publicidad

Síntomas de infección urinaria en bebés
Ser padres

Síntomas de infección urinaria en bebés

Este tipo de infecciones son comunes en los recién nacidos, pero si realizas algunas acciones puedes prevenirlas

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 23/10/2019
  • 13:38 hrs.

Las infecciones urinarias son comunes en los recién nacidos, antes de los tres meses de edad son más frecuente en los niños y después del primer trimestre en las niñas. Uno de los principales síntomas es fiebre, pero hay otros signos que te ayudarán a  saber que tu bebé tiene este problema. 

La doctora Diana María González Pérez, Jefe de Área de Atención Perinatal en la Coordinación de Segundo Nivel del Instituto Mexicano del Seguro Social, explica que el principal síntoma de alerta de esta enfermedad en recién nacidos  y lactantes es temperatura mayor a 38 grados

La fiebre no es el único síntoma, el bebé también puede presentar náuseas, vómito y falta de apetito. Si notas estos signos es importante que lleves a tu hijo al médico para que confirme si se trata de esta infección e inicie el tratamiento con antibióticos.

Un recién nacido requiere hospitalización si presenta fiebre muy elevada o si tiene infección en los riñones, ya que en este caso será necesario administrarle medicamentos endovenosos para que mejore en las siguientes 72 horas, después puede continuar con tratamiento oral. 

La pediatra neonatóloga del Seguro Social indica que hay muchos factores asociados a la infección, uno de ellos es el pañal, generalmente cuando la higiene no es óptima, porque favorece que se acumulen residuos de orina o evacuación. 

Pero no te preocupes, hay algunas acciones que puedes realizar para proteger a tu bebé de estas infecciones, como darle suficientes líquidos; tener buena higiene de manos con lavado frecuente y  uñas recortadas, y cuando vaya creciendo, estar al pendiente de que se lave las manos antes y después de ir al baño.

En la etapa en la que están aprendiendo a ir al baño, es importante que estés al pendiente de llevarlo periódicamente, cada tres o cuatro horas, con el fin de vaciar la vejiga y evitar que se distienda y rebase su capacidad de contención.

También lee: Principales causas de tartamudez en niños y cómo tratarlo 

La doctora González Pérez destaca que si tu bebé tiene una infección urinaria quizá no tenga  repercusión, pero si se repite dos o más veces, es importante que lo revise un especialista para detectar si tiene una malformación congénita de las vías urinarias o una enfermedad asociada como inmunodeficiencia.

Cuando los niños han tenido una infección previa o tienen datos de infección alta en los riñones, el seguimiento es con el nefrólogo para evitar complicaciones graves a futuro, como insuficiencia renal. Así que recuerda estar al pendiente de tu bebé y en caso de notar algún síntoma, llévalo con un especialista. 


publicidad

publicidad

publicidad