publicidad

3 técnicas para hacerle masaje a un perro y sus beneficios
Cuidados

3 técnicas para hacerle masaje a un perro y sus beneficios

Conoce los pasos para hacerle masaje a un perro. Foto: PEXELS

Hacerle masaje a un perro puede ser la mejor manera de ayudarlo a relajarse y detectar a tiempo cuando desarrolla bultos o tumores en su cuerpo

  • SUSANA CARRASCO
  • 23/09/2020
  • 18:09 hrs.

Pocos dueños de mascotas conocen realmente la importancia de hacerle masaje a un perro, pues más allá de ser un momento relajante para el can, es la manera perfecta de hacerlo sentir bien y detectar a tiempo anomalías en su cuerpo, como bolitas, tumores o zonas dolorosas, que pueden ser especialmente comunes en aquellos peludos de edad avanzada.

Así que, si nunca has intentado hacerle un masaje a tu perro, aquí te decimos cómo hacerlo a la perfección y de paso, fortalecer el vínculo entre dueño y mascota.

(Foto: Freepik)

Ojo, masajear a un perro no es lo mismo que a un humano, pues debes utilizar movimientos específicos en ciertas zonas del cuerpo de tu lomito para que sea algo realmente agradable que lo ayude a relajarse y sentirse a gusto.

¿Cómo hacerle masaje a un perro?

Para que el masaje sea efectivo, la recomendación es hacerlo después de una caminata en el parque, antes de que el perro duerma o justo después de un baño relajante, así lograrás que el can se sienta muy tranquilo. Ubica un lugar ideal en la casa donde tanto tú como la mascota se sientan a gusto y comienza con los movimientos.

1. Primero acarícialo

No empieces a hacer el masaje de golpe, primero hazle unos cariños lentos en su lugar favorito, puede ser la cabeza, el costado de la cara, el cuello o su barriguita. Esto es necesario para que el perro se tranquilice y se acueste o se quede sentado él solo en una posición cómoda.

(Foto: Freepik)

TAMBIÉN LEE: 5 actividades que un perro nunca debería hacer y pocos saben

2. Movimientos suaves

Una vez que esté cómodo y relajado, podemos comenzar con el masaje canino. Usaremos la punta de los pulgares para hacer movimientos circulares y suaves justo en su cuello. Luego, con los mismos pulgares pasaremos a la parte de atrás de las orejas, suavemente presionando y haciendo medios círculos hacia arriba y hacia abajo. Esto puede hacer que tu perro quiera acostarse, permíteselo y continua con el masaje.

Baja a los hombros haciendo los mismos movimientos circulares y procura quedarte ahí un buen rato, pues esta zona es la única que el can no puede alcanzar para rascarse bien, así que te va a agradecer que prestes atención a esa parte. Poco a poco, baja a la zona de la espalda y dale pellizquitos muy suaves y rápidos en todo su lomito, levantando y soltando su piel, pero sin jalarlo demasiado, de lo contrario, se asustará y no querrá seguir.

(Foto: Mundo perros)

Con cuidado toma una de sus patas traseras y sosteniendo desde la base o el muslo, haz lentos estiramientos y flexiones para que sus articulaciones se relajen al máximo. Repite en las patas delanteras y luego, suavemente mueve sus patas hacia arriba y hacia abajo, estiradas completamente, para después presionar con cuidado sus almohadillas, incluso puedes hacer círculos con ayuda de tu pulgar.

3. Busca bultos y áreas que le causen dolor

Los perritos no siempre demuestran que algo les duele o les causa molestia, lo que favorece que desarrollen tumores y bultos o que tengan lesiones sin haber recibido atención, así que otro de los puntos clave para hacerle masaje a un perro es poner mucha atención a los movimientos y examinar su cuerpo para detectar cualquier anomalía. Observa si el perro se siente incómodo cuando le tocas ciertas regiones del cuerpo o si llora, pues podría indicar problemas.

(Foto: tomada de la web)

Asegúrate de que los movimientos durante el masaje sean suaves y largos y si tu perro es de edad avanzada, por mayor atención a este paso, pues los tumores son más comunes en los canes ancianos.

Beneficios de los masajes caninos

Los beneficios más comunes de estos masajes incluyen una mejora en la circulación sanguínea del perro que evita problemas cardiovasculares, reducción de la ansiedad y el estrés, detección de enfermedades de la piel y otros problemas como hinchazón, tumores o lesiones, menos dolor articular en el caso de los perros mayores y un fortalecimiento del vínculo entre dueño y mascota.

Después de una cirugía o tras una lesión como una fractura, el masaje también puede ser muy efectivo, pues lo ayudará a recuperar la movilidad más rápido. Si tu perrito hace mucho ejercicio, es recomendable que le des un masaje antes de la actividad para evitar calambres y otras molestias en su cuerpo.

(Foto: Freepik)

Un masaje canino de ninguna manera sustituye una revisión veterinaria, pero sí puede ser una forma de encontrar de forma oportuna padecimientos que pudieran poner en riesgo la salud y la vida de nuestro mejor amigo. Finalmente, si al hacerle masaje a un perro notas que se queda dormido, no lo despiertes, déjalo disfrutar del momento de relajación. Por su parte, si se percibe incómodo o de plano no quiere que lo toques, déjalo tranquilo e inténtalo de nuevo unos días después.

SIGUE LEYENDO: Las razones por las que un perro pone sus patitas encima de su dueño

(Con información de Muy Interesante, Mis animales y SrPerro)


publicidad

publicidad

publicidad