"Covid tendrá que convivir con nosotros y nosotros con él; no se irá"

El jefe de la Unidad de Investigación en Epidemiología Clínica del IMSS, Jorge Escobedo, aseguró que covid será una afección de 365 días y su transmisión bajará

Jorge Escobedo de la Peña no tiene recuerdo de qué impulsó su gusto por la medicina, simplemente lo sabía. El que su padre y su abuelo fueran médicos pudo tener algo que ver con su decisión, pero el gusto por ayudar a los demás y el hecho de saber siempre a qué se quería dedicar es lo que más tiene presente. Hoy funge como jefe de la Unidad de Investigación en Epidemiología Clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social. Y como médico internista, también le ha tocado combatir la pandemia de coronavirus.

Covid tendrá que convivir con nosotros y nosotros con él; no se irá

"Cuando terminé mi especialidad en medicina interna entré a trabajar al hospital de infectología y más adelante me certifiqué ahí como infectólogo. La visión de los problemas clínicos y la necesidad de hacer algo más fue lo que me hizo volver a la investigación, de fortalecer la actividad clínica con esta parte. Creo que lo que más está relacionado con la investigación es la epidemiología", señala el doctor Escobedo para SuMédico.

Esto lo llevó a estudiar una maestría en salud pública para poder ver los problemas de una manera más integral. En sus palabras, la medicina interna tiene ese enfoque integral, pero la epidemiología complementa de manera notable la visión que se tiene. "Se reforzó el abordaje tanto del punto de vista clínico como el del internista", menciona el experto.

imagen-cuerpo

foto: proporcionada por el doctor Escobedo

"Se hace mucha mofa de que los médicos nos creemos inmunes a los padecimientos, pero nada más alejado de la realidad"

Escobedo de la Peña, quien también es maestro en Ciencias en Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de México, menciona que con la llegada de la emergencia sanitaria sucedieron dos cosas:

1) Vieron que la seguridad que tenían en el manejo de los pacientes se vio rota por una nueva enfermedad que se desconocía.

2) Era una infección que representaba muchos retos y además los exponía

"Se hace mucha mofa de que los médicos nos creemos inmunes a los padecimientos, pero nada más alejado de la realidad. No sabíamos cómo tratar el coronavirus y aparte veíamos que estábamos expuestos como médicos y en especial todo el equipo de salud", confiesa.

"A finales del siglo pasado se decía que las enfermedades infecciosas iban a ir desapareciendo"

Escobedo revela que con el paso de los años habían ido adquiriendo seguridad y que la covid-19 llegó a movérselas en cuanto al desarrollo tecnológico y el manejo de las enfermedades.

"A finales del siglo pasado se decía que las enfermedades infecciosas iban a ir desapareciendo. Nos dimos cuenta que no era cierto, no solo por las enfermedades emergentes como el VIH, sino enfermedades resurgentes como dengue, influenza y con esta nueva enfermedad: el coronavirus", explica Escobedo.

El reto de enfrentarse a un padecimiento nuevo ha sido difícil, pero el experto detalla que afortunadamente se tiene una serie de desarrollos tecnológicos que les han ayudado a contender la pandemia y un ejemplo de esto, es el desarrollo de la vacuna.

"No hay en la historia de la medicina algo tan notable como el desarrollo de vacunas eficaces en un año. Del inicio de la pandemia al inicio de la vacunación pasó apenas un año y tuvimos una vacuna realmente efectiva", comenta Escobedo.

imagen-cuerpo

foto: proporcionada por el doctor Escobedo

"La pandemia ha cambiado la vida de todos"

Al ser médico clínico, al doctor le ha tocado cambiar la manera de consulta, pues él manejaba uno tradicional.

"No sé si a favor o en contra, pero la tecnología me ha ayudado mucho. Estas consultas que doy ahora en plataformas digitales eran impensables hace un par de años y tanto mis pacientes como yo nos hemos acostumbrado a ello. Aparte de mi labor clínica hago investigación, entonces con los grupos con los que trabajo en el extranjero tenemos una relación mucho más estrecha", comenta.

Para el doctor, la emergencia sanitaria ha cambiado la vida de todos y debemos acostumbrarnos a vivir de una manera más acelerada y al uso de la tecnología.

"A principio de este siglo, jamás hubiéramos pensado que dependeríamos tanto de los teléfonos inteligentes. La vida es de constantes cambios y esta pandemia nos ha llevado a realizar modificaciones por un padecimiento que nos causa mucho temor, mucha angustia", señala.

"Ya se había planteado una situación como la actual"

En palabras del doctor Escobedo, hace 10 años, en una reunión de la Academia Nacional de Medicina se planteó una situación como esta y hace cuatro o cinco años The New England Journal of Medicine tuvo una serie de reuniones para ver las posibilidades de una pandemia.

"Leyendo en redes sociales me enteré que el presidente George Bush (de Estados Unidos) supuestamente había hablado sobre esto a principios de siglo. Creo que había una serie de signos. La propia influenza en la década pasada nos daba elementos para ir pensando en esto.

imagen-cuerpo

foto: proporcionada por el doctor Escobedo

Su nombramiento como jefe de la Unidad de Investigación en Epidemiología Clínica del IMSS

Las unidades de la investigación, explica el doctor, se crearon a finales del pasado y principios de este siglo en el Seguro Social y él ingresó en ellas. Después de un cierto periodo, lo seleccionaron para la jefatura.

"Es más desde el punto de vista administrativo. Mis funciones incluyen dirigir el grupo de investigadores presentes en la unidad, la relación con el hospital donde están ubicados, el poder relacionar la investigación que hacemos con los problemas de salud del hospital, la búsqueda de financiamiento para realizar investigación, la relación con otras entidades como la Universidad de Pittsburgh y otras para investigar más sobre los padecimientos y ahora con la pandemia, la relación de covid con estas afecciones", resalta.

"El covid va a bajar su gravedad, pero no a desaparecer por completo"

Con años de experiencia en el campo y debido a toda la investigación que ha realizado, el doctor Escobedo cree que el número de contagios va a ir bajando y se va a llegar a una etapa de estabilización, un poco parecido a lo que sucede con influenza, pero seguirá habiendo casos.

"A diferencia de la influenza que es estacional, covid seguramente será una enfermedad de todo el año donde la inmunidad que vaya adquiriendo la población como tal, hará que el virus, su transmisión, su gravedad y letalidad vayan disminuyendo. Creo que eso es a donde vamos. El virus tendrá que convivir con nosotros y nosotros con el virus. No va a desaparecer pronto como una enfermedad grave o letal, pero no tendrá la magnitud que tiene ahorita", plantea Escobedo.

"En el regreso a clases tiene que haber un intermedio"

Si bien su especialidad son los adultos y no los niños, el doctor cree que debe haber un intermedio, pues tenemos que regresar a nuestra vida... o volver lo más parecido que podamos a nuestras rutinas cotidianas.

"¿Qué tanto vamos a poder regresar a lo que hacíamos antes? Lo iremos viendo con el tiempo, en las escuelas es como en las oficinas: mientras las medidas sean más seguras, será más fácil volver. En el hospital hemos ido regresando poco a poco y conforme estemos todos vacunados, será más seguro el retorno. En las escuelas seguramente irá pasando algo similar. En la medida en que sea regreso el regreso, se debe volver a las aulas", indica el experto.

imagen-cuerpo

foto: proporcionada por el doctor Escobedo

"El virus no se queda en el aire"

En palabras de Escobedo, esto no es blanco y negro. Hay una gama de grises. En una comunidad apartada será más difícil la transmisión del virus, pero en una escuela, existirá más posibilidad de estar expuestos.

"Mientras haya posibilidades de contagio en el transporte público, habrá mayores dificultades para regresar. La vacunación ayudará mucho y al final tenemos que regresar a nuestras actividades. Tenemos que encontrar un punto medio para tomar las decisiones. Ningún lugar es 100% seguro", dice.

La mejor manera de que nos vaya bien es evitando el contagio y esto se logra con la vacunación, el uso de cubrebocas, evitando el contacto en espacios cerrados y concurridos.

"El virus solamente permanece en el ser humano. Solamente es posible la vida del virus en las personas. No vive en el ambiente, no anda volando. Si no puede circular, entonces se irá yendo", concluye el experto.