publicidad

Beneficios de las terapias con perros en cárceles
General

Beneficios de las terapias con perros en cárceles

Estudios han demostrado que las terapias con perros en cárceles pueden mejorar notoriamente la salud mental de los reclusos

  • SUSANA CARRASCO
  • 15/01/2020
  • 19:13 hrs.

Tener un perro definitivamente puede hacer una diferencia muy positiva en nuestra vida y se ha comprobado que en ambientes de mucho estrés, como en una prisión, su presencia puede ser muy benéfica. Estudios han comprobado los beneficios de las terapias con perros en cárceles. 

Sigue leyendo para conocer cómo un lomito puede cambiar totalmente una vida. 

Beneficios de terapias con perros

Los beneficios de las terapias asistidas con perros son cada vez mayores y uno de los lugares donde más pueden brindar una mejoría es en las cárceles.

La prisión es un entorno muy duro y traumático para quienes se encuentren allí, sin embargo, tener la compañía de un perrito puede mejorar drásticamente el estado de ánimo de quien se encuentra privado de su libertad. 

Una de las fundaciones que más le ha dado impulso a las terapias con perros en cárceles es Fundación Affinity en España, pues desde hace años, busca que los internos se responsabilicen de los cuidados de un perrito, desde su alimentación, higiene, ejercicio y paseos, como parte de un programa terapéutico.

“Un animal de compañía contribuye de forma muy positiva al desarrollo emocional de una persona privada de libertad, ya que facilita la adquisición de confianza, sentido de la responsabilidad, sentimientos de empatía hacia otros, mayor autonomía, etc”, señala Maribel Vila, responsable de terapias de Fundación Affinity.

Por su parte, investigadores de la Cátedra Fundación Affinity Animales y Salud de la Universitat Autònoma de Barcelona, concluyeron después de hacer un estudio con 212 internos de 10 centros penitenciarios españoles, que las terapias con perros tienen mucha efectividad en la mejora de la conducta de los presos.

También que mejora su capacidad para relacionarse con más gente y disminuye sus niveles de ansiedad.

Según los resultados de su estudio, la efectividad de la interacción guiada con perros se puede comparar a la de otras terapias, como la psicológica u otras actividades terapéuticas grupales.

TAMBIÉN LEE: ¿Los perros necesitan suéter cuando hace frío? 

“Mi vida antes de estar con los perros era muy deprimente, era una persona que estaba totalmente desquiciada. Y a raíz de que empecé con ellos cambié radicalmente. Ahora siento cantidad de felicidad, cantidad de amor”, relata Víctor, un hombre que lleva alrededor de 20 años en prisión.

José Antonio Luis, director de uno de los centros de reclusos señala que ha podido observar cómo funcionan este tipo de terapias con perros.

“Hemos visto cambios muy positivos en la conducta de presos considerados conflictivos. Se crea un vínculo muy importante entre el animal y el interno, y todos estamos asombrados de la evolución que han tenido", relata.

Por otro lado, la presencia e interacción con los perros mejora el clima general del centro penitenciario.

"No solamente beneficia a los internos que participan activamente en el programa, sino al resto de internos y al personal”, agrega.

Sin duda, tener a un perro en nuestra vida tiene muchos beneficios, tanto físicos como emocionales.

SIGUE LEYENDO: Conoce a "Bear", el perrito que rescata koalas en Australia 

(Con información de El País


publicidad

publicidad

publicidad