La meditación podría ser peligrosa para la salud
Vida Sana

La meditación podría ser peligrosa para la salud

Foto en portada: Pexels.com

Afectaría las emociones de los participantes, su percepción sensorial, interacción social, el sentido del "yo" y más...

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 09/01/2020
  • 14:04 hrs.

Durante años hemos escuchado sobre los múltiplos beneficios físicos, mentales, espirituales y emocionales de la meditación. En su mayor parte, estas afirmaciones están fundamentadas. Sin embargo, el llevar a cabo esta actividad podría no ser tan bueno como creemos.

No está claro qué tan relevantes son los resultados para la mayoría de las personas que usan aplicaciones de meditación o toman clases de atención plena, pero un estudio llevado a cabo por investigdores de la Universidad de Brown y la Universidad de California que examinó la experiencia de 60 practicantes reveló que la meditación puede tener efectos secundarios negativos que afectan las emociones de los particiantes, la percepción sensorial, la interacción social, el sentido del "yo" y más.

En dicho experimento, se encontró que los involucrados habían tenido una variedad de experiencias "desafiantes o difíciles" asociadas con la práctica.

 

Image result for meditation

Foto: publicdomainpictures.net

 

Puedes leer: 5 preguntas para saber si tienes el Síndrome del Patito Feo

¿Es peligrosa la meditación?

De acuerdo con Psychology Today, algunos maestros y libros sostienen que su forma de meditar es la "correcta", llegando a descartar otras técnicas y formas "erróneas", pero al tratarse de una actividad que puede realizarse de distintas maneras y con muchas técnicas, hay que proceder con cuidado.

En el caso del estudio mencionado al principio, publicado en el Journal PLOS One, solo incluyó personas en países occidentales que meditaban dentro de una de las tres tradiciones budistas (Theravada, Zen y Tibetanas) y que habían tenido experiencias negativas.

"El estudio Varieties of Contemplative Experience investiga experiencias relacionadas con la meditación que generalmente no se informan, en particular las experiencias que se describen como desafiantes, difíciles, angustiantes, que afectan funcionalmente y / o requieren apoyo adicional.

(...)

Los participantes fueron 60 meditadores budistas (43% mujeres, 57% hombres, edad media = 48,9 años, DE = 13,1, rango 18-76) con igual representación (n = 20) en los linajes Theravada, Zen y Tibetano.

(...)

La cantidad de práctica de meditación antes del inicio de experiencias difíciles o desafiantes varió de 1 día a más de 25 años (media = 7,1 años; DE = 8,0 años). Más de una cuarta parte (29%) de los profesionales se encontraron con desafíos por primera vez en su primer año de práctica, casi la mitad (45%) entre 1 y 10 años de práctica, y una cuarta parte (25%) después de más de 10 años de práctica. Siete participantes (12%) informaron desafíos durante los primeros 10 días de su práctica, y 11 participantes (18%) informaron desafíos durante las primeras 50 horas de práctica", se puede leer en el artículo original.

Casi la mitad de las personas que participaron en la investigación experimentaron pensamientos delirantes, irracionales o paranormales causados por la meditación, así como un cambio en la función ejecutiva, la capacidad de controlarse y hacer las cosas. Una gran cantidad de ellos vieron visiones, alucinaciones, ilusiones o luces que no estaban ahí. Otros, sufrieron falta de motivación que podría deberse a la falta de apego y algunos revivieron recuerdos y emociones negativas.

 

Image result for meditation

Foto: Needpix.com

 

También te puede interesar: ¿Cómo identificar y prevenir los pensamientos suicidas?

Es importante mencionar que existe muy poca investigación al respecto sobre los efectos adversos de la meditación y que no todas las personas pueden llegar a experimentar alguno o todos los síntomas de malestar.

La meditación puede consistir en ponerte en contacto contigo mismo, pero también cambiar la forma en la que interactúas con los demás, y no de buena manera.

Si lo dicen científicos, es por algo...

 

Con información de Journal PLOS One, Psychology Today, Insider, NHS


publicidad

publicidad

publicidad