publicidad

Otros

Miedo, obstáculo para diagnóstico oportuno

Mientras más tarde se llegue al diagnóstico de cáncer de mama las posibilidades de mejoría y supervivencia se reducen, dijo experta.

  • 16/10/2012
  • 15:57 hrs.

El diagnóstico temprano del cáncer de mama permite a los médicos aplicar el tratamiento de forma oportuna, y a la paciente tener un abanico de oportunidades mayor para una posible curación, señaló a SUMEDICO la doctora Karla Unger, doctora en Ciencias de la Salud y asesora científica de programas comunitarios en Fundación Cim*ab.

No obstante, refirió también que mientras más avanzado esté el cáncer en su etapa cuando la paciente acuda al médico, habrá menos oportunidad de supervivencia.

Y es que, en palabras de la especialista, existen diversos obstáculos que no permiten reducir la incidencia de los diagnósticos tardíos, mismos que provocan que, por ejemplo, en general, se llegue a la etapa del tratamiento hasta tres meses después de la identificación del problema.

De acuerdo con un estudio que la doctora aplicó con 508 pacientes del Instituto Nacional de Cancerología (Incan) que tenían sospecha de padecer cáncer de mama, el 78% llegó con la enfermedad avanzada, el 14% ya había desarrollado metástasis y sólo al 13% se le localizó la enfermedad a tiempo.

Los principales factores relacionados con el retraso en el diagnóstico de parte de los pacientes se dividen en cinco grupos principales, indicó la doctora Unger:

  • Interpretación de los síntomas, cuando la paciente no considera que exista riesgo en las señales que está descubriendo
  • Diversos motivos para postergar la atención médica, como pueden ser tener poco dinero, dificultad para faltar al trabajo, miedo y desidia
  • Red social que no permite contarle a su círculo social lo que está viviendo
  • Falta de información sobre cáncer de mama, así como de técnicas de diagnóstico como la mastografía
  • No realizar prácticas de detección oportuna como la autoexploración

Por otra parte, la doctora Unger señaló que también existen diversas vicisitudes que entorpecen el diagnóstico temprano, y que provienen de parte de los servicios de salud.

“Por ejemplo el diagnóstico erróneo, o bien que las citas de servicio sean muy espaciadas entre sí; además de que en muchos casos los médicos tienen una impresión ‘benigna’ del diagnóstico y que el el paciente deba usar tres o más servicios de salud diferentes”, reveló.

Respecto a los problemas de diagnóstico que se viven en los centros de salud de sitios remotos, la doctora fue enfática al señalar que, en muchos casos, “los médicos que atienden en esos centros de salud son pasantes” de medicina que no cuentan con la experiencia necesaria para realizar un diagnóstico efectivo.

Finalmente, la doctora hizo algunas recomendaciones con las que sería posible reducir la incidencia de diagnósticos tardíos que reduzcan las oportunidades de las pacientes para recibir un buen tratamiento y mayor posibilidad de curarse definitivamente:

  1. Continuar con campañas de sensibilización hacia los pacientes y sus familias
  2. Entrenamiento y capacitación a médicos de primer contacto, médicos generales, familiares y ginecólogos
  3. Mayor accesibilidad en los sistemas de salud

publicidad

publicidad

publicidad