¿Cómo debe acercarse un niño a un perro?

Las primeras veces debe hacerlo con la supervisión de un adulto; el niño debe tener claro que los perros no son un juguete

Que los niños tengan una mascota en casa les sirve para enseñarles responsabilidades, compromisos y que ambos puedan forjar una linda amistad, pero para lograr que la convivencia entre niños y perros sea grata, primero deben saber cómo acercarse e interactuar con un perro.

¿Cómo debe acercarse un niño a un perro?

Los niños tienden a ser confiados, descuidados, bruscos, lo cual puede provocar miedo en el perro y que este reaccione de manera agresiva y les suelte una mordida. Por eso es bueno enseñarles a los pequeños cómo deben comportarse con un perro, para evitar malos ratos.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels)

¿Cómo debe acercarse un niño a un perro?

Siempre debe hacerlo con supervisión de un adulto, y más si se trata de las primeras veces en que ambos se están conociendo, para que controle estos acercamientos, diciéndole al niño como debe jugar, tratar e interactuar con el animal.

El niño debe saber que los perros no son juguetes, que son animales vivos que sienten dolor, para así evitar que los lastimen, pellizquen, jalen sus orejas o cola.

El niño no debe molestarlo cuando esté durmiendo o comiendo.

El niño debe acercarse al perro de forma lenta, tranquila y de preferencia a un costado del lomito sin intimidarlo o verlo directamente.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels)

NO TE PIERDAS: Roban a un niño de 10 años su perro bulldog francés

El niño debe permitir que el perro quiera jugar dándole tiempo para conocerlo.

Nunca debe poner su cara delante de la cara del perro, de su hocico.

No quitarle nunca nada de la boca (ni juguetes ni comida).

No abrazarlo como si fuera una persona (eso agobia a muchos perros).

El niño no debe hacer movimientos bruscos, ni gritar.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels)

¿Cómo debe actuar un niño si es un perro desconocido?

No es recomendable que el niño se acerque a un perro desconocido, lo toque, le hable y lo mire fijamente a los ojos.

Antes de que intente acariciar a un perro, hay que preguntarle previamente a su dueño, pero si está solo, no debe acercarse nunca al can.

Si el dueño accede a que el niño pueda acariciar al perro, porque el como su dueño conoce su carácter y sabe que no será un peligro, el pequeño debe acercar su mano muy suavemente y dejarla quieta, para que el perro pueda olerlo.

Una vez olida la mano del niño, puede acariciar al perro muy suavemente por su lomo y laterales del cuello. Nunca debe acariciar su cabeza, hocico ni otras partes que puedan molestar al perro.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels)

¿Cómo educar a un perro para que interactúe con niños?

Los perros son muy inteligentes, pero obviamente tienen un límite y hay cosas que no saben evaluar. Como cuando un niño le jala la cola, las orejas y nadie hace nada, así que ante esto pueden reaccionar de forma violenta.

Es nuestra responsabilidad educar correctamente a nuestro perro o cachorro para evitar que adquiera conductas inadecuadas. Si está bien educado no reaccionará de manera negativa frente a posibles problemas con niños. Si tiene la mala costumbre de morder jugando hay que enseñarle que lo haga con sus juguetes y no con las personas.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels)

Ahora ya sabes cómo debe acercarse un niño a un perro, si sigues estos sencillos consejos la convivencia entre el niño y el perro siempre será grata, al grado de poder llegar a ser grandes amigos y compañeros de juegos. El secreto está en respetar a los perros, tratarlos como un miembro de la familia y no como un juguete.

TAMBIÉN LEE: ¿Es bueno o malo acariciar a los gatos?

(Con información de Conociendo a mi perro y SoyUnPerro)