publicidad

5 cuidados especiales de los perros braquicéfalos o "chatos"
Cuidados

5 cuidados especiales de los perros braquicéfalos o "chatos"

Los perros braquicéfalos son más sensibles a enfermedades respiratorias. Foto: pxfuel

Los perros braquicéfalos o perros chatos como el pug, bulldog y bóxer, lucen muy tiernos pero son más propensos a problemas de salud

  • SUSANA CARRASCO
  • 24/06/2020
  • 17:27 hrs.

Los perros braquicéfalos, conocidos comúnmente como perros chatos, requieren de algunos cuidados especiales debido a la forma de su hocico pues, aunque pocos los saben, esa característica es producto de una morfología modificada.

Algunos ejemplos de estos tipos de perros son los bulldogs, los boxer y los pug, perritos que destacan porque tienen su hocico chato o con apariencia aplastada. Se ven tiernos pero la realidad es que podrían sufrir diversos problemas respiratorios si no se cuidan adecuadamente.

Los perros braquicéfalos o "chatos", son aquellos que presentan un hocico achatado, muy corto, que hace que tengan un aspecto de cara plana, a diferencia de los otros perros que lucen un hocico alargado. "Braqui" significa "acortado" y "céfalo" significa "cabeza". Al tener la cara y los huesos de la nariz más cortos que otras razas de perros, la anatomía de otros tejidos corporales se ve alterada ya que el espacio es limitado y aquí es donde podrían surgir problemas.

Perros braquicéfalos o "chatos"

Existen muchas razas de perros con esta característica, pero hay casos en que hay una braquiocefalia extrema, como los pug, o razas con esta característica menos marcada, por ejemplo, el bóxer. Algunas de las razas de perros braquicéfalos más comunes son el pug, el bóxer, el bulldog inglés y francés, el boston terrier, el pekinés, el shih tzu, el shar pei y el lhasa apso.

A muchas personas les encantan los perros de carita achatada, pero se debe tomar en cuenta que debido a estas características, tienen mayor riesgo de desarrollar algunas enfermedades como problemas bucales, patologías oculares como úlceras corneales, exceso de lágrimas, infecciones o en el caso del sistema respiratorio, dificultades para respirar.

También son comunes los problemas óseos debido a que también se modifica la forma de su cola, que suele ser enroscada y afecta las últimas vértebras de la columna, causándoles dolores y otras molestias.

Cuidados de los perros braquicéfalos

Antes de adoptar a un perrito chato, es importante que conozcas todos los riesgos que hay en su salud y los posibles problemas que puede desarrollar, pues de acuerdo a Mis Animales, requiere de cuidados especiales como:

1. Control de las emociones

Es importante no sobrexitar a los perros braquicéfalos, porque como no respiran bien, las emociones intensas podrían causar un shock por falta de aire. En ese sentido, también se deben extremar las precauciones en temporada de calor, porque son más vulnerables al golpe de calor debido a que les cuesta trabajo regular su temperatura mediante los jadeos.

TAMBIÉN LEE: Síndrome del perro pequeño, ¿cómo saber que tu mascota lo padece? 

2. Limita el ejercicio

Si quieres salir a correr con tu mascota, los perros braquicéfalos no son una opción, pues no toleran muy bien el ejercicio físico debido a las dificultades que tienen para respirar bien. Lo ideal es sacarlo a dar caminatas cortas y en horarios de poco calor. Mantén su agua limpia y fresca en un lugar accesible para que se refresque siempre que lo necesite.

3. Ponle pechera y no collar

El collar convencional para perros presiona el cuello y las vías respiratorias, lo que podría dificultar aún más su respiración y hacerlo sufrir por falta de aire y agitación. Por ello es ideal que tenga una pechera o arnés, de esa forma puedes controlar mejor los paseos y favorecer una respiración adecuada.

4. Revisa sus dientes

Debido a la forma de su cráneo, los dientes de los perros chatos tienen una distribución asimétrica, lo que hace que estén apilados unos sobre otros. Esto favorece la acumulación de sarro y enfermedades dentales. Procura cepillar a diario sus dientes y llévalo a una revisión odontológica con el veterinario al menos una vez al año.

5. Mantén la higiene de sus ojos

Los perros braquicéfalos también tienen párpados habitualmente caídos y son particularmente propensos a problemas en sus ojos. Además, el hocico chato hace que la piel de la zona presente pliegues donde puede acumularse suciedad y bacterias que producen infecciones.

Es importante que limpies a diario sus ojos en caso de que haya lagrimeo excesivo, secando muy bien los pliegues alrededor. En caso de que haya resequedad, comunícaselo de inmediato al veterinario porque podría tratarse de una queratoconjuntivitis seca.

Los perros braquicéfalos o "chatos" requieren de cuidados especiales para estar saludables, pero eso no es un impedimento para amarlos mucho y darles la mejor vida que una mascota pueda tener.

SIGUE LEYENDO: ¿Por qué los perros rascan su cama antes de acostarse? 


publicidad

publicidad

publicidad