¿Hacer gárgaras ayuda a eliminar el Covid-19?

Por lo general, el coronavirus ingresa a nuestro cuerpo cuando inhalamos microorganismos que flotan en el aire después de que una persona tosió o estornudó

Hasta el momento no se ha demostrado en ensayos rigurosos si hacer gárgaras realmente previene o trata el nuevo coronavirus Covid-19.

¿Hacer gárgaras ayuda a eliminar el Covid-19?

Al principio, circulaba una teoría de que el coronavirus permanece en la garganta durante unos días antes de llegar a los pulmones. Sonaba lógico porque estos microorganismos son una causa extremadamente común de resfriados y otras infecciones de las vías respiratorias superiores. Además, cuando el Covid-19 causa síntomas, los más comunes incluyen tos seca, fatiga, fiebre, dolores corporales, congestión nasal y dolor de garganta.

Pero… ¿ayuda el hacer gárgaras a combatir el Covid-19?

imagen-cuerpo

Foto: flickr

Puedes leer: Covid-19: ¿Por qué son importantes los ventiladores?

Hasta ahora, la mayor parte del conocimiento de las bacterias que viven en la nariz y la garganta se ha generado utilizando técnicas basadas en cultivos y se ha centrado principalmente en la identificación de bacterias patógenas, explican investigadores de la Sociedad Americana de Microbiología, quienes encontraron que en la garganta, la mayoría de las bacterias eran de phyla Firmicutes (el principal filo bacteriano, que comprende más de 250 géneros), Proteobacteria (Salmonella, por ejemplo) y Bacteroidetes y su distribución era más similar a la encontrada en la saliva.

Investigadores del Centro Médico Internacional de Japón proponen que hacer gárgaras puede ayudar a prevenir y tratar enfermedades en la parte superior e inferior, pues en dicho país el hacer gargarismos es una forma generalmente aceptada de prevenir infecciones en el tracto respiratorio superior (URTI).

Por su parte, un estudio de laboratorio alemán publicado en 2018 en el journal Infectious Diseases and Therapy demostró que la solución usada en dicha investigación para hacer los gargarismos eliminó más del 99 por ciento de los coronavirus que causan SARS y MERS (los cuales son muy parecidos al Covid-19).

“Las gárgaras con enjuague bucal mostraron actividad bactericida efectiva contra Klebsiella pneumoniae y Streptococcus pneumoniae, SARS-CoV, MERS-CoV, virus de la gripe A (H1N1) y rotavirus, que fueron inactivados rápidamente después de 15 s de exposición”, mencionan los autores.

Cabe mencionar que en ambos estudios (Japón y Alemania) a los pacientes se les dio una solución de povidona yodada para hacer las gárgaras.

Las soluciones yodadas se utilizan mucho como antiséptico para el tratamiento y la prevención de infecciones en las heridas, pero pueden tener repercusiones en la salud de las personas.

En el caso de la povidona yodada, por ejemplo, que es una de las soluciones de aplicación tópica que más se encuentra en los botiquines de emergencia, podría producir anomalías graves, como disfunción tiroidea.

Hacer gárgaras podría ser la solución, como plantean las indagaciones antes mencionadas. No obstante, hay quien resalta que no existen pruebas más concretas sobre el beneficio que puede tener esta acción cuando se trata del nuevo coronavirus Covid-19.

“El que hacer gárgaras realmente luche contra los resfriados o la gripe y el coronavirus más grave que se encuentra actualmente circulando permanece indeterminado, ya que la base de evidencia actual es limitada”, dice el ex director de salud pública de la Marina de los Estados Unidos, Neal Naito

imagen-cuerpo

Foto: Youtube

También te puede interesar: ¿Se puede transmitir el Covid-19 por medio de la ropa?

Gárgaras para eliminar el Covid-19: ¿Una opción real?

“La respuesta corta es no. No solo no hay evidencia de esto, sino que dada la forma en que el virus ingresa más comúnmente al cuerpo, hacer gárgaras no ayudará a prevenir la infección”, precisa el doctor Michael W. Smith.

Hay que recordar que el virus ingresa a nuestro cuerpo cuando inhalamos un virus que flota en el aire después de que una persona infectada tosió o estornudó y que otra forma de que el virus ingrese a nuestro cuerpo es cuando tocamos nuestra nariz con nuestras manos contaminadas con el virus.

Por ello, Smith remata:

“En ambos casos, el virus nunca llega a la parte de la garganta que las gárgaras podrían tocar”.