publicidad

Charlie: cuando el autismo se presenta como obsesión por una pelota
Enfermedades

Charlie: cuando el autismo se presenta como obsesión por una pelota

Las neuronas espejo, que poseen los cerebros de los perros, serían las causantes del autismo en perros

  • FERNANDO GUEVARA
  • 07/10/2020
  • 15:30 hrs.

Charlie es un perro mestizo que fue rescatado de la calle, cuando tenía once meses de edad, “Saqué a pasear a mi perrita, de pronto me di cuenta que otro perro por detrás llegó y nos comenzó a seguir hasta que llegamos a mi casa, entonces decidí adoptarlo”, relata Allison Lainez dueña de Charlie.

No fue difícil notar que el comportamiento de Charlie era diferente, “Me di cuenta que le gustaba mucho jugar con las pelotas de tenis. Un día le regalé una pelota de plástico y nunca más la dejo. Dormía con ella y a todos lados a donde iba la llevaba”, comenta Allison.

Charlie fue diagnosticado con autismo

“Lo llevamos al veterinario y le explicamos la obsesión de Charlie con la pelota y él nos dijo que era autista”, platica Allison.

Dentro de su obsesión con la pelota Charlie es normal y feliz

Charlie es un perro normal, convive con los demás perros y le gusta mucho jugar con los humanos, en realidad es un perro muy feliz cuando tiene su pelota como nos cuenta su dueña:

“Le gusta que juguemos con él, nos trae su pelota y tiene unos grandes reflejos para atraparla con su hocico”.

Histeria cuando no encuentra su pelota

Allison comenta que cuando llegan personas a su casa y por algún motivo mueven de lugar la pelota de Charlie sin que él se de cuenta, empieza a llorar y aullar con el afán de que le ayuden a encontrar su pelota, una vez que la recupera todo vuelve a la normalidad.

No te pierdas: ¿Por qué los perros se comen la pared? ¡Descúbrelo!

Autismo en perros

Estudios  realizados por Asociación Internacional de Consultores en Comportamiento Animal sugieren que, las neuronas espejo, que poseen los cerebros de los perros, serían las causantes de la enfermedad.

Se trataría de neuronas afectadas congénitamente, por lo que el perro podría nacer con esta condición.

Al tratarse de una condición muy poco habitual, muchos veterinarios prefieren referirse a ella como un comportamiento disfuncional.

El mismo estudio sugiere que el autismo en perros puede ser heredado de algún pariente que ha sido expuesto a numerosas toxinas por un tiempo determinado. Esto puede ser debido a vacunas innecesarias o en grandes cantidades y refuerzan la teoría de que la vacunación inadecuada puede perjudicar no solamente al animal en cuestión, sino a sus descendientes durante años.

Signos del autismo en perros

Identificar a un perro como autista puede ser un gran reto, más teniendo en cuenta que puede ser cuestionado por otros veterinarios. Sin embargo, existe una serie de signos, en especial de comportamiento que pueden vincularse a la enfermedad. Son trastornos del comportamiento, incluyendo acciones que pueden ser obsesivas y/o compulsivas,

Trastorno compulsivo canino

El trastorno compulsivo canino es una señal importante de autismo en un perro así lo asegura la Asociación Internacional de Consultores en Comportamiento Animal y se encuentra muy presente en razas como pastor alemán y doberman, son comportamientos repetitivos o conductas estereotipadas, como perseguirse la cola, morder o lamer ciertas partes del cuerpo en forma obsesiva y repetitiva que, con el tiempo se hacen cada vez más intensas y duraderas.

Tratamiento de Charlie

Allison nos relata que el veterinario le recetó  a Charlie una medicina en forma de galletas que toma una vez por la noche y otra por la mañana, esta no le ha quitado su obsesión por la pelota pero le ha ayudado a mejorar su ansiedad cuando no la encuentra.

Charlie es un perro feliz

“Mientras Charlie tenga su pelota no le importa lo que pase a su alrededor, él feliz con su pelota, tiene una favorita y no la cambia por nada, le hemos regalado otros juguetes y al principio les hace caso pero después regresa la obsesión por su pelota, a dónde va la lleva, si no la tiene con él se desespera y empieza a llorar”, finaliza Allison.

Continua leyendo: 5 señales de perros maltratados, ¡Pon atención!


publicidad

publicidad

publicidad