poco a poco. Lo ideal es que lo hagas desde que es un cachorro, haciendo suaves caricias en sus patas para que se relaje.

(Foto: Pexels) 

Si se trata de un perro adulto, puedes seguir algunos consejos como:

-Recostarlo en su cama junto a su juguete favorito para hacerlo sentir seguro.

-Comenzar acariciando su cabeza, su lomo y luego bajar suavemente hacia sus patas.  

-Hablarle en todo momento con voz suave y pausada.

-Tocar las patas con suavidad, siempre pendiente de su reacción.

-Acariciar las patas por unos segundos y luego pasar a otras zonas del cuerpo. Hay que repetir el proceso y dejar las manos sobre sus patas cada vez por más tiempo.

-Ofrecerle un premio cuando se deje tocar las patas

-Tener mucha paciencia

Como ves, existen muchas razones por las que los perros odian que les toquen las patas y es importante que las tengas muy en cuenta para no causarle un daño ni un mal momento.

SIGUE LEYENDO: 5 formas de demostrarle a tu perro cuánto lo quieres 

(Con información de Soy un Perro y Experto Animal)


publicidad

publicidad

publicidad