publicidad

Conoce a la perra que es fiel a su dueño hasta la muerte
Viral

Conoce a la perra que es fiel a su dueño hasta la muerte

La perra Mino lleva tres años visitando la tumba de su pequeño dueño Fotografía: EFE

Mino y Khet solo pudieron convivir un año; eran amigos inseparables

La perra Mino no abandona la tumba de su dueño desde hace tres años, un niño de dos años que murió ahogado en Vietnam.

El pequeño y la perra eran inseparables. Sin embargo, la vida solo les dio la oportunidad de convivir un año, hasta que el destino los separó, cuando el niño murió ahogado en una acequia cercana a su casa.

Nguyen Thi Ut, abuela del pequeño, narró a un medio cómo tres días después del entierro de su nieto, que se llevó a cabo en la parte trasera de la casa, la perra se acostó sobre la tumba y nadie la pudo mover de ahí.

Traté de que dejara de ir porque no me parecía bien, pero siempre terminaba volviendo. Al final decidí dejarla

Fotografía: EFE

Amigos inseparables

Mino llegó a la familia siendo un cachorro, cuando el pequeño Khet tenía apenas un año, y desde el principio se hicieron amigos, se la pasaban todo el día jugando, mientras los padres del niño trabajaban y los abuelos se ocupaban de la casa.

Pero un día todo cambió. Cuando la madre de Khet estaba cocinando, él se salió de la casa, cruzó un camino de tierra que separa la vivienda del canal aledaño y cayó al agua sin que nadie llegara a tiempo para salvarlo, quedando muy triste y desconsolada su familia y Mino.

Lo sepultaron detrás de la casa, como es costumbre en el campo vietnamita, y a los tres días de su entierro, Mino se acostó sobre la lápida, lugar en el que pasa más tiempo desde que ocurrió la tragedia hace tres años.

Fotografía: EFE

NO TE PIERDAS: 7 nuevas “razas” de perros que te van a impresionar

Antes de quedarse todo el día en la tumba de su pequeño dueño, Mino visita a los familiares de Khet, se queda unos minutos recostada junto a la mesa a la entrada de la precaria vivienda. Al respecto dijo la abuela del niño.

Siempre entra en casa un par de horas al mediodía y después vuelve a salir, aunque haga mucho sol o llueva. A veces incluso pasa toda la noche

Ahí sobre esa lápida ven a Mino todo el día, ni el sol, ni la noche, ni siquiera el hambre la hacen apartarse de ese lugar. Cuando quiere algo de comer lo deja junto a la tumba para no alejarse ni un minuto de su mejor amigo. Finalmente, la abuela de Khet dijo:

Estoy segura de que, aunque cambiemos la tumba de sitio, Mino seguirá pasando allí el día

Aunque la familia tiene una niña de seis años que juega por la casa y Go, el padre, que se ocupa de un bebé de 11 meses, nacido dos años después de la muerte de Khet, la perra no ha logrado tener una relación cercana con ninguno de ellos, a pesar de que son cariñosos con ella. Mino le es fiel a Khet.

TAMBIÉN LEE: Trastornos alimenticios más comunes en perros y gatos

(Con información de milenio)


publicidad

publicidad

publicidad