publicidad

Tener contacto directo con tu bebé puede hacerlo más inteligente
Ser padres

Tener contacto directo con tu bebé puede hacerlo más inteligente

(Foto: Pinterest)

Abrazar a tu bebé mejora su desarrollo neurológico, favorece un coeficiente intelectual alto y reduce los niveles de agresividad.

Ser mamá es el sueño de muchas mujeres y desde que el bebé está en la pancita de su mamá tiene una conexión importante con ella, al nacer esto no cambia, ahora se ha comprobado que tener contacto directo con tu bebé puede hacerlo más inteligente.

Muchas madres forman un fuerte vínculo afectivo con su bebé. Este vínculo es la sensación de querer llenar al pequeño de amor y atención. Entre más fuerte sea el vínculo más beneficios tendrán madre e hijo.

También lee: ¿Por qué no debes dejar que tu hijo se desvele?

Tener contacto directo con tu bebé puede hacerlo más inteligente

Un estudio publicado por Cochrane revela que tener contacto piel a piel con tus hijos, durante los primeros 5 meses, mejora su desarrollo neurológico, favorece un coeficiente intelectual alto y reduce los niveles de agresividad.

Los especialistas señalan que al cargarlo en tus brazos y recargarlo en tu pecho, sintiendo su piel desnuda sobre la tuya, le ayudas a ser más inteligente, a tener buena memoria y evitar que se vuelva agresivo.

Además, al tener contacto directo con tu bebé lo llenas de los siguientes beneficios:

-Mantiene y regula la temperatura del pequeño.

-Favorece la lactancia

-Se estrechan vínculos entre madre e hijo y se fomenta un apego positivo

-Mantiene y regula la temperatura del pequeño.

(Foto: Pinterest)

Contacto directo con tu bebé también favorece a su ADN

Un estudio de la Universidad de Cambridge reveló que el contacto piel a piel entre mamá e hijo, a través de los abrazos y caricias, altera el epigenoma (ADN) del recién nacido.

El epigenoma es el cambio bioquímico que influye en la expresión de los genes del cuerpo. Cuando se abraza a los bebés desde que nacen, se produce una metilación del ADN; es decir, un cambio en el funcionamiento de los genes.

Por lo que los bebés que tienen contacto piel con piel con su madre obtienen beneficios como un sistema inmune más fuerte, un metabolismo más acelerado, una menor angustia y un mejor desarrollo emocional y cognitivo.

“Una maduración epigenética más lenta puede reflejar un progreso menos favorable en lo que se refiere a su desarrollo, especialmente psicológico”, señalan los científicos.

El contacto piel con piel también beneficia a la mamá

Un estudio publicado en el diario The American Journal of Maternal reveló que el contacto piel a piel o método canguro puede minimizar, e incluso ayudar a prevenir, la depresión posparto, que afecta en menor o mayor grado a entre un 10 y 20 por ciento de las madres recientes.

(Foto: Pinterest)

Abrazar y besar a tu bebé ayuda tanto al bebé como a la madre, así es que no pierdas la oportunidad de tener a tu bebé cerca de ti, lo llenarás de múltiples beneficios.

Sigue leyendo: Tu hijo puede ser más exitoso si lo amamantas más tiempo 

(Con información de: Naran Xadul y Bebés y más)

publicidad

publicidad

publicidad