publicidad

5 trucos para evitar que tu perro destroce tu casa
General

5 trucos para evitar que tu perro destroce tu casa

Regañarle no va a arreglar nada

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 15/11/2019
  • 22:06 hrs.

Seguramente te ha pasado en más de una ocasión: llegas a casa después del trabajo y ves que tu perro ha mordido las almohadas, roto tus zapatos, tirado algunas macetas y cambiado las pantuflas de lugar. Tu primera reacción sería regañarlo, pero lamentamos decirte que eso no va a solucionar nada.

Antes de que algo suceda, debes entender que este comportamiento puede deberse a la ansiedad por separación, el cual es un problema que afecta del 15 al 20 por ciento de los peluditos, sobre todo a los que tienen dueños inseparables.

Como están acostumbrados a ti, el separarse de tu lado puede parecerles el fin del mundo y, sumado al sentimiento de desesperación porque no te ve, también pueden llegar a padecer estrés.

Por ello, aquí te dejamos cinco trucos para evitar que tu perro destroce tu casa:

1) Reduce su ansiedad:

Parte de su comportamiento es como el de nosotros. Si a un pequeño le enseñas gradualmente a que no vas a estar con él en la escuela, se va a adaptar y va a aprender que cruzando las puertas del colegio, se encontrará por su cuenta.

Con los perritos es igual: deberías ir acostumbrando de manera gradual a tu lomito a que esté solo. No le digas que te vas a ir, porque esto nada más lo va a estresar más.

Puedes recurrir a un etólogo (La etología es la rama de la biología y de la psicología experimental que estudia el comportamiento de los animales en sus medios naturales, en situación de libertad ) para que te ayude con el comportamiento de "Fido".

2) Mantenlo ocupado: Aquí no es como en la película de "Los Pingüinos de papá" donde puedes poner a tu mascota a ver la tele mientras no estás en el hogar. Procura ponerle juegos de pensar. Eso hará que esté entretenido buscando la manera de agarrar la coruqueta y no perciba el tiempo en el que no estás.


 

Puedes leer: ¡Evita besar a tus mascotas!

3) Sácalo a pasear antes de irte: Antes de irte a trabajar, ponle la correa y llévalo a pasear o a correr. Esto hará que se encuentre entretenido pero agotado, lo cual ocasionará que esté más relajado.

4) Identifica las señales de salida que hacen que comience a llorar: Se trata de un juego mental de tu parte. Si tu perro empieza a espantarse cuando te pones la chamarra y te subes el cierre o cuando agarras las llaves, puedes trabajar para que esto ya no suceda.

¿Cómo? Ponte la chamarra y ve un ratito la televisión, revisa rápido tu correo o hazte de desayunar. Como el perrito está acostumbrado a escuchar esas señales cuando lo abandonas, lo empezará a asociar con el que pasarás un rato más en la casa, por lo que se relajará cuando oiga las señales típicas que antes relacionaba con el abandono. 

Obviamente debes hacer mucho esto, varias veces a la semana, para que "Firulais" se acostumbre.


 

También te puede interesar: 5 pasos para bañar a tu perro correctamente 

5) Cómprale un juguete: Existen unos changuitos que sirven para ser mordidos por los canes. Para eso fueron diseñados y los entretienen porque pueden aventarlos, morderlos, rasguñarlos, sacudirlos y moverlos por todo el hogar. Adquiere uno y procura dejárselo únicamente cuando te vayas a la oficina. Cuando estés en casa, por ejemplo en tus días de descanso, guárdalo y pasa tiempo con tu mascota. 

Eso le ayudará a distraerse mientras no estás presente y a disfrutar contigo en los momentos en los que sí te encuentras con él.


Con información de Muy Mascota, The Dogs Life, Fundacion Affinity


publicidad

publicidad

publicidad