publicidad

La verdadera razón por la que gatos y perros comen pasto
Cuidados

La verdadera razón por la que gatos y perros comen pasto

Foto: tomada de la web

Se cree que los gatos y perros comen pasto cuando les duele la panza, pero la ciencia encontró la verdadera razón

  • SUSANA CARRASCO
  • 02/03/2020
  • 14:10 hrs.

Al tener una mascota, uno de los comportamientos más comunes que podemos detectar es que les encanta comer hierbas, especialmente pasto, ¿por qué lo hacen? Algunos creen que es para aliviar molestias digestivas, pero la ciencia encontró la verdadera razón por la que gatos y perros comen pasto.

La razón por la que gatos y perros comen pasto

Se cree que los gatos y perros comen pasto para aliviar molestias digestivas, sin embargo, eso no es del todo cierto.

En algunos casos, comer pasto puede provocarle vómito a las mascotas, por eso se cree que lo comen cuando les duele el estómago.

No obstante, investigadores de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de California en Davis (EE.UU.) descubrieron la verdadera razón por la que los gatos y perros comen pasto.

Para saberlo, prepararon un trabajo de investigación cuyo protocolo consistía en que más de mil dueños de gatos que tuvieran acceso a un jardín pasaran al menos tres horas al día observando el comportamiento de su mascota.

Encontraron que comer pasto es uno de los comportamientos más comunes en los animales domésticos.

El 71% de los animales lo hicieron al menos seis veces en el período de observación y el 61% más de diez veces, mientras que solo un 11% de ellos no comió pasto ni otro tipo de hierbas.

Además, se encontró que el 39% de los gatos jóvenes, de tres años o menos, comía plantas todos los días y solo el 27% de los mayores de cuatro años lo hacía también.

Pero entonces, ¿por qué vomitan cuando comen pasto si no es porque les duele la panza?

En realidad, muy pocas mascotas vomitan al comer pasto, pues en el caso de los gatos, se encontró que el 30% de gatos mayores vomitaba después de ingerir hierba, mientras que en el caso de gatos jóvenes, solo era el 11%.

De hecho, las mascotas no comen pasto para vomitar, pues durante el Congreso de la Sociedad Internacional de Etología Aplicada celebrado en Bergen (Noruega), investigadores concluyeron que el vómito es simplemente una consecuencia ocasional de comer pasto, pero no el objetivo.

TAMBIÉN LEE: 3 razones por las que los perros aman morder zapatos

La verdadera razón por la que gatos y perros comen pasto es por un comportamiento meramente instintivo y evolutivo.

Investigaciones realizadas en carnívoros salvajes han demostrado que todos comen habitualmente plantas, como se puede comprobar observando los restos vegetales sin digerir que aparecen en sus excrementos.

Esto lo hacen principalmente para limpiar los parásitos intestinales, pues prácticamente todos los carnívoros salvajes sufren una carga de estos organismos.

El consumo regular e instintivo de plantas tiene un papel adaptativo para mantener una carga tolerable de parásitos en su sistema digestivo, independientemente de que el animal detecte o no los parásitos.

En el caso específico de los perros, se cree que también comen pasto para aumentar su ingesta de fibra, pero la investigación también concluyó que la frecuencia de ingerirla no estaba relacionada con la dieta del perro o con la cantidad de fibra que comía, lo que sugiere que no están tratando de compensar alguna deficiencia dietética.

Tanto en gatos como en perros, el investigador Benjamin L. Hart y su equipo plantean la hipótesis de que los animales más jóvenes comen más hierbas porque su sistema inmunológico no es tan bueno para mantener a raya a los parásitos, y porque el estrés nutricional es más perjudicial para los animales en crecimiento que para los perros y gatos adultos.

En general, los gatos comen menos hierbas que los perros, lo que podría deberse a que las infecciones parasitarias eran menos frecuentes entre las especies ancestrales felinas y a que tienen el hábito de enterrar sus heces, reduciendo la propagación de parásitos en comparación con los perros, que suelen olfatear las heces de otros perros.

La conclusión es que la razón por la que los gatos y perros comen pasto no es que estén enfermos del estómago, sino que es un comportamiento instintivo para controlar los parásitos intestinales.

Te recomendamos que si tienes un gato le permitas el acceso a un jardín o un espacio donde tenga plantas para masticar, solo asegúrate de que nos sean tóxicas para la mascota, como es el caso de la flor de Nochebuena y a los perros, debes sacarlos todos los días a espacios con pasto.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo reconocer un buen alimento para perros

(Con información de BBC Mundo)


publicidad

publicidad

publicidad