¿Para qué sirven las garras del gato?

Los gatos cuentan con cinco garras en sus extremidades delanteras y cuatro en las traseras

Las garras del gato deben concebirse como una herramienta más que como una zona corporal, porque les sirven para desplazarse por todo tipo de ambientes y a alimentarse de una gran diversidad de presas.

¿Para qué sirven las garras del gato?

En el caso de los gatos domésticos son necesarias por su versatilidad y utilidad en sus comportamientos diarios, como trepar, rascarse, agarrar objetos, separar alimentos o defenderse ante posibles peligros.

Las garras del gato

Los gatos cuentan con cinco garras en sus extremidades delanteras y cuatro en las traseras, aunque existen los denominados polidáctilos que pueden presentar más. A diferencia de las uñas de los humanos no son planas ni se encuentran en el extremo final de las falanges, sino que nacen de la parte delantera de los dedos con una curvatura que les permite desplazarse por cualquier superficie.

La morfología curva que adoptan las garras del gato supone una ventaja a la hora de desgarrar presas y trepar, pero en el ámbito domestico pueden suponer un problema e incrementar el número de enganchones con ropa, muebles, cortinas, alfombras, pudiéndose lastimar las garras, por lo que es necesario que se las corten.

Algunas de sus garras son retráctiles, de manera que se mantienen escondidas hasta que tienen la necesidad de usarlas. Así estas garras permanecen protegidas al mismo tiempo que complementan la función de las almohadillas al amortiguar el impacto que el animal ejerce contra el suelo a la hora de moverse.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

NO TE PIERDAS: Perro a exceso de velocidad “atropella” a un peatón

El cuidado de las garras del gato

Las garras del gato crecen durante toda su vida, por lo que deben ser pulidas de forma periódica para evitar un crecimiento excesivo que resulte incómodo para ellos y peligroso para los humanos. No recomiendan la extirpación total de las garras porque además de ser una práctica dolorosa, puede alterar el carácter del gato.

El cuidado adecuado de las garras del gato es fundamental para que puedan desarrollar su actividad diaria, debido a que son una herramienta que les sirve para moverse, comer y defenderse de posibles peligros.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik)

¿Cómo recortar las garras del gato?

Elige un momento en el que ambos estén relajados y asegúrate de tener buena luz.

Coloca al gato dándote la espalda, el momento ideal es mientras se relaja en tu regazo. Alternativamente, envuélvelo con una toalla y deja una pierna libre.

Toma la pata del gato y presiónala suavemente la parte superior de cada dedo del pie para extender la garra hacia afuera.

Examina la garra cuidadosamente y con un cortaúñas, corta solo la punta transparente, evitando tocar el vaso sanguíneo, que se puede ver en el centro de la garra. Si tu gato se pone ansioso, detente e inténtalo en otro momento.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik)

Ahora ya sabes que las garras del gato son necesarias y de gran utilidad, pues las usan para comer, moverse, defenderse y trepar entre otras cosas, de ahí la importancia de que se las cuides porque son fundamentales en su vida cotidiana.

TAMBIÉN LEE: Arnés o collar ¿Cuál es mejor para tu perro?

(Con información de Mis Animales y okdiario)