publicidad

¿Cuál es la manera correcta de cargar a un gato en brazos?
Cuidados

¿Cuál es la manera correcta de cargar a un gato en brazos?

No todos los dueños de mascotas saben cómo cargar a un gato. Foto: Tranmautritam en Pexels

Cargar a un gato es todo un arte y si no usamos la técnica correcta, podríamos sufrir rasguños y hasta mordidas

  • SUSANA CARRASCO
  • 22/07/2020
  • 18:14 hrs.

¿Cómo se debe cargar a un gato? Es una de las preguntas más comunes entre los amantes de los felinos, pues muchas veces, por más que intentamos sostenerlos de la manera más cariñosa posible, ellos parecen incómodos y buscan la manera de huir lo más pronto posible, dando incluso arañazos o hasta mordidas.

No te sientas mal, no significa que tu gato te odia, simplemente no lo estás cargando con la técnica correcta y por ello, aquí te damos los pasos que debes seguir para ser un experto en el arte de sostener a un gato en brazos.

Los felinos suelen ser algo especiales con las muestras de afecto y para que no acabes con rasguños, el Dr. Uri Burstyn, experto veterinario, indica la manera correcta de cargar a un gato en casa.

¿Cómo cargar a un gato?

En primer lugar, el experto recomienda acercarse de forma lenta al gato, presentándonos con calma para que no se asuste y salga corriendo. Podemos rascar suavemente su rostro y la barbilla, para que sienta en confianza y nos permita sujetarlo y levantarlo. Ahora bien, para cargar a un gato, debemos asegurarnos de que se sienta apoyado, el peor error es dejar que sus patitas ya sean delanteras o traseras queden al aire.

SIGUE LEYENDO: Las 5 razones por las que un gato se vuelve agresivo

Así que, asegúrate de que, al levantarlo, coloques una mano debajo del pecho del gato y otra debajo de su abdomen. Esto asegura que el minino se sienta cómodo y también ayuda a evitar arañazos, mordeduras y otras lesiones que pueden causarnos sin querer.

Ya que lo levantaste, llegó la hora de sostenerlo y la recomendación del experto es que lo coloques cerca de un costado de tu cuerpo y hagas un poco de presión, pero muy leve, de manera que sus patitas traseras no queden sueltas. También sugiere usar una mano para que el gato apoye sus patas delanteras, de manera que el gatito se sienta cómodo y no quiera escapar. Otro tip es hablarle de forma cariñosa al felino mientras lo acercas a tu cuerpo para que esté tranquilo y relajado.

Nunca lo sujetes de la piel del cuello

Se cree que es correcto agarrar a los gatos por la piel del cuello, en la zona posterior, no obstante, la conductista veterinaria Stephanie Borns-Weil y la técnica veterinaria de cuidados críticos, Michelle Damon, del Hospital Foster para animales pequeños, indican a Diario Veterinario que eso es incorrecto.

Aunque las gatas madres llevan a sus gatitos de esta manera las primeras semanas de vida, pueden hacerlo porque las crías tienen un reflejo en el que sus cuerpos quedan completamente flácidos cuando son recogidos por el cuello. Sin embargo, este reflejo se pierde cuando los felinos llegan a la adolescencia, lo que ocurre antes de cumplan los 12 meses de vida.

Intentar cargar a los gatos adultos de esta manera, desencadena altos niveles de miedo y estrés en lugar de relajación y de hecho, las expertas señalan que "clínicamente, lo que a menudo se ve como relajación en un gato, es en realidad un cierre conductual, o la impotencia aprendida que ocurre cuando un animal experimenta un nivel muy alto de miedo y estrés. El único momento en que un gato adulto es sujetado por el pescuezo es durante el apareamiento, si es una hembra en celo, o cuando es atacada por un depredador".

Ya lo sabes, cuando llegue el momento de cargar a un gato acércate lentamente, acarícialo un poco, sostenlo con las dos manos, evita que sus patitas queden al aire y acércalo a tu cuerpo cariñosamente. Verás que nunca más querrá huir inmediatamente. 

SIGUE LEYENDO: ¿Realmente los gatos saben cómo volver a casa cuando se escapan?

 


publicidad

publicidad

publicidad