publicidad

¿Le puede dar cáncer de mama a los perros?
Enfermedades

¿Le puede dar cáncer de mama a los perros?

Las perritas que no están esterilizadas o que fueron esterilizadas después de los 2 años de edad tienen más riesgos

  • Adrian Aguirre
  • 15/10/2019
  • 14:35 hrs.

Al igual que las personas, los perritos también pueden contraer cáncer. Esto se da especialmente cuando envejecen y sí, también pueden llegar a sufrir cáncer de mama.

Esta enfermedad afecta más a las hembras que a los machos y se presenta, en promedio, en canes de 8 a 15 años.

De acuerdo con el American College of Veterinary Surgeons (ACVS), los tumores mamarios son habituales en las perras y estas, en algunos casos, pueden llegar a necesitar quimioterapia después de la cirugía.

La raza tiene mucho que ver:

"Entre los perros, los caniches, los perros salchicha y los spaniel son los más afectados. Entre los gatos, los siameses u otras razas orientales y los domésticos de pelo corto son los más afectados. En los perros, la obesidad cuando jóvenes es un factor de riesgo.

Los tumores mamarios son más habituales en las perras que no están esterilizadas o que fueron esterilizadas después de los 2 años de edad. El riesgo de que una perra presente un tumor mamario es del 0,5 % si se esteriliza antes del primer celo (aproximadamente 6 meses de edad), de un 8 % después del primer celo y del 26 % después del segundo celo. Los gatos esterilizados antes de los 6 meses de edad tiene un riesgo 7 veces menor de tener cáncer mamario y la esterilización a cualquier edad reduce el riesgo de tumores mamarios en un 40 % a 60 % en los gatos", menciona la ACVS en su página web.


 

Puedes leer: ¿Le puede dar artritis a los perros?

¿Qué es el cáncer de mama?

La American Cancer Society dice que el cáncer de mama se da cuando las células en el seno comienzan a crecer en forma descontrolada. Al aumentar su tamaño, estas normalmente originan un tumor que a menudo se puede observar en una radiografía o puede palparse como una protuberancia.

¿Por qué se da el cáncer de mama en los perros?

La organización benéfica británica especializada en el bienestar de las mascotas, Blue Cross, señala que, estadísticamente, algunas razas parecen estar en mayor riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer y que se sabe que esterilizar a una perra antes de los dos años de edad reduce su riesgo de tumores de seno, pero que, sin embargo, los vínculos directos con la dieta y el estilo de vida hasta ahora no han sido investigados por completo en los perros.

Para saber si tu lomita tiene cáncer, Blue Cross señala que tienes que prestar atención a los siguientes síntomas: pérdida de apetito, pérdida de peso, letargo y debilidad, dificultad para respirar, que cojee cuando camine y/o problemas digestivos recurrentes.

Dicha compañía también resalta que el cáncer puede llegar a presentarse en cualquier parte o sistema del cuerpo, por lo que sus síntomas pueden llegar a ser muy variados. La dificultad radica en que muchos de estos signos son comunes a una amplia gama de enfermedades que pueden llegar a tener, por lo que no se puede hacer un diagnóstico de cáncer solo con los síntomas que presenta.


 

También te puede interesar: ¿No cruzar a las mascotas puede causarles cáncer?

Si tienes la sospecha de que tu mascota puede tener cáncer, lo ideal es llevarla al veterinario si detectas un bulto en la superficie de su piel. "Pero no todos los bultos de la superficie son cánceres. También se debe investigar una llaga que no cicatrice", indica esta empresa.

El American Journal of Veterinary Research informa en un estudio publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos que:

"De de los 120 casos de cáncer de mama que ocurrieron en 117 perras (15 esterilizadas), 2 perros machos y 1 perro de sexo indeterminado, 107 (casi el 90%) se observaron en perros de 8 a 15 años. Los tumores mamarios ocurrieron en casi el 14% de 875 perras con neoplasias. Casi el 60% de las 128 neoplasias se ubicaron en la cuarta y quinta glándulas mamarias. De los 128 cánceres en estos 120 perros, 85 se clasificaron como carcinoma de conducto, 38 como carcinoma lobular, 3 como tumor mixto maligno y 2 como carcinoma de conducto y lobular. La mayoría de los carcinomas de conductos se originaron en las células epiteliales de los conductos en todos los niveles, y algunos surgieron en los papilomas de conductos previamente benignos. Los carcinomas lobulares surgieron en los alvéolos y se desarrollaron en lóbulos progresivamente más grandes".

Y menciona que un factor negativo en el desarrollo del cáncer de mama es la ovariectomía antes o poco después del primer ciclo estral en el perro y antes de los 40 años en las mujeres.


 

También te sugerimos: Señales para detectar la demencia en perros

¿Qué se puede hacer al respecto?

Como mencionábamos anteriormente, los síntomas del cáncer de mama en perros tienen similitudes con otras enfermedades que pudieran llegar a tener, por lo que un veterinario no puede saber a primera vista si tu can tiene cáncer de mama. 

Blue Cross precisa que para asegurar que un lomito tiene este mal, además de los exámenes de sangre (que todavía están en etapas tempranas) se necesitan radiografías y otros estudios que el médico te pueda llegar a indicar. 

Una vez identificada la enfermedad, esta compañía explica que existen diferentes tratamientos como cirugías, quimioterapias y radioterapias:

"La cirugía a menudo se elige para tumores de la piel o para crecimientos internos que aparentemente son distintos. El bulto extirpado en la cirugía generalmente debe analizarse para determinar si es probable que se haya diseminado o no. A veces, con crecimientos internos donde el tamaño del tumor está causando enfermedad, la cirugía puede aliviar los síntomas, pero el riesgo de recurrencia permanece.

La quimioterapia es apropiada para varios tipos de cáncer. La quimioterapia veterinaria generalmente tiene pocos efectos secundarios, o ninguno, porque las dosis utilizadas son más pequeñas que las utilizadas en humanos. Desafortunadamente, por lo general no cura el cáncer; el objetivo es disminuir la velocidad del cáncer y reducir los síntomas.

A veces, la quimioterapia se lleva a cabo después de la cirugía, si no ha sido posible extirpar todo el cáncer, para tratar de reducir la recurrencia. También se usa en cánceres generalizados que no se pueden extirpar quirúrgicamente, como los que afectan a los glóbulos blancos (leucemias). Algunos tipos de quimioterapia pueden estar disponibles en su propio veterinario; otros solo son realizados por especialistas", precisa.


Recuerda que su vida también cuenta y que si ves o sientes que tu lomita no se encuentra actuando como de costumbre, lo mejor es llevarla al doctor para que la revise y tenga un tratamiento adecuado.


Con información de American College of Veterinary Surgeons, American Cancer Society, Blue Cross, American Journal of Veterinary Research


publicidad

publicidad

publicidad