publicidad

¿Cómo acariciar a un gato? La ciencia revela la forma correcta
Cuidados

¿Cómo acariciar a un gato? La ciencia revela la forma correcta

¿Realmente sabes cómo acariciar a un gato? Foto: Pexels

No todos saben cómo acariciar a un gato y es la principal causa de que al tocarlos se reciban rasguños y mordidas

  • SUSANA CARRASCO
  • 03/07/2020
  • 17:50 hrs.

Acariciar a un gato no es tan sencillo como lo es acariciar a un perro, la personalidad de los felinos es más compleja y hay ciertos movimientos que hacemos al interactuar con ellos que no les agradan, por lo que es probable que, sin esperarlo, nos muerdan o nos den un zarpazo.

¿Cómo acariciar a un gato? Aunque no lo creas, estudios indican que existe una forma correcta de tocarlos y también algunas señales que indican que realmente lo está disfrutando.

Si tienes un gato en casa y no permite que le des caricias, es probable que estés cometiendo algunos errores al hacerlo, así que toma nota de lo que debes hacer la próxima vez que quieras darle cariño.

¿Cómo acariciar a un gato?

Para comprender por qué es un poco complejo acariciar a un gato, es importante que nos adentremos más en los antepasados de estos animales domésticos. Los gatos son descendencia del gato salvaje africano, que en su momento fue utilizado por los humanos únicamente como un auxiliar para el control de plagas.

En el proceso de domesticación, los felinos no se adaptaron por completo y, de hecho, estudios revelan que sus cerebros todavía están programados para pensar como un gato salvaje, lo que explica porqué suelen ser solitarios y procuran comunicarse con su dueño mediante mensajes visuales, de manera que tengan el menor contacto posible.

TAMBIÉN LEE: Intoxicaciones en mascotas por productos de limpieza, ¿cómo prevenirlo?

Sabiendo esto, la clave para acariciar correctamente a los gatos consiste en permitir que el gato elija y controle las interacciones, por ejemplo, si desea recibir cariño y en qué zona de su cuerpo prefiere recibir las caricias y por cuánto tiempo. Como norma general, un estudio retomado por BBC Mundo indica que la mayoría de los gatos disfrutan que los acaricien en las zonas donde se localizan las glándulas faciales, como:

-La base de las orejas

-Bajo la barbilla

-Cerca de las mejillas

Por su parte, no disfrutan tanto del contacto o las caricias en el vientre o la "pancita", ni en el lomo o la base de la cola. Si permites que sea el gato el que se acerque a buscar muestras de cariño, notarás que permite las caricias por más tiempo, en comparación a cuando llegas y lo tocas sin ningún permiso de su parte.

¿Cómo saber que el gato disfruta de las caricias?

Acariciar a un gato de forma correcta depende en gran manera de prestar atención a su lenguaje corporal, pues nos indica si las muestras de afecto realmente son placenteras o simplemente las tolera con tal de recibir comida y un techo, lo que es señal de que el gato no es feliz.

Entre los signos que indican que un gato está disfrutando de las caricias se encuentran manifestaciones como el ronroneo y una expresión facial relajada, con las orejas apuntando hacia adelante, la cola erguida y un movimiento en las patas delanteras parecido a amasar. También puede empujarte con cariño para indicar que continúes.

Por el contrario, si el gato no está contento con las caricias podrás darte cuenta porque mueve o voltea la cabeza en dirección contraria de donde estás, no ronronea, parpadea de forma exagerada, sacude la cabeza o el cuerpo, se lame repentinamente el cuerpo, se le eriza el pelo, mueve bruscamente la cola, aplana las orejas, te muerde o golpea tu mano con una pata.

Si después de aprender a acariciar a un gato notas que tu mascota sigue siendo indiferente, ten paciencia y, sobre todo, respeta sus límites, puedes admirarlo desde lejos y poco a poco el felino se irá acercando en busca de cariños.

SIGUE LEYENDO: La razón por la que muchos gatos tienen las patitas blancas




publicidad

publicidad

publicidad