publicidad

Los pasos a seguir cuando a tu perro le pica una abeja o avispa
Cuidados

Los pasos a seguir cuando a tu perro le pica una abeja o avispa

Cuando a un perro le pica una abeja o avispa hay inflamación. Foto: Facebook

Si a tu perro le pica una abeja o avispa, lo más importante es detectar si sufre de alergia al veneno, pues podría ser mortal

  • SUSANA CARRASCO
  • 10/07/2020
  • 15:33 hrs.

Las mascotas pueden ser muy curiosas y por ello, les encanta perseguir todo aquello que vuela, incluyendo a los insectos. En estas circunstancias es común enfrentarse con el momento en que a tu perro le pica una abeja o avispa, lo que puede ser inofensivo, pero también, peligroso, sobre todo si el can tiene alergia al veneno.

En la mayoría de los casos, la picadura de abeja o avispa en perros puede causar una pequeña irritación o inflamación en la zona, pero siempre debemos estar preparados para enfrentar cualquier escenario, ya que nunca se sabe si el can tiene alergias o recibirá múltiples picaduras.

¿Qué hacer si a mi perro le pica una abeja o avispa? Hay algunos pasos esenciales que debes seguir para garantizar su bienestar.

¿Qué hacer si a mi perro le pica una abeja o avispa?

Notar que tu perro tiene alguna parte de su cuerpo o rostro hinchada, puede hacerte sospechar que le picó una abeja o avispa, pero no entres en pánico, debes estar muy atento a cómo reacciona para poder actuar oportunamente.

1. Detecta alergias al veneno de abeja o avispa

Lo primero que debes tener muy en cuenta, es que algunos perros son alérgicos al veneno de estos insectos, por lo que podrían sufrir un shock anafiláctico. Por ello, después de una picadura de abeja o avispa en perros debes estar atento a síntomas en tu mascota como:

-Debilidad general

-Dificultad para respirar

-Inflamación intensa alrededor de la picadura

-Aumento de la frecuencia cardiaca y jadeos

-Fiebre o muy baja temperatura

-Vómitos y diarrea

-Temblores

-Encías pálidas

Ante estos síntomas después de una picadura de abeja o avispa en tu perro debes acudir inmediatamente a buscar atención veterinaria, pues de acuerdo a Mis Animales, tu mascota está en grave riesgo de muerte.

2. Asegúrate de que no fue picado en el interior de su boca

Cuando a un perro le pica una abeja o avispa, suele ser en el hocico, que es una zona muy sensible de su cuerpo, por lo que pueden sentir bastante dolor y tener inflamación, aunque no causa mayor inconveniente. No obstante, si la picadura ocurre dentro de la boca porque el perro se come al insecto, puede haber inflamación en la lengua, la garganta y el cuello, causando obstrucciones y bloqueos en las vías respiratorias y se requiere atención veterinaria inmediata.

TAMBIÉN LEE: 5 increíbles beneficios de sacar a pasear a tu perro todos los días

3. Cuidado con el ataque de avispas

Las avispas pueden causar más problemas en el perro debido a que suelen picar varias veces cuando se sienten atacados y las lesiones que deja son mucho más dolorosas que las de abeja. Además, su veneno puede provocar cuadros de mayor gravedad en la mascota por lo que debes llevarlo al médico veterinario.

4. Limpia la zona de la herida

Si tu perro fue picado por una abeja, debes intentar quitarle el aguijón. La mejor forma es raspando con un pequeño trozo de cartón o con el borde de una tarjeta. Nunca uses pinzas, porque presionan el aguijón y se puede desprender más veneno, lo que puede ser un riesgo si tu lomito sufre alergia.  Una vez que retiras el aguijón, debes lavar la zona afectada con agua y jabón neutro para perros y luego secar perfectamente bien.

5. Reduce la inflamación

Existen algunos remedios que pueden ayudar a reducir la inflamación después de la picadura de abeja o avispa en un perro. Algunos de los más efectivos son aplicar hielo envuelto en una toalla sobre la zona o compresas frías. También puede servir usar una mezcla de agua y bicarbonato de sodio en caso de que el atacante haya sido una abeja o un chorrito de vinagre diluido con agua si fue una avispa.

¿Se pueden prevenir las picaduras?

Es imposible entrar en la mente de su perro para decirle que no persiga abejas o avispas, pero puede ayudar a disminuir el riesgo de picaduras si adoptas algunos hábitos, como evitar los paseos en las horas más calurosas del día y no llevarlo a lugares con demasiada vegetación, especialmente en primavera.

Siempre lleva a tu perro con correa para controlar los momentos en que quiera oler flores y otras plantas donde es probable que haya abejas o avispas. En caso de tener un jardín, puedes hacer una cerca en las áreas donde haya mayor concentración de estos insectos para evitar que el can se acerque.

Finalmente, en caso de que tu perro tenga alergia a las picaduras de abeja y avispa, puedes consultar con el veterinario si es posible que te recete un antihistamínico de uso para emergencias que puedas aplicarle tú mismo si es atacado y no hay servicio médico cercano.

SIGUE LEYENDO: 7 increíbles curiosidades sobre los perros Xoloitzcuincle


publicidad

publicidad

publicidad