publicidad

¿Le puede dar Diabetes a los gatos?
Enfermedades

¿Le puede dar Diabetes a los gatos?

Al igual que el cuerpo humano, las células del cuerpo de un gato necesitan azúcar en forma de glucosa para obtener energía

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 13/11/2019
  • 19:13 hrs.

Hace poco hablábamos de que los perritos también pueden enfermarse de Diabetes y nos surgió la duda: ¿A los gatos les puede llegar a dar? 

Nos pusimos a investigar y esto fue lo que encontramos:

Al igual que en el cuerpo humano, las células de los gatos necesitan azúcar en forma de glucosa para obtener energía y el tipo que más sufren es la Diabetes Tipo II.

Síntomas de la Diabetes Tipo II:

En la Diabetes Tipo II, el cuerpo no produce o no usa bien la insulina y al no existir esta hormona, hay demasiada glucosa en la sangre. Esto puede causar enfermedades graves en el corazón, los ojos, los riñones, los nervios, las encías y los dientes.

Actualmente se calcula que entre 0.2 y 1 por ciento de los gatos en la población general sufren de diabetes y el jefe de sección de medicina de pequeños animales en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Illinois, Thomas Graves, explica que sus signos en los mininos son los siguientes:

"Los síntomas principales son aumento de la sed y aumento de la micción. Y si bien lo vemos en gatos con un peso corporal adecuado, es más común en gatos obesos. Algunos gatos con diabetes tienen un apetito voraz porque sus cuerpos no pueden usar el combustible suministrado en su dieta".

 

Puedes leer: ¿Cómo saber si mi perro tiene diabetes?

 

Aquí te pedimos que pongas mucha atención en el peso de tu michi, ya que la pérdida de peso también es un indicador importante de que puede tener diabetes.

¿Cómo puedo tratar la diabetes en gatos?

"La dieta es ciertamente un componente. Se cree que una dieta baja en carbohidratos es probablemente la mejor para los gatos con diabetes. El tratamiento es la terapia con insulina. Hay algunos medicamentos orales, pero tienen más efectos secundarios y se usan principalmente cuando la insulina no se puede usar por alguna razón. Hay análisis de sangre y orina, exámenes físicos y señales de comportamiento, que se utilizan para establecer la terapia con insulina. Esto se hace junto con su veterinario. No recomendamos que los propietarios ajusten la terapia de insulina por sí mismos porque puede ser algo complicado en los gatos. La mayoría de los pacientes llegan cada tres o cuatro meses. Es bueno asegurarse de que no suceda nada más", asegura Graves.

 

 

También te puede interesar: Perritos con sobrepeso: ¿Qué darles de comer y qué no?

Recuerda que la salud de las mascotas no es algo que se deba pasar por alto y que en casos raros de diabetes no controlada, los gatos pueden experimentar daño a los nervios en las extremidades posteriores, lo que da como resultado una postura "degradada" de las extremidades posteriores.

Así como con nosotros, los factores de riesgo para que le de diabetes a nuestro minino son la obesidad , el aumento de la edad, la inactividad física, el ser de género masculino, la castración y la terapia con esteroides.

Pon atención a cualquiera de estos síntomas o riesgos y si tu pequeñín los tiene, llévalo a un vetereinario para que lo examine y le de el mejor tratamiento.

 

Con información de MedlinePlus, pets.webmd, Cornell University College of Veterinary Medicine


publicidad

publicidad

publicidad