publicidad

Francisco Moreno, doctor en la primera línea de batalla contra covid
Nuestros Héroes

Francisco Moreno, doctor en la primera línea de batalla contra covid

Foto en portada: proporcionada por el doctor Moreno

Médico internista e infectólogo del Centro Médico ABC, ha vivido en carne propia la manera en que la covid-19 afecta a las personas

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 17/11/2020
  • 20:00 hrs.

Al doctor Francisco Moreno le ha tocado estar en la primera línea de batalla contra la covid-19. Con especialidad en medicina interna por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y con una subespecialidad en Infectología por la Universidad de Texas, considera que la pandemia de coronavirus ha evidenciado que el gobierno mexicano no ha brindado los apoyos necesarios para tener la atención de calidad que se merece nuestra nación.

"Era algo que si bien sabías que podía ocurrir, no lo esperabas en la forma en que ha ocurrido", lamenta el doctor Moreno, quien labora en el Centro Médico ABC. Recalca que la epidemia ha provocado un desgaste físico y emocional muy grande entre el personal de salud y para él en particular pues ha visto morir a amigos, pacientes y compañeros.

Moreno ha contribuido desde el principio al debate sobre la estrategia oficial contra la covid-19.

"También sé que había muchas carencias en el sector salud, pero creo que eso obligaba a tomar unas medidas preventivas mucho más estrictas, lo cual no ocurrió. Me entristece mucho. Veo que somos uno de los países con mayor mortalidad, con mayor letalidad, en donde lo que se les ofrece a muchos pacientes es poco o nada", reprocha el médico internista.

El doctor Moreno siente que esta pandemia ha hecho que nuestro país esté enfermo y que siendo médico "también le ha tocado intentar curar a México".

"Me ha frustrado mucho esto y también me ha acercado más a compañeros que comparten mi lucha, que están ahí y que quieren tener una mejor nación": Francisco Moreno

En entrevista con SuMédico, el experto apunta que su vida cambió totalmente con la pandemia.  Además de enfrentarse cada día con la enfermedad y con la angustia de los pacientes y sus familias, ahora debe dedicar todo el tiempo posible a aprender sobre este mal que en México ya casi cobra la vida de 100 mil personas. 

"Mi lectura, que habitualmente la combinaba entre medicina y otro tipo de recreo, la novela histórica que me fascina, la tengo que limitar a estudiar la covid-19, a saber qué es lo nuevo que hay, a las nuevas opciones de tratamiento, a tratar de contestar 200 o 300 mensajes por WhatsApp de personas que quieren un tipo de orientación", relata.

Su consulta es diferente, ahora da consultas virtuales a pacientes con covid y ha visto reducido el número de personas que van a su consultorio.

"Es mucho menor porque tienen miedo de venir. Mi práctica en lugar de ser de infectología y medicina interna general es 90% coronavirus"

"Me preguntan de todo: "¿Cuándo me tengo que hacer la prueba?", "¿Cuándo puedo salir de confinamiento?", "¿Cuándo tengo que irme al hospital?", "Si me estoy poniendo grave, ¿Cómo lo puedo saber?", "¿Qué secuelas me va a dejar esto?". Son preguntas que te hace gente angustiada": Francisco Moreno

El camino no ha sido fácil...

"Desafortunadamente los casos que más me han marcado en la vida han sido los que la enfermedad ha afectado a uno de los miembros de mi familia. Tuve la tristeza de perder a dos sobrinas por enfermedades de cáncer. Mi esposa murió súbitamente por una hemorragia cerebral. Todo eso me hizo, en ciertos momentos, sentir que lo que daba por otras personas no lo podía hacer por las personas que estaban cerca de mí, lo cual fue una frustración enorme".

"Me llevó a pensar que a lo mejor no debería seguir ejerciendo": Francisco Moreno

Su principal impulso durante los momentos difíciles:

Cuando el doctor terminó sus estudios de medicina interna sentía que era de las pocas especialidades de la medicina que realmente curaba al paciente.

"Muchas especialidades controlan las enfermedades, pero no las curan. Cuando estás en infectología, la mayor parte de las infecciones se pueden curar. Hay algunas que no, pero siento que te da la oportunidad de hacer algo por alguien. Al final, siento que si venimos a este mundo es a hacer algo por nosotros y por otras personas. La medicina siempre me ha ofrecido esa posibilidad", relata el doctor Moreno.

El inicio de su pasión por la medicina:

Hijo de un pediatra, el doctor Moreno acompañaba a su papá cuando daba consultas a domicilio o en su consultorio. La manera en que su padre cambiaba el estado de ánimo de los pacientes y los atendía adecuadamente para que salieran adelante, fue despertando su pasión por la medicina.

"Me gustaba ver cómo registraba a los niños, que podía hacer sonreír a un pequeño que entraba llorando o asustado y que le daba un tratamiento adecuado para que saliera adelante. Todo eso me fue apasionando para ser médico. Creo que desde chico quise ser médico por la admiración y el cariño que siempre le he tenido a mi papá", confiesa.

Lo que vio mientras trabajaba con su padre hizo que al terminar su carrera de medicina y tener la opción de elegir entre medicina interna o pediatría, se decantara por la primera.

"Tuve la oportunidad de trabajar un tiempo con mi padre y me di cuenta de que a mí me gustaba más la interacción con el paciente y eso en pediatría era más complicado: interactuabas con un pequeño que no hablaba, que no te decía nada. La mamá era la que explicaba y durante mi internado me apasionó mucho la medicina interna aquí en el Centro Médico ABC", recuerda el especialista.

"Decidí ser médico internista primero porque me gustó en mi formación como médico y en segundo porque me gusta poder platicar con el paciente, escucharlo, entenderlo... sentir lo que él está sintiendo": Francisco Moreno

Foto: proporcionada por el doctor Francisco Moreno

"Hay momentos que te llenan y te hacen sentir que realmente haces un cambio"

Para el doctor, la alegría en su profesión se encuentra cuando se le puede dar la oportunidad de seguir con vida a una persona que los busca e intenta tener un consuelo en la figura del médico.

"No creo que seamos los directos salvadores de la vida porque creo que no somos dioses, pero sí creo que somos instrumentos que pueden ayudar a cambiar la vida de las personas y las veces que se ha logrado eso, que ves tal vez a una familia que se vuelve a reunir, una persona que estaba grave y que logra salir adelante y puede volver a disfrutar la vida, eso te llena y te hace sentir que realmente haces un cambio en la vida", explica Moreno Sánchez.

"No nada más me he dedicado a curar pacientes, sino también a tratar de educar, compartir mis conocimientos con personas de diferente índole. Creo que eso es ir un poco más allá de nada más tratar de ayudar a alguien, sino auxiliar a un país que lo necesita": Francisco Moreno

Su recomendación para las personas:

Para el doctor Moreno, la preparación y el esfuerzo constante por ser mejores es fundamental para las personas que se quieran dedicar a cualquier ámbito en la vida.

"La recomendación que les daría es que traten de ser lo mejor posible de lo que van a ser. Mi principal sugerencia para todo médico y todo aquel que quiera serlo, es que nunca se olviden que primero somos humanos y que antes que nada hay que ser empáticos con los pacientes y las personas que nos vienen a buscar para solucionar problemas", dice.

"Puedes ser el mejor médico en cuanto a conocimientos, pero si no tienes empatía, te falta ese cariño y no puedes entender lo que te está pidiendo el paciente, entonces estás en problemas", concluye



publicidad

publicidad

publicidad