El perro guía da calor al corazón, libertad al cuerpo y coraje al alma

El 29 de abril se conmemora el Día Internacional del Perro Guía; su trabajo consiste en apoyar la movilidad de las personas con discapacidad visual

“El perro guía da calor al corazón, libertad al cuerpo y coraje al alma. Abran la puerta a los usuarios de perros guía a transportes y lugares públicos. México se debe sentir orgulloso de contar con la primera escuela de perros guía en América Latina”, expresó Silvia Lozada Badillo, fundadora y directora de la primera Escuela para Entrenamiento de Perros Guías para Ciegos I.A.P.

El perro guía da calor al corazón, libertad al cuerpo y coraje al alma

El 29 de abril se conmemora el Día Internacional del Perro Guía o Perro de Trabajo, con la finalidad de divulgar la importancia de los perros guía para apoyar la movilidad de las personas con discapacidad visual.

De acuerdo con cifras del INEGI, en México hay 20 millones 838 mil 108 personas con discapacidad, de las cuales 12 millones 727 mil 653 son débiles visuales.

imagen-cuerpo

En entrevista para SuMédico, Silvia Lozada habló de su propia experiencia y de lo importante que han sido sus perros guía en su vida y en la de muchas personas con discapacidad visual.

“Yo soy una persona ciega desde los tres años de edad y a mi vida llegó la oportunidad de tener mi primer perro guía en Estados Unidos en 1982; en ese entonces tenía 19 años, estaba cursando la preparatoria, y a mi vida llegó una preciosa pastor alemán, trabajé en la institución de perros guía por cuatro semanas, donde recibí la capacitación para aprender a manejar a mi perrita”.

Una esperanza para las personas con discapacidad visual

El poder ir a una institución en otro país y con otra cultura le permitió comparar y darse cuenta que los estadounidenses incluían a las personas con discapacidad desde mucho antes que en nuestro país, además de que las calles de Estados Unidos no tenían obstáculos y eran completamente accesibles.

“Cuando regresé a mi país con mi preciosa pastor me enfrenté a que no había leyes, ningún artículo, por lo que hubo que reentrenar a mi perrita porque las calles en México sí están saturadas de obstáculos. Así comencé a desenvolverme en mi ir y venir a la escuela y a un empleo que tenía de medio tiempo, y todos los días tenía que concientizar a los encargados de los transportes y lugares públicos”.

En el ir y venir de su vida cotidiana, Silvia encontraba a su paso personas ciegas o personas que tenían algún familiar con discapacidad visual que le preguntaban dónde podían conseguir un perro guía. Les daba los datos de la escuela de Estados Unidos, pero pensaba también en lo importante que era fundar una escuela de perros guía, e inició este sueño hace 32 años.

imagen-cuerpo

Le dieron un terreno en comodato para criar a los perros guía

“Iniciar el proyecto fue difícil y lo es todavía. Primero tuvimos que buscar un terreno donde construir las instalaciones adecuadas para llevar a cabo la crianza, entrenamiento y donación de perros guía. Toqué la puerta de autoridades federales y locales. En 1995, Oscar Espinoza Villarreal, el entonces regente de la ciudad, escuchó mi propuesta y con apoyo del gobierno me otorgaron en comodato un terreno para construir la escuela de perros guía. También me pidieron constituir la organización como una institución de asistencia privada, lo hice y busqué el apoyo de Nacional Monte de Piedad para que patrocinara la construcción de la escuela”.

La construcción de la primera Escuela para Entrenamiento de Perros Guías para Ciegos I.A.P. en América Latina inició el 26 de marzo de 1997, inaugurándose el 4 de noviembre de ese mismo año. Desde entonces comenzaron esta labor tocando puertas, buscando donativos, con el propósito de que los perros guía sean los ojos de personas con discapacidad visual. También crearon la rehabilitación inclusiva donde ofrecen cursos de braille, computación, actividades de la vida diaria y orientación y movilidad para personas adultas que pierden la vista, así como terapia psicológica para superar el duelo.

imagen-cuerpo

No todos los perros son aptos para graduarse como guías, ni todas las personas ciegas son candidatas a tener un perro guía

Mucha gente cree que cuando pierde la vista en automático le debes de dar un perro guía y no es así. Primero la persona se tiene que rehabilitar, incorporarse a un empleo o a la escuela, volver a trabajar, a estudiar, para recuperar su autonomía y luego para mejorar su movilidad, si la persona reúne las características, la escuela les otorga un perro guía

La fundadora y directora de la primera Escuela para Entrenamiento de Perros Guías para Ciegos I.A.P. puntualizó que cuando se forman los binomios persona ciega-perro guía es una bendición porque el perro además de ser su compañero, se convierte en sus ojos, les ayuda a liberar muchos obstáculos que hay en las calles, sobre todo en nuestro país que están saturadas.

imagen-cuerpo

¿Qué es un perro guía?

Es un ser vivo que cubre toda una serie de requisitos para convertirse en un perrito entrenable que sea los ojos de una persona con discapacidad visual. Los perros guía son para personas que desean volar, realizar actividades, metas, sueños, anhelos.

“Debe ser un ejemplar canino muy sociable, alegre, feliz, contento del trabajo que realiza. Nosotros y en general las escuelas que educamos perros lo hacemos con mucho cariño; desde que el perro está en la etapa de gestación, cuando nace y está en la etapa de lactancia recibe estimulación temprana, luego viene el destete, un proceso de socialización que dura un año, donde el perro aprende a caminar en la calle, junto a la persona que lo tiene en adopción, que son familias voluntarias que ayudan en el programa”.

Características de un perro guía

No son perros agresivos, ni nerviosos ni temerosos, son perros muy seguros de sí, son capaces de aprender lo que sus entrenadores les van a enseñar, como aprender a desviar obstáculos, a entrar a transportes y lugares públicos con su entrenador y después con una persona con discapacidad visual, acompañándola en su día a día. Y como todo trabajo también puede tener sus horas de comida, de descanso, de ejercicio y de juego.

imagen-cuerpo

¿Cómo identificar a un perro guía?

A través de su arnés, trae un equipo conformado por una varilla en forma de letra U, una pechera de piel y un letrero que dice: “Por favor no me acaricies, estoy trabajando”. Este letrero también tiene el logotipo de la institución, además de la correa, el collar, la placa de identificación y la credencial del binomio, que trae la imagen del perro junto con la persona que está guiando y que certifica la formación de este binomio.

imagen-cuerpo

El labrador y el golden retriever, ideales para ser perros guía

Estos perros deben salir a la calle todos los días para acostumbrarse al ambiente en el que van a trabajar cuando ya estén en proceso de entrenamiento y cuando ya sean guías. Las razas que tienen las características para ser perros guía son el labrador y el golden retriever, y en Europa y Estados Unidos también el pastor alemán, los cuales pueden ser perros guía durante ocho años, más dos del proceso de crianza, educación y entrenamiento, por lo que el perro se jubila a los 10 años de edad, cuando todavía están sanos y en las mejores condiciones.

En México nosotros trabajamos solo con el labrador y el golden retriever, y no todos los perros en proceso de entrenamiento se gradúan, es muy importante que el temperamento y las características físicas del perro sean las adecuadas para que se llegue a convertir en los ojos de personas con discapacidad

imagen-cuerpo

NO TE PIERDAS: Prohíben hacer tatuajes y perforaciones a animales en CDMX

¿Cuánto cuesta entrenar a un perro guía?

Es importante mencionar que los perros guía no se venden, a pesar de que su entrenamiento y atención tiene un costo en México de 500 mil pesos; en Reino Unido, de un millón y medio; y en España de 800 mil pesos. Actualmente tienen 20 perros guía en preparación, y tienen casi 30 perros trabajando en diferentes estados de la República Mexicana, así como uno en Guatemala, uno en Costa Rica y otro en Chile.

¿Cómo entrenan un perro guía?

Después de las cuatro semanas de edad, a los cachorros se les hacen varias pruebas para examinar sus reacciones a nuevos sonidos, entornos extraños, nuevas experiencias. Poco a poco aprenden a caminar con correa, a obedecer comandos sencillos y a comer e ir al baño en horarios establecidos.

Una vez que ha sido cuidado por una familia adoptiva, al año de edad aproximadamente el perro debe ingresar a las instalaciones de la escuela, donde empieza su entrenamiento especializado como perro guía. En esta etapa, con una duración de cuatro a seis meses, el perro aprenderá a obedecer comandos, a caminar del lado izquierdo, desviando todos los obstáculos, y a portar su arnés, indispensable para su trabajo y que lo distinguirá de los demás perros.

También se les entrena para desobedecer una orden en caso de peligro

El perro guía también aprende la desobediencia inteligente, que consiste en no obedecer una orden de su amo si ésta los pone en peligro. Posteriormente, el perro aprenderá a subir a transportes públicos, por lo que su entrenamiento es de dos años para que se gradúe como un binomio.

Las escuelas de perros guía también capacitan a las personas que se van a convertir en entrenadores. Deben tener gusto por lo animales y estar conscientes de que este trabajo es un compromiso de mucha responsabilidad porque de cada perro que educan y entrenan depende la vida de un ser humano vulnerable. Ser entrenadores de perros guía les puede llevar de tres a cinco años.

imagen-cuerpo

Falta más apoyo de la sociedad

Es de vital importancia que los Estados contemplen en la normativa legal pertinente la importancia de promover y facilitar la movilidad de personas con discapacidad visual, mediante el apoyo de perros guía, lo cual no ha sido viable en varios países de América Latina, debido a la poca aceptación social, limitaciones económicas y legales.

Afortunadamente hemos contribuido a cambios legislativos, ya hay varios artículos en diferentes leyes que establecen el derecho de las personas con discapacidad visual para accesar a transportes y lugares púbicos. Sin embargo, nunca falta el conductor que, por ignorancia, quiere impedir que suba el perro guía, pero les decimos que eso no debe ser porque es un acto de discriminación, por eso es importante estar bien informados de qué derechos tenemos

El artículo 58 de la Ley Federal de Protección a los Derechos del Consumidor y la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad establecen que ningún proveedor de bienes o servicios pueden negar el acceso a personas ciegas acompañadas de perros guía.

imagen-cuerpo

Requisitos para solicitar un perro guía

Tener entre 18 y 55 años de edad.

Trabajar o estudiar y poder comprobarlo.

Contar con ingresos mínimos para cubrir las necesidades básicas del perro.

Haber tomado un curso de orientación y movilidad.

Haber utilizado anteriormente el bastón blanco para desplazarse por sí mismo.

Participar en un curso de capacitación para el manejo del perro guía.

Las personas con discapacidad visual se ocupan del perro, pero la escuela también está pendiente y los apoya con la atención veterinaria que el perro requiera.

“Si viven en el área metropolitana a la Ciudad de México, la atención veterinaria que el perro requiera o reentrenamiento es gratuito para los usuarios de perros guía. Nosotros cada mes revisamos al perro, se baña, se le aplican sus vacunas, se desparasita. Es una manera de supervisar que están bien los perros y de apoyar al usuario para no descuidarlo”.

imagen-cuerpo

Escuelas de Entrenamiento de perros guía en el mundo

La “International Guide Dog Federation” es una asociación responsable del desarrollo, monitoreo y evaluación de los estándares aplicados por los países miembros, referida al servicio de perros guía alrededor del mundo.

En 1929 se abrió en Estados Unidos (Nashville, Tennessee) la primera escuela de perros guía, “The Seeing Eye”.

En 1934 se conformó en Gran Bretaña (Inglaterra) la asociación “The Guide Dogs for the Blind Association”.

En España los perros guía son entrenados por la ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles), creada en 1938.

En México se fundó la primera escuela de perros guía para ciegos en América LatinaEscuela para Entrenamiento de Perros Guía para Ciegos I.A.P.” en 1988.

imagen-cuerpo

Datos interesantes de los perros guía

Los perros guía también son conocidos como perros lazarillo o perros de asistencia.

El entrenamiento de un perro guía dura entre dos y cinco años, para poder asistir a una persona con discapacidad visual.

Se estima que la primera escuela de perros guía se originó en Alemania durante la primera Guerra Mundial, para ayudar a retornar a los veteranos de guerra.

Los perros guía son los únicos aceptados en unidades de transporte público.

Los medios de transporte deben permitir utilizar un asiento para el perro guía o al lado de un pasillo, dependiendo del medio de transporte.

La primera raza de perros que se utilizó para entrenarla como perro guía fue el pastor alemán.

Las personas con discapacidad visual que utilizan un perro guía por primera vez deben aprender a caminar nuevamente, ya que deben desplazarse a la misma velocidad del perro guía.

Se recomienda no tocar al perro guía, ya que podría distraerse de su labor.

A pesar del entrenamiento recibido los perros guía no son capaces de distinguir colores como el rojo y verde.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik)

Finalmente, Silvia Lozada Badillo, fundadora y directora de la primera Escuela para Entrenamiento de Perros Guías para Ciegos I.A.P. reconoció que es un desafío mantener la escuela, y más en estos tiempos de pandemia, pero tienen el compromiso de seguir adelante y no rendirse por nada.

“Buscamos donaciones que son deducibles de impuestos, y a través de eso la escuela se va sosteniendo. También contamos con servicios veterinarios que ofrecemos al público en general y de esta manera recaudamos fondos para que la escuela tenga los medios para cuidar, criar, educar y donar perros guía a personas con discapacidad visual”.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué el gato siamés cambia de color según la temperatura ambiente?