publicidad

Los perros no sienten amor, sólo placer
General

Los perros no sienten amor, sólo placer

Tu lomito no te ama, solo está condicionado porque eres su objeto de placer, asegura la ciencia

  • Adrian Aguirre
  • 08/08/2019
  • 12:18 hrs.

De acuerdo con el neurocientífico de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, Jhonatan Astucuri, "el animal se acerca a ti porque sabe que con ese estímulo obtendrá comida y cariño, que es lo que él quiere porque le genera placer.

Puedes leer: ¿Por qué se huelen la cola los perros?

El ser humano, al tener procesos cognitivos superiores como la percepción, el pensamiento y el lenguaje, trabaja más las emociones, dándoles mayor intensidad, duración, y convirtiéndolas en sentimientos como el amor", pero resalta que nuevas investigaciones en un futuro podrían llegar a refutar sus resultados en algún momento. Es lo que se tiene hasta el momento.

Y es que nuestros adorados lomitos alcanzan el límite de su rango emocional entre los cuatro y los seis meses de edad y llegan a tener la capacidad mental de un niño de dos años, por lo que su variedad de emociones no excede a la de los menores de esta edad, informa el psicólogo Stanley Coren, quien también indica que nuestros amigos de cuatro patas pueden expresar alegría, miedo, ira y disgusto, pero nunca orgullo, culpa o vergüenza.

También te puede interesar: ¿Cuáles son los perros más peligrosos para los niños? 

Eso sí, sobre el amor, Coren difiere un poco de lo que dice Astucuri, ya que indica que es posible que los perros puedan llegar a sentirlo debido a que en los humanos este sentimiento surge a los 9 o 10 meses de nacidos.

Francisco García, máster en etología canina y director del centro Equilibrio Canino señala que si bien los canes no pueden decirle "te amo" a sus dueños, sí desarrollan un apego a sus dueños similar al que un bebé de dos años siente hacia sus padres y que incluso pueden llegar a rechazar a aquellas personas que trataron mal a sus dueños.



Con información de El Comercio

publicidad

publicidad

publicidad