publicidad

5 actividades que un perro nunca debería hacer y pocos saben
Cuidados

5 actividades que un perro nunca debería hacer y pocos saben

Hay actividades que nunca deben hacer los perros, como morder palos o ingerir comida rápida. Foto: PEXELS

No todos los dueños de mascotas saben que hay al menos cinco actividades que un perro nunca debería hacer porque dañan su salud

  • SUSANA CARRASCO
  • 18/09/2020
  • 16:45 hrs.

Tener un perro en casa requiere de muchas responsabilidades y aunque pensamos que darles todo el amor y lo que necesitan para estar bien es suficiente, lo cierto es que debemos tener en cuenta algunas precauciones, pues hay actividades que un perro nunca debería hacer, aunque pensemos que son normales, pues se pone en riesgo su salud.

Al respecto, información de la revista Business Insider, retomada por El Confidencial, señala que varios expertos del mundo coinciden con que hay cosas que ponen en riesgo la vida de los perritos, incluso cuando muchos piensan que se trata de algo inofensivo.

¿Te encanta lanzarle un palo a tu mascota para que lo atrape y después lo muerda? Cuidado, podrías estar poniendo en riesgo su salud sin darte cuenta y no es la única forma, hay al menos 5 actividades que los perros nunca deberían hacer. Toma nota.

Actividades que un perro nunca debería hacer

Si quieres mantener a tu lomito saludable por más tiempo, evita que realicen las siguientes actividades:

1. Morder palos

Al parecer los perros aman que les lancen palos para atraparlos y luego, dedicarse a morderlos, pero esto no es del todo saludable, pues podría causarles caries y roturas en sus dientes. De hecho, algunos veterinarios aconsejan no realizar esta práctica en los paseos por al parque, pues incluso pueden terminar en tragedia.

“Cada año, vemos perros que mueren atravesados por los palos que sus dueños les lanzan para que los atrapen. Si de repente arrojas el palo y la mascota corre hasta él y cae en una mala posición, puede clavársele uno de los extremos en la garganta”, advierte el veterinario Jason Nicholas.

Si quieren tener este tipo de juegos, lo ideal es que sustituir los palos y ramas por objetos más inofensivos, como una pelota de goma o de tenis.

TAMBIÉN LEE: 5 ideas para cansar a un perro con exceso de energía 

2. Lentes de sol

En redes sociales, es común ver que algunos dueños de mascotas les ponen lentes de sol a los perros, pues sin duda es algo que se ve muy gracioso y queda perfecto para una buena fotografía en Instagram. Sin embargo, expertos advierten que los lentes o gafas de sol, contienen oxido de zinc, el cual se desprende y puede ser dañino para la salud intestinal del perro si llega a su estómago.

Es posible que, en un descuido, el perro los muerda o los lama, lo que ocasionaría daños a su sistema digestivo que puede derivar en vómitos de sangre o diarrea grave. Así que mejor ahórrate los likes y evita que tu mascota se ponga en riesgo.

3. Entrar al baño

Otra de las actividades que un perro nunca debería hacer pero que a muchos les parece algo inofensivo, es dejar que entre al baño ya sea con nosotros o a solas, pero esto es muy riesgoso debido a que pueden tocar o ingerir productos tóxicos que resulten nocivos para su organismo, como agua del retrete, jabón, cloro y desinfectantes. Lo mejor es que tengamos la puerta del baño siempre bien cerrada y que desde pequeño, le enseñemos al animal que ese es un lugar prohibido.

4. Collares en la garganta

Los collares en perros son bastante comunes y hasta hay algunos con diseños muy atractivos, sin embargo, pueden producir incomodidad y falta de aliento, en caso graves, hasta podría ocurrir una fractura de huesos del cuello, especialmente si la mascota es de tamaño pequeño y no tiene mucha fuerza.

Michelle Szydlowski, veterinaria del Beacon College, en Leesburg, indica que sacar a pasear al perro con un collar no es la mejor de las ideas, especialmente porque los perros tienen un hueso muy frágil justo debajo de la lengua que puede fracturarse con facilidad, ocasionando múltiples problemas de salud.

La recomendación es ponerles un arnés que ate todo su cuerpo para que cuando haya jaloneos, la presión se distribuya y no se quede solo en la delicada zona de la garganta.

5. Comida rápida

Seguro que cuando estás disfrutando de una rica hamburguesa con tocino, tu lomito se acerca con sus ojos tiernos y te hace saber que lo haría muy feliz probar un bocado de lo que comes, pero los alimentos hipercalóricos como la comida rápida, no son nada recomendables para el organismo de una mascota, especialmente para el hígado, porque este órgano no está preparado para metabolizar demasiada grasa.

Tal vez crees que lo consientes con ese pedazo de tocino, pero la realidad es que con ello aumentas su riesgo de problemas digestivos tan graves como la pancreatitis en perros, una inflamación del páncreas que le causa vómitos, diarrea, fiebre, dolor abdominal, anorexia y deshidratación. En casos graves, incluso falta de aire, arritmias, sepsis y shock.

También hay más riesgo de obesidad en el animal, lo que acorta su esperanza de vida porque lo expone a enfermedades graves.

Toma en cuenta las actividades que un perro no debería hacer y recuerda que permitirle hacer lo que quiera no es sinónimo de más amor, sino de descuidos que ponen en grave riesgo su salud.

SIGUE LEYENDO: Las razones por las que un perro pone sus patitas encima de su dueño

(Con información de El Confidencial)


publicidad

publicidad

publicidad