publicidad

La doctora que atiende al órgano más grande del cuerpo humano
Ser médico

La doctora que atiende al órgano más grande del cuerpo humano

Foto: Dra. Rossana Janina Llergo Valdez

La experta se ha dedicado a que cada vez más personas entiendan que cuidar la piel no solo implica verse bien, sino tener una salud integral

La piel es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, no solo es el más grande, también es el único que está directa y constantemente en contacto con el exterior. Es la primera barrera de protección, nos aísla de agentes externos, el calor, el frío, las bacterias y otros elementos peligrosos.

Tener una piel sana es parte fundamental del bienestar integral humano y de hecho, su aspecto puede alertarnos de diversas enfermedades sistémicas. Así lo señala en entrevista con SuMédico la doctora Rossana Janina Llergo Valdez, presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD), quien desde hace 14 años se dedica a atender múltiples problemas de la piel.

¿Qué es la dermatología?

“La dermatología es la especialidad que se encarga de tratar las enfermedades de la piel, el cabello y las uñas y su importancia radica principalmente en que se estudia al órgano más grande del cuerpo humano, donde pueden desarrollarse innumerables enfermedades que necesitan ser atendidas por un experto”, indica la especialista.

Desde su experiencia, el cuidado de la piel no se toma en serio, en general es un aspecto de la salud que se subestima demasiado o incluso, se considera un lujo.

“En muchos casos se ve al cuidado de la piel como algo meramente estético y que no requiere el mayor cuidado, pero las enfermedades dermatológicas van más allá. Incluso si se quiere ver al tema como algo solo de belleza es válido, porque verse bien es importante para el bienestar, así que la dermatología es fundamental para la salud integral del individuo”, subraya.

TAMBIÉN LEE: Salvar embarazadas con covid y cáncer, el reto de ser gineco-obstetra

Ayudar a otros, la prioridad

Para la doctora Llergo, lo más importante siempre ha sido mejorar la calidad de vida de sus pacientes, incluso ella lo ha llegado a considerar un arte, porque cada problema de la piel es muy específico y único.

“Me dedico a la dermatología desde hace 14 años pero estudié para médico cirujano porque la parte humanista o de ayudar a las personas siempre ha sido uno de mis objetivos, además de que mi padre quería que yo estudiara medicina. Pero también he tenido un interés por las artes plásticas, particularmente por la pintura y de alguna manera encontré en la dermatología un punto en el que se mezclaban ambas especialidades. Ayudo a las personas con sus padecimientos de la piel y la atención para cada paciente yo considero que es arte, veo la piel como un lienzo porque cada problema tiene colores, texturas, sabores, olores, etc”, cuenta Llergo Valdez.

(Foto: Dra. Rossana Janina Llergo Valdez, presidenta de la FMD)

“Soy dermatóloga y me especializo en cirugía dermatológica y dermato-oncología, lo que me gusta mucho porque me permite darle solución de forma más rápida y objetiva a los padecimientos de la piel, como tumores malignos y benignos, al mismo tiempo que atiendo la parte estética y me sensibilizo mucho con el padecimiento, con lo que el paciente siente al tenerlo y cómo lo refleja. Disfruto mucho lo que hago”, agrega.

La experta estudió en la Escuela de Medicina del Instituto Politécnico Nacional y desde el primer momento en que pisó las aulas, sabía que iba a especializarse en dermatología, siempre con la finalidad de ayudar a otros, dice.

Más que aspecto físico

Para la presidenta de la FMD, el cuidado de la piel va mucho más allá de verse bien, ya que, en la mayoría de los casos, un problema dermatológico puede afectar la forma en que nos percibimos y hasta nos relacionamos con otros.

Ese es el caso de una de sus pacientes de solo 5 años, quien padece un nevo melanocítico congénito en la nariz y que, de acuerdo con la experta, se trata de un parche de piel de color oscuro y a menudo velludo que se presenta al nacer o aparece en el primer año de vida y que continúa creciendo conforme el niño crece.

(Foto: FMD

“Justo estoy atendiendo a una pequeña que tiene este padecimiento, algo grande. Este tipo de problemas de la piel hay que tratarlos oportunamente no solo por el riesgo para la salud de que se desarrolle un melanoma, sino por el impacto en el aspecto estético, más en una pequeña que empieza a relacionarse con otros. En particular en este caso me he involucrado mucho, se le va a hacer cirugía a la nena para extirpar el nevo y se hará la reconstrucción de la zona afectada para que quede lo más estético posible”, relata.

Cuando ella ve en estos casos a los padres tan agradecidos porque se está ayudando a su pequeña y antes tocaron muchas puertas sin respuesta ni solución, sin duda se sensibiliza mucho y es uno de los casos que recordará siempre en su profesión. “Me movió muchas fibras”, describe.

“En la piel, lo que es muy visible siempre es lo que afecta más y cuando se modifica la forma en que se ve la piel y la estética de cómo se ve en el espejo, hay efectos también en el comportamiento y las relaciones sociales, por eso cuando ayudas a un paciente a superar esas complicaciones, te lo agradecen mucho y surge hasta una amistad”, subraya.

Enfermedades de la piel más comunes

En sus años de experiencia, la presidenta de la Fundación Mexicana de Dermatología ha detectado que algunos problemas de la piel son más comunes que otros en los mexicanos, principalmente por efectos de otras enfermedades crónicas y los pocos o nulos hábitos de cuidado.

“Las enfermedades de la piel que vemos más comúnmente en México son aquellas inflamatorias como el acné, rosácea, melasma o paño en la cara, alteraciones de la pigmentación o aquellas que causan manchas en la piel y que están directamente relacionadas con la exposición excesiva al sol porque nos faltan hábitos de fotoprotección o para cuidarnos de los rayos del sol”, explica.

“También son comunes padecimientos como la psoriasis, que es una enfermedad inflamatoria de la piel crónica y que no tiene cura, solo se controla con un tratamiento adecuado, pero puede afectar de manera importante la calidad de vida”, agrega.

Varias enfermedades afectan la piel

“Las enfermedades de la piel no son puramente de la piel, ya que, en algunos casos, como la psoriasis, se relacionan con otros padecimientos o comorbilidades, como la obesidad, el síndrome metabólico, la hipertensión arterial sistémica o la diabetes mellitus, entre otros”, puntualiza la experta.

De igual forma, subraya que estos padecimientos crónicos en la mayoría de los casos pueden ir acompañados de una enfermedad dermatológica, de ahí la importancia de la atención a la piel y de ir con dermatólogos preparados que hayan estudiado medicina interna, porque el problema no solo es lo que se ve en el espejo, muchas veces hay un padecimiento sistémico detrás que hay que tratar primero para controlar las molestias en la piel.

(Foto: FMD

“Otros problemas de la piel que vemos con frecuencia son los que tienen que ver con enfermedades virales contagiosas, como las verrugas, también tumoraciones benignas, fibromas blandos y por desgracia, cáncer de piel, que es curable pero solo si se detecta y atiende a tiempo”, advierte la especialista en salud de la piel.

LEE: La doctora que atiende al ser humano antes de que nazca 

En su experiencia, la dermatología es una especialidad muy completa porque se tiene que saber medicina interna para ser un buen especialista, se tiene que saber de cirugía porque se realizan estos procedimientos constantemente y se tiene que saber de oncología para los pacientes con tratamientos oncológicos o que padecen directamente cáncer de piel.

Automedicación, común en padecimientos de la piel

“Queda mucho por hacer para que los mexicanos cuiden su piel porque de alguna manera subestiman la salud de esta parte de su cuerpo, los cuidados que deben tener y los padecimientos que pueden surgir, se automedican fácilmente hasta que el problema se agrava y llegan con los especialistas de la piel cuando ya hay muchas complicaciones”, cuenta la doctora Llergo.

Cabe mencionar que no cualquier especialista tiene la experiencia y los estudios suficientes para diagnosticar adecuadamente los problemas de la piel, por lo que siempre se debe acudir con un dermatólogo.

El acceso a la información que han permitido las nuevas tecnologías favorece que cada vez más personas conozcan la importancia de la salud de la piel, así lo percibe la especialista.

 “Ahora las personas se empiezan a cuidar más, los mexicanos se preocupan por su piel y factores como los medios de comunicación y la propia FMD, han contribuido a que así sea, porque se promueve cada vez más información sobre la piel, sus cuidados y las enfermedades que se pueden desarrollar para diagnosticarlas a tiempo y tratarlas adecuadamente, pero queda mucho por hacer”, señala.

Los retos

Desde el punto de vista de la doctora, uno de los retos más importantes que hay en la dermatología es garantizar que todos los mexicanos tengan acceso a este tipo de atención, pues actualmente, cuidar de la piel es considerado un lujo.

“En general hay indiferencia, cansancio o falta de empatía por parte de algunos profesionales de la salud en esta área, pero sobre todo, tenemos un problema en el sistema de salud, porque las instituciones públicas están saturadas, no hay suficientes médicos ni insumos y la atención al paciente no es la más adecuada”, opina Llergo.

Considera que, como médico, nunca es agradable ver que el paciente no recibe una atención digna, pues se quisiera que tuviera la mejor atención posible y en muchos casos, aunque los médicos sean excelentes no es posible “y una de las razones por las que estoy en la mesa directiva de la FMD es precisamente tratar de resolver estas dificultades en la atención al paciente”, agrega.

(Foto: Dra. Rossana Janina Llergo Valdez

Fundación Mexicana de Dermatología

Desde 2014 la doctora Llergo es parte de la Fundación Mexicana de Dermatología desde 2014 y desde entonces, busca promover hábitos para mantener la buena salud de la piel en los mexicanos.

“Estoy muy involucrada en educar al paciente sobre cómo debe cuidar su piel y que vean la importancia que tiene esta parte de su cuerpo, también para que identifiquen cuando su piel no es sana y que tienen que acudir con un experto de inmediato”, describe la doctora.

En la FMD también están muy involucrados en dar apoyo en casos dermatológicos especiales, como es el caso del paciente oncológico, ya que les facilitan información sobre qué es lo que va a pasar con su piel y cómo deben atenderlo, puntualiza.

“También se hace difusión de las enfermedades de la piel, el cuidado de la piel, el diagnóstico y tratamiento. Se apoya la investigación en el área dermatológica, se otorgan becas, se evalúan y sellan productos para avalar que son adecuados y convenientes para la atención de la piel”, agrega.

De igual forma se apoya el diagnóstico y tratamiento de enfermedades de la piel en algunos casos de pacientes que se acercan a la fundación y llevan a cabo jornadas comunitarias de consultas dermatológicas en las zonas donde la atención de las enfermedades de la piel no llega.

Plataformas digitales han hecho una diferencia

Desde el punto de vista de la dermatóloga, las plataformas digitales han facilitado la difusión de la información sobre la salud y los cuidados de la piel y permiten llegar a una mayor cantidad de población y en menos tiempo.

“Incluso esta crisis que estamos pasando nos va a dejar algo bueno, porque nos hemos visto obligados a acercarnos a la gente de manera digital. Esto nos va a permitir hacer teledermatología en las zonas del país que están tan alejadas de las grandes ciudades y que no tienen atención dermatológica o a veces, ni siquiera atención médica general, mucho menos de la piel”, explica.

Afirma que gracias a la tecnología hemos avanzado mucho, cada vez el paciente se involucra más, busca más información sobre el cuidado de la piel y la atención de un dermatólogo. La tecnología en las consultas también ha sido muy importante, cada año hay nuevos aparatos y estudios de diagnóstico que permiten apoyar más a los pacientes y brindarles tratamientos adecuados, lo que representa una mejor atención al paciente con calidad.

Lo que falta por hacer

“La atención privada no es accesible para toda la población, por eso es que es tan importante que las instituciones de salud públicas tengan mayores recursos para poder ofrecer una mejor atención a los pacientes, aunque también se necesitan más especialistas en dermatología”, indica.

Sin embargo, para la experta en salud de la piel, lo más importante es que cada persona adquiera conciencia sobre el cuidado de la piel, siguiendo los pasos básicos para mantener este enorme órgano en buen estado, pues la prevención es la mejor forma de estar bien.

“Lo más importante para tener una buena salud de la piel es estar atentos a cualquier tipo de lesión y acudir con el especialista que es el dermatólogo”, señala la experta.

También destaca que hay que evitar la automedicación porque es una medida muy común entre los mexicanos y otra cosa fundamental es visitar al dermatólogo aun cuando la piel luce aparentemente sana, porque en muchos casos no sabemos cómo cuidarla y la prevención es lo que nos va a permitir estar bien.

“Necesitamos aprender a cuidar la piel porque en las diferentes etapas de la vida tiene distintos requerimientos también y solo el dermatólogo puede identificarlo oportunamente. Es importante atender de forma temprana padecimientos pero sobre todo, prevenir y ahí la fotoprotección es fundamental porque hoy sabemos que muchas enfermedades de la piel son consecuencia de la exposición rutinaria al sol”.

“Si nos aprendemos a cuidar, vamos a evitar muchos padecimientos de la piel”, concluye la doctora Llergo.

SIGUE LEYENDO: La doctora que inició primeros programas de educación sexual en México


publicidad

publicidad

publicidad