publicidad

Mascotas pueden ayudar a superar una pérdida
General

Mascotas pueden ayudar a superar una pérdida

Las mascotas también pueden ayudar a sus propietarios a hacer ejercicio y a implicarse con algo más allá de ellos mismos

  • The New York Times
  • 09/10/2019
  • 10:56 hrs.

La pérdida de un ser querido es uno de los eventos más estresantes de la vida. Pero una nueva investigación sugiere que tener un ser querido peludo en casa podría ayudar a aliviar el dolor.

Los investigadores observaron a 437 adultos mayores, algunos de los cuales habían perdido a su cónyuge, ya fuera a través del divorcio o la muerte. Encontraron que tener un gato o un perro en casa se vinculaba con un alivio de la soledad y la depresión.

Dawn Carr, líder del estudio y profesora asociada de sociología en la Universidad Estatal de Florida, dijo que al equipo de investigación le sorprendieron los hallazgos, que fueron particularmente significativos porque se ha encontrado que la soledad y la depresión son factores de riesgo de la muerte y otros problemas de la salud, justo igual que el tabaquismo.

Las mascotas pueden ofrecer respaldo durante las épocas de estrés; incluso acariciar a un perro o a un gato puede calmar a una persona, anotó Carr.

 

 

Puedes leer: 7 factores que impiden superar la depresión

En el estudio, los investigadores compararon la salud mental de las personas que siguieron casadas y las que no, a lo largo de un periodo de cuatro años. También observaron si ser dueño de un perro o un gato tenía algún efecto en la salud mental.

El estudio encontró que aunque todas las personas que enviudaron o se divorciaron tuvieron cierto declive en la salud mental, tener una mascota pareció plantear una diferencia. Los pacientes sin mascotas que experimentaron ese tipo de pérdida tenían en promedio 2.6 síntomas de depresión, pero eso se redujo a solo 1.2 síntomas entre los que tenían mascotas.

Pero Carr enfatizó que el tema de tener mascotas es complejo.

"Una variedad de estudios han mostrado efectos tanto positivos como negativos de tener una mascota", anotó. Pero lo que esos estudios no han tomado en cuenta son los distintos factores que podrían hacer que las personas tengan una mascota en primer lugar.

"Por ejemplo, las personas mayores podrían elegir tener un gato si su salud está en declive", dijo. "Si observáramos a personas con mascotas en comparación con las que no tienen mascotas, podríamos concluir que las mascotas provocan [un declive en la salud], cuando solo hay una correlación".

Entonces, este estudio evaluó las características de referencia de las personas que tienen y no tienen mascotas, y entonces observaron el impacto de perder a un cónyuge en ambos grupos. Los investigadores encontraron que tener una mascota parecía suavizar el golpe emocional.

En el informe, el equipo de Carr usó datos de personas de más de 50 años que respondieron a cuestionarios del Estudio sobre la salud y la jubilación de la Universidad de Michigan.

Se clasificó a los participantes en cuatro grupos: sin pérdida/sin mascota, con pérdida/sin mascota, con pérdida/con mascota, y sin pérdida/con mascota. Su edad promedio era de 65 años.

La Dra. Alice Pomidor es expresidenta del comité de educación pública de la Sociedad Americana de Geriatría (American Geriatrics Society). No participó en el estudio, pero se mostró de acuerdo en que tener una mascota es más complejo de lo que parece. Las mascotas pueden aumentar el riesgo de caídas en los adultos mayores, debido a que tropiezan con ellas, y pueden provocar un estrés financiero debido al costo de su cuidado.

Pero las mascotas también pueden ayudar a sus propietarios a hacer ejercicio y a implicarse con algo más allá de ellos mismos, lo que puede resultar útil para los adultos mayores. "Tiene a otro ser vivo que lo acompaña", comentó.

 

 

 

También te puede interesar: Las mascotas mantienen nuestro corazón sano

En general, dijo Pomidor, este estudio es importante a medida que la generación de la postguerra envejece y más personas comienzan a necesitar una atención a largo plazo. Los animales de compañía ya se usan en algunos hospicios y residencias de vivienda asistida, con animales residentes o a través de programas voluntarios donde las personas llevan mascotas.

Algunos lugares están experimentando con sistemas automatizados y programas de realidad virtual. Pero Carr apuntó que "cuando cuidamos a los animales, tenemos un propósito para levantarnos en las mañanas. La realidad virtual quizá nunca pueda replicar eso".

El estudio se publicó en una edición reciente de la revista The Gerontologist.


publicidad

publicidad

publicidad