Gato intenta "robar" comida para gato y termina dormido sobre ella

Al parecer el michi tenía más sueño que hambre, como quedó plasmado en las imágenes que se hicieron virales

Un gato intentaba "robar" comida de gato en un supermercado, pero termina dormido sobre la caja de croquetas, pues al parecer tenía más sueño que hambre, como quedó plasmado en las imágenes que se hicieron virales.

Gato intenta "robar" comida para gato y termina dormido sobre ella

Gato dormilón

El gato entró sigilosamente a un supermercado y guiado por su olfato fue a dar al pasillo de alimento para mascotas, pues tenía hambre y quería conseguir comida. Una vez que estuvo en el lugar indicado tiró una caja de croquetas, y cuando iba abrirla, le ganó el sueño y se quedó dormido sobre ella, hasta en una patita recargó su cabeza.

Luego de una corta siesta, el gato abrió los ojos y se dio cuenta de que estaba siendo observado por una mujer, quien se encargó de tomarle fotos para luego subirlas a su perfil de Facebook, para platicar la tierna historia del gato dormilón.

Al mismo tiempo que reportó el hecho con uno de los empleados del supermercado, quien le informó que el gato era un "inquilino" del lugar y que su presencia siempre era bienvenida porque alegraba a los clientes, así que no tenía de qué preocuparse.

"Me encontré con el gato justo ahí, junto a la caja de comida para gatos que había derribado", escribió Melanie Morris-Jones en su Facebook, con las imágenes que compartió del michi blanco dormido sobre la caja de comida.

imagen-cuerpo

(Foto: Facebook Melanie Morris-Jones)

NO TE PIERDAS: ¿Qué hacer con tu mascota en caso de sismo?

Comida que le gusta a los gatos

Con tantas opciones de alimento para gato que existen en el mercado, como vimos en el video de este gato roba-comida, seguramente hay alguna que les guste más que otra, pero casi todas las opciones están hechas con los nutrientes específicos que tu minino necesita en cada etapa de su vida.

Que a un gato le guste una comida depende de diversos factores:

La textura.

El olor. Los gatos tienen un instinto del olfato muy desarrollado, por lo que este factor es mucho más importante para que una comida les guste o no.

El sabor.

La temperatura. Que esté a temperatura ambiente es fundamental para que a un gato le gusta una comida.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik)

A este conjunto de factores se le conoce como palatabilidad. Los gatos son conocidos por ser melindrosos con la comida, así que es normal que algunas comidas sean más o menos apetitosas según cada gato en particular.

Por tal motivo, la comida que le gusta a los gatos no es una sola, puesto que la palatabilidad depende de las preferencias individuales de cada minino, y a menudo prefieren la dieta que llevaron desde pequeños.

Por eso este gato blanco va al supermercado porque tiene una variedad de alimento, de sabores y texturas, por lo que, si un día se aburre de una, elije otra que sea de su agrado, siempre y cuando no le agarre el sueño y se quede dormido sobre la caja de comida.

TAMBIÉN LEE: Enfermedad de las garrapatas en gatos

(Con información de Lomunidad y Wamiz)