publicidad

¿Cómo actuar cuando un perro se intoxica con cloro? Me acaba de pasar
Cuidados

¿Cómo actuar cuando un perro se intoxica con cloro? Me acaba de pasar

El daño que puede hacer el cloro al animal, dependerá de si lo inhaló o ingirió, del tiempo y de su peso Foto: YouTube

El cloro puede causar lesiones graves en la piel, el esófago y el estómago en humanos, perros y gatos

Creemos que tener el cloro en el recipiente y lugar indicado es más que suficiente para que no estén al alcance de nuestras mascotas, pero lo que parece inofensivo se puede volver peligroso si el envase se pica, se sale el cloro y nuestras mascotas lo inhalan o lo ingieren, tal y como me sucedió hace unos días.

Mi perrito Hatchi se intoxicó con cloro porque lo inhaló durante varias horas, absorbiéndolo a través de los conductos respiratorios y los pulmones. Los síntomas que presentó fueron: estornudos con un poco de sangre, conjuntivitis, temblores y decoloración del cabello, por lo que el veterinario me dijo que le lavara la cara y lo sacara del lugar donde olía a cloro.

(Foto: Lérida Cabello)

En entrevista para SuMédico, Gabriela García Borja, veterinaria y etóloga dijo que, si el perrito presenta estornudos, enrojecimiento de ojos, babeo algo ligero, lo recomendable es sacarlo del lugar de donde esté el olor a cloro y lavarle la cara.

"Probablemente esté estornudando mucho tiempo porque se irrita toda la mucosa gástrica y eso lo que hace que esté estornude y estornude. Si no presenta algún otro síntoma grave se puede quedar en casa sin problema, pero tampoco lo dejen a la deriva, si pueden llevarlo al médico para que lo chequen y les diga que está bien".

Maneras en las que se puede intoxicar

Los perros y los gatos pueden entrar en contacto con el cloro de tres maneras:

Vía respiratoria: si el animal está encerrado en una habitación puede inhalar el cloro. Esto se absorbe a través de los conductos respiratorios y los pulmones.

Vía dérmica: el animal camina por el suelo previamente lavado con cloro. La piel absorbe el producto, haciéndolo llegar al cuerpo.

Vía oral: el animal lame el suelo o simplemente lame sus patas.

¿Por qué es peligroso el cloro?

Puede causar lesiones graves en la piel, el esófago y el estómago en humanos, perros y gatos. Especialmente si se mezcla con amoníaco, puede ser letal para los lomitos y michis.

Síntomas de intoxicación por cloro

Un animal que respira o ingiere cloro, presenta los siguientes síntomas, dependiendo de la cantidad ingerida o la duración de la inhalación, en proporción a su peso.

Cojera.

Tos.

Conjuntivitis e hiperlacriminaciones.

Dolor y enrojecimiento de la piel.

Vómitos.

Sialorrea (Hipersalivación).

Decoloración del cabello.

Quemaduras más o menos graves en el hocico, lengua y membranas mucosas.

Irritación gástrica e intestinal que se manifiesta en dolor abdominal.

Temblores.

NO TE PIERDAS: Rescatan a perrita de ahogarse en un río

Síntomas en casos graves

Vómitos hemorrágicos (con rastros de sangre).

Ulceraciones gástricas.

Diarrea (a veces hemorrágica).

Convulsiones.

¿Qué hacer en caso de intoxicación por cloro?

En caso de síntomas leves de intoxicación, lo importante es actuar rápidamente. Si la irritación se limita a las membranas mucosas, es recomendable enjuagar los ojos y la boca con abundante agua tibia.

Si el animal babea (sin vomitar), es necesario alentarlo a beber mucha agua para enjuagar el cloro. La leche también ayuda a diluir el tóxico en el estómago y, por lo tanto, reduce el daño en el tracto gastrointestinal. Al respecto dijo Gabriela García.

"La leche normalmente la ocupan para hacerlos vomitar, que tampoco es la idea hacerlos vomitar con leche cuando esto pasa esto porque al darles la leche lo que hace el estómago es seguir absorbiendo los nutrientes o lo que se haya tomado, entonces más bien sería hacerle un lavado estomacal, pero si no lo tomó, nada más lo inhaló no tiene caso la leche".

¿Cómo prevenir la intoxicación por cloro en perros?

Mantener a los animales alejados durante el uso del producto.

Meter al animal en otra habitación y enjuagar el piso una vez desinfectado.

Dejar las ventanas totalmente abiertas mientras se usa el producto.

Utilizar desinfectantes menos agresivos.

Mantener todos los productos químicos cerrados, en un armario lejos del alcance de los animales.

Bajar siempre la tapa del inodoro.

Lavarse bien las manos después de su uso.

Afortunadamente, mi Hatchi se ha ido recuperando poco a poco de la inhalación de cloro, ya tiene ganas de comer y de pasear por la casa, aunque prefiere estar más tiempo dormido.

SIGUE LEYENDO: 5 datos curiosos del gato siamés que te van a sorprender

(Con información de Wamiz)


publicidad

publicidad

publicidad